Escribe y presiona enter

▷ Síntomas más frecuentes de los enfermos de Covid-19 en Chile

On
Síntomas más frecuentes de los enfermos de Covid-19 en Chile
Tos, fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular o torácico, pérdida de olfato y de gusto, dificultad para respirar, respiración agitada, diarrea. Esos son los síntomas más frecuentes en los casos tanto ambulatorios como en los que requieren hospitalización por coronavirus, según el último informe epidemiológico del Ministerio de Salud, que abarca los casos hasta el domingo 24 de mayo.

La recurrencia de los malestares cambia de acuerdo con la gravedad del cuadro. Los pacientes leves tienden a presentar solo dolor de cabeza, tos y dolor musculan Los síntomas tradicionales de una gripe suave. Los casos que requieren hospitalización acusan, habitualmente, tos y fiebre persistente, dolor muscular y dificultad para respirar o disnea.

¿Por qué tanta variedad en los síntomas? Según el infectólogo Jaime Rodríguez, jefe de infectología infantil de la Clínica Alemana, "este virus no es solo respiratorio. Es un virus sistémico, que habitualmente afecta al sistema respiratorio, pero no es exclusivo de ahí. También afecta al sistema nervioso central y por eso se produce la pérdida de olfato y del gusto. Altera al sistema digestivo y por eso produce diarrea. Es un virus que si lo testeas precozmente está circulando en la sangre".

El doctor Cristian Deza, broncopulmonar de la Clínica Las Condes, aporta más datos: "Los receptores celulares que usa el virus están, principalmente, en el pulmón y en la vía respiratoria. Pero también hay receptores en el riñón, en el corazón, en las células que recubren los vasos sanguíneos, en los intestinos. Es un virus que puede terminar haciendo cuadros más sistémicos. Por eso da diarrea y el virus puede encontrarse en las deposiciones. Pero son manifestaciones más infrecuentes de la enfermedad".

"El virus ataca al sistema nervioso central, pero no ocasiona enfermedades graves como la meningitis o la encefalitis. Ojo con eso", advierte el doctor Rodríguez. "Pero sí lo compromete un poco, de forma leve, y genera una inflamación pequeña", agrega.

El doctor Deza describe el dañino circuito del virus una vez que entra al organismo: "Ingresa a la vía respiratoria superior (nariz, garganta) e invade las células que tapizan la vía respiratoria, al epitelio respiratorio. Y se empieza a replicar en la mucosa y se multiplica. Toda esa multiplicación viral desencadena una reacción inflamatoria en la vía respiratoria, lo que produce los síntomas".

La inflamación de los tejidos, agrega el doctor Rodríguez, se da tanto por la infección viral como por la respuesta inflamatoria que monta el sistema inmune para destruir las células infectadas. Ese afán protector del organismo puede ocasionar más daño que la misma enfermedad, añade. Se le conoce como tormenta de citoquinas y acaba inflamando todavía más los órganos infectados.

"Las citoquinas son proteínas que genera el organismo y que estimulan al sistema inmune para que sea más eficiente a la hora de controlar infecciones. Pero a veces pasa que se desregulan. Entonces, en vez de reaccionar 100, reaccionan 10.000. Es algo similar a lo que ocurre con los bomberos en un incendio. En su afán de apagar las llamas, a veces, rompen las puertas y tiran y tiran agua", describe el infectólogo.

El doctor Deza entrega un ejemplo concreto de la sobrerreación del sistema inmune: "La dificultad para respirar y la fiebre persistente son síntomas claros de hospitalización. Si un paciente está en la casa tres días seguidos con fiebre sobre 38 y no le baja, y más encima le cuesta respirar, debe consultar lo antes posible, porque significa que la respuesta inflamatoria que se está montando en el pulmón es considerable y puede derivar en una insuficiencia respiratoria".

"Hay que tener ojo con estas tablas", advierte el doctor Rodríguez. "Ningún paciente ambulatorio debería tener respiración agitada o dificultad respiratoria. Todos estos síntomas son propios de alguien que debe ser hospitalizado. Lo que pasa es que la encuesta te mide un punto, el presente. Entonces no sabemos cuál fue el destino de esos pacientes cuando contestaron la pregunta de sus síntomas: quizás se mejoraron sin hacer cuadros graves o fallecieron", agrega.

Click para comentar