-->

Escribe y presiona enter

Habla español que se inyectó la vacuna de Oxford

On
Habla español que se inyectó la vacuna de Oxford
La bitácora electrónica de Joan Pons (45) no registra días con fiebre ni tampoco síntomas asociados a alguna enfermedad viral. Desde el 5 de junio pasado, cuando recibió un pinchazo en su brazo izquierdo con una de las vacunas candidatas contra el coronavirus, debe ingresar a diario, en una ficha clínica virtual, todo lo anormal que pudiese pasarle a su cuerpo.

Pons, enfermero del Hospital General de Sheffield en Inglaterra, es uno de los 10.260 voluntarios del estudio Fase ll y III de la Universidad de Oxford.

La invitación

Hace siete semanas Pons recibió un mail del Hospital Sheffield, que venía con un archivo adjunto. Estaba firmado por la Universidad de Oxford, con sus marcas de agua en cada una de las 15 páginas: "Covid-19, oportunidad de participar en un posible estudio de investigación de vacunas", decía el Asunto.

-¿Sabía algo del estudio?
-Nada. Me sorprendió. Pensépor qué me están enviando esto a mí . Además mencionaban en el mail que necesitaban mi ayuda. Era un documento extenso que entregaba claramente información sobre el virus y la vacuna. A mí me fascinó. También venía un link para acceder a más cosas, donde pude curiosear sobre las tres fases del estudio.

-¿Por qué decidió probar la vacuna?
-Yo ya estaba bastante harto del virus y todavía lo estoy. Ha sido la experiencia más dura de mi carrera profesional. La vida de los pacientes se me escapaba de las manos, los compañeros morían y algunos se enfermaban solo por ir a trabajar. Todo eso está en tu cabeza. El virus les está robando la juventud a mis hijos. No quiero que el coronavirus domine mi vida y me dicte lo que debo o no hacer. Para poder tener los datos en tiempo record la única manera es que los voluntarios sean personas expuestas al virus. Y la mejor manera de hacerlo es usar personal médico. La idea es aprovechar esa circunstancia. Lo de ser voluntario lo pensé esa tarde y en la noche. Al día siguiente lo tenía decidido.

La inyección

En el correo electrónico a Pons le explican que los voluntarios pueden recibir dos tipos de vacunas al azar. Una es contra el coronavirus y la otra es contra el meningococo. Esta última se utiliza para comprar los resultados de la primera. Pons no sabe cuál le pusieron. Probablemente no lo sabrá hasta finalizar un año desde la inyección, fecha en que acaba el seguimiento. En caso de querer salirse del estudio, puede hacerlo. Solo debe permitir que el equipo médico le realice el seguimiento por un tema de seguridad.

A Pons, en un año, deberán tomarle entre seis y doce muestras de sangre para medir la cantidad de anticuerpos generados por su sistema inmune. Esas extracciones serán entre 5 ml (una cucharadita) y 60 ml (cuatro cucharadas) en una visita al hospital.

-¿Le pidieron requisitos para vacunarse?
-Ser mayor de edad, no tener enfermedades crónicas, no tomar medicamentos, no haber donado sangre en los últimos seis meses y no haber tenido síntomas de coronavirus. También se contactaron con mi médico de cabecera. Cuando recibí el mail respondí todo eso, pero después tuve que hacerme exámenes para que ellos pudieran corroborar que lo que decía era verdad. Cuando tuvieron los resultados de los anticuerpos, me enviaron otro mail con la fecha y hora para vacunarme. Fue el 5 de junio a las 14 horas.

-¿Tuvo que ir a Oxford?
-No. En cada región del Reino Unido hay un hospital en que puedes realizarte los exámenes para que determinen si puedes ser voluntario o no. No hace falta ir a Oxford. Está todo muy sincronizado. Hay unos 10 0 12 equipos médicos que hacen seguimiento a los voluntarios. Tuve la suerte de vacunarme en mi propio hospital por mis propios compañeros. Eso sí, no los conocía. Este hospital es enorme, más grande que un pueblo. Trabajamos 17.000 personas.

-¿Dónde lo vacunaron?
-Me dieron a elegir. Como soy diestro, opté por el brazo izquierdo. Te ponen la dosis arriba, en la parte gordita. Me pusieron solo una vacuna. Tengo entendido que será solo una.

-¿Tuvo algún síntomas después?
-Un poco de malestar en el brazo, como si me hubiesen dado un golpe. Pero se me pasó en un par de días. ¿Te has vacunado contra la gripe? Bueno, es lo mismo.

-¿Qué debe hacer ahora?
-Nada, seguir normal. Debo rellenar el cuestionario electrónico todos los días. Si me sube la temperatura sobre 37,8 grados tengo llamar a un número que me dieron ellos. Tener una vacuna para fin de año sería el mejor regalo de Navidad.

Click para comentar