-->

Escribe y presiona enter

¿Son equivalentes 15 minutos de olfateo de su perro a una hora de caminata?

On
Son equivalentes 15 minutos de olfateo de su perro a una hora de caminata
Con el desparramo de pelotas de papeles en una habitación, más trozos de salchichas escondidas entre ellas, el etólogo Vicente Celedón enseña a los perros el juego del olfato para mantener activo este sentido y que gasten energía con el ejercicio para que no anden de malas pulgas en la casa.

El médico veterinario subió a la cuenta de Instagram @dogteacher dos videos con este tipo de juego. "Los perros antes tenían que usar muchísimo su nariz, hoy la han perdido!!! Te conectamos con su nariz y hazlos felices en esta cuarentena!!", precisa en la red social.

Según Celedón, el juego del olfato tiene dos modalidades. Una es libre. Se deja escondida comida por diferentes partes de la casa y el perro debe buscarla. La otra, la mascota espera la autorización para hacerlo. "Técnicamente son 10 minutos al día de aprendizaje y en uno o dos día ya aprendió", resalta el médico veterinario y entrenador.

Objetivo del juego

"Los juegos de olfato se utilizan porque son formas para que el perro gaste energía de una manera tranquila y que finalmente permita el relajo de la mascota. Por ejemplo, jugar con él con una pelota o a la lucha libre, sí, gasta energía, pero queda intranquilo, no cumple con el objetivo de relajarlo, que es lo que nosotros buscamos en cuarentena, no queremos sobreactivarlo, sobreexcitarlo. La gracia del juego del olfato es que el perro queda muy cansado y se va a dormir tranquilo. O sea, cansado, pero no sobreexcitado".

Gasto de energía

"El juego del olfato le permite el descanso neuronal. 15 minutos con el juego del olfato, la mascota gasta mucha energía que equivale, más o menos, a una hora de paseo físico, exploratorio de andar por la calle", resalta Celedón.

Comenta que estos juegos de olfato se ocupan, además, en mascotas con problemas de comportamiento les ayuda a cambiar la asociación emocional que tiene con algún estímulo (contracondicionamiento). "Y ocupamos el olfato porque estáíntimamente asociado a la emoción", acota. Precisa que "el bulbo olfatorio está muy cerca de la amígdala, por lo tanto está comunicado a nivel neuronal, entonces la comida si está asociada a cosas positivas, entonces usamos la búsqueda de la comida con el olfato para cambiar algo negativo del perro".

Resume: "Nosotros utilizamos los juegos de olfato para que las mascotas gasten energía en cuarentena y para trabajar con nuestros perros con problemas de comportamiento", afirma el médico veterinario y entrenador (www.dogteacher.cl).

Usa la cabeza

Erick Lucero, médico veterinario de la Asociación Gremial de Etología Clínica Veterinaria de Chile, Asecvech, cuenta que" por el juego del olfato se estimula uno de los principales órganos que tiene desarrollado el perro. Debe ubicar donde está su premio oculto y sacarlo. Hay que enseñarles, pero sí el olfatear es parte de su esencia y con este juego se busca potenciarlo con estas actividades". Acota que "si este juego equivale a equis cantidad de ejercicio, no hay que olvidar que en la salida a pasear, el perro más allá de estimular el olfato, tiene actividad física, muscular, cardiovascular, usa la vista, el oído, toma contacto con su vida social (otros perros), pero este juego se entiende en el contexto de hoy día"

Lucero estima que "el juego del olfato no reemplaza el paseo, pero sí hace que el perro use su cabeza en otro tipo de actividad, de lo que comúnmente hace. Por eso este juego es como si el perro hiciera un rompecabezas, un puzzle, usa su tiempo en otra cosa, en una búsqueda. Obviamente no reemplaza su paseo en la calle o plaza, pero ayuda a usar el olfato y eso significa que está activando una zona del cerebro y recibiendo recompensa. El juego lo está haciendo pensar para que resuelva un problema y eso cansa".

Comenta que algunas personas ocultan pellets en polerones y el perro los ubica y desarma. "Hay distintas opciones para que no ande estresado, pero es un hecho, están estresados y con problemas de comportamiento. Por ejemplo, algunos hacen sus necesidades adentro de la casa, hay problemas de agresión, destrucción".

El etólogo Celedón confirma que el juego del olfato "no reemplaza el paseo habitual en la calle, pero este juego, en la situación actual, facilita la quema de energía y hace que no lo pase tan mal en cuarentena. Están estresados igual que nosotros".

Click para comentar