-->

Escribe y presiona enter

PDI detecta tráfico de cactus chilenos a Europa

On
PDI detecta tráfico de cactus chilenos a Europa

El tráfico de cactus endémicos de las regiones de Atacama y de Antofagasta, con destino a Europa, detectó la Brigada Investigadora de Delitos contra el Medio Ambiente y el Patrimonio Cultural (Bidema) de la PDI, luego de que se encontraran cuatro mil ejemplares de ellos en Italia.

Las especies que están protegidas, Copiapoa longistaminea, Copiapoa cinerea y Copiapoa grandiflora, son apetecidas por coleccionistas de Asia y Europa y pueden llegar a costar mil euros (912.245 a valor de este martes) cada una.

"Esto es nuevo para nosotros", admite el comisario Marco Orellana, de la Bidema. "Hay que investigar si hay una red", dice.

"El valor más alto es que sean nativos de las regiones de Antofagasta y de Atacama", dice Orellana.

Pablo Guerrero, académico del departamento de Botánica de la Universidad de Concepción, dice que los compradores son coleccionistas especializados que "saben perfectamente lo que están comprando" y son de "altos recursos económicos".

El doctor en ciencias dice que tienen varias características, como que pueden vivir más de 450 años, crecen sólo en la costa del Desierto de Atacama y eso "hace que las plantas se vean distintas". Eso no se logra en un invernadero, por ejemplo, porque "se van a ver diferentes respecto de unas nativas, nacidas en el rigor del desierto".

Como son plantas desérticas, guardan agua, por lo que pueden pasar hasta un año fuera de la tierra, sin morir, según Guerrero. Eso las hace más fácil de transportar si son traficadas.

Explica que algunas de estas especies están en peligro crítico y otras amenazadas, pero "en constante deterioro".

"En los últimos cinco años ha habido un avance de este problema (tráfico), tal vez apoyado por las redes sociales", dice el académico.

"Por lo general estamos hablando acá de cactus que son pequeñísimos, muchas veces tienen el tamaño de una moneda de 100 pesos y la forma de extraerlos es tan fácil, que a veces hasta con una cuchara de té se extraen y en una caja de zapatos pueden caber unos 100", informa Cristian Salas, director regional de Conaf Antofagasta.

Dice que eso explica lo fácil que es trasladarlos de un continente a otro. Agrega que gracias a funcionarios de Aduanas se han logrado detectar algunos ejemplares con destino a Europa, por ejemplo.

"También se logró detectar que hay tráfico de cactáceas revisando las redes sociales, donde se ofrecen", explica Salas.

Click para comentar