-->

Escribe y presiona enter

Universitaria arma laboratorio de botánica en su pensión magallánica

On
Universitaria arma laboratorio de botánica en su pensión magallánica
Catalina Fernández llegó a Punta Arenas el 4 de marzo pasado, justo un día después de que se confirmara el primer contagiado de Covid-1 9 en el país. Alumna de quinto año de Geografía en la Universidad de Chile, la joven se subió por primera vez a un avión y partió desde Santiago al extremo austral para participar en un proyecto Fondecyt que testea los cambios ambientales en la zona del glaciar Grey a través del árbol de lenga.

Este viaje pudo hacerlo gracias al Programa de Movilidad Nacional Estudiantil, que permite a universitarios realizar actividades académicas en otras instituciones a lo largo del país. En su caso, ella iba a la Universidad de Magallanes (Umag). Después sabría que ella fue la única participante del programa en todo Chile que pudo llegar a su destino.

Para aprovecharlo, durante casi un mes ella y su ayudante trabajaron solos en el Laboratorio de Botánica del Instituto de la Patagonia de la Umag. Eso duró hasta que decretaron cuarentena en Punta Arenas. "Pensé que ahí me tendría que devolver; mi profesor me lo preguntó y le dije que no, que había hecho todo por estar acá y quería continuar. Afortunadamente él me dio la opción de traerme el equipo", relata.

El equipamiento

Así fue cómo Catalina transformó en un laboratorio su pieza de la pensión que arrienda, donde comparte cocina y baño. Ahí se dedica a observar los anillos de crecimiento de 71 muestras de árboles con el equipo que puede verse en la fotografía. "Traje una lupa binocular y el carril, que se mueve para medir y almacena la información. Después la envía al computador, donde trabajamos con el programa J2X de medición de anillos para obtener la edad exacta", detalla.

También ha contado con la ayuda de la dueña de la pensión, quien le prestó un segundo escritorio y le ofreció una pieza donde llega más luz natural. Su estadía inicial duraba tres meses pero, debido a la contingencia sanitaria, se extenderá por lo menos hasta fines de julio.

"Ha sido una experiencia muy buena. El tema del viaje es un crecimiento a nivel personal y también profesional", asegura la estudiante. "Mi profesor me permitió participar en las clases de un doctorado donde pude profundizar distintos temas. Me hizo clases Mike Kaplan, doctor especialista en historia glacial de la Universidad de Columbia, fue genial", destaca.

¿Recomienda tomar este programa? "Sí, el convenio está en 18 universidades a lo largo de Chile. No sólo pueden venir a Magallanes, también a otras ciudades".

Postulación abierta

El Programa de Movilidad Estudiantil fue suscrito por los rectores del Consorcio de Universidades del Estado (Cuech). "Mover a nuestros estudiantes entre las distintas instituciones es una instancia formativa muy potente", destaca Leonor Armanet, directora del Departamento de Pregrado de la Universidad de Chile.

El convenio comprende a 18 universidades estatales de Arica a Punta Arenas y está dirigido a estudiantes de pregrado que pueden optar a una pasantía de investigación, prácticas profesionales, memoria, tesis o cursos en alguna universidad de otra región. El programa les entrega ayuda económica para financiar desplazamiento y mantención. "A los alumnos les aumenta la mirada con el abordaje terrritorial de las disciplinas", afirma Armanet.

Por el momento, se puede postular a realizar este programa en forma virtual. Más información en movilidadnacional.cl.
Universitaria arma laboratorio de botánica en su pensión magallánica

Click para comentar