Escribe y presiona enter

On
Por qué Gabriel Silber perdió finalmente la presidencia de la Cámara de Diputados
La distancia social entre los diputados de Chile Vamos se fue a la punta del cerro cuando a las 14 horas de este martes, el secretario de la Cámara, Miguel Landeros, anunció que el nuevo mandamás de la corporación para el periodo 2020-2021 será el RN Diego Paulsen, transformándose así en el primer presidente millenial de la Cámara de Diputados y Diputadas, con 32 años, el más joven desde el retorno a la democracia. "Estoy seguro que con hechos concretos esta mesa demostrará que está a la altura. Nuestra prioridad será llevar adelante políticas públicas que apunten a mejorar la calidad de vidas de todos los chilenos", declaró Paulsen. Los parlamentarios oficialistas se agolparon en el hemiciclo a celebrar un resultado sorpresivo, con toques de previsible. ¿Cómo es eso?

El e-mail y las pensiones

¿Por qué perdió Silber? Hechos políticos previos a la votación de hoy dan señales. En marzo del año pasado estalló el escándalo del correo electrónico enviado por un asesor de René Alinco a los 155 diputados en que acusaba a Silber de un supuesto hecho de violencia intrafamiliar, lo que le hizo bajar su candidatura en aquella oportunidad. Si bien la acusación fue desestimada por el 40 Juzgado de Garantía de Santiago y el asesor involucrado pidió disculpas a Gabriel Silber, para el Frente Amplio y otros sectores de oposición el hecho siguió generando molestia. De hecho, este fin de semana el jefe de bancada del Partido Radical Alexis Sepúlveda, le envió una carta a su colega de la DC Gabriel Verdessi diciendo que sería "muy difícil" votar por Silber.

Pero no es el único episodio que generaba molestia entre la oposición. A mediados del año pasado la diputada PPD Andrea Parra acusó a Silber de votar con el gobierno, de apoyar particularmente el proyecto de reforma a las pensiones. El nombre de karol Cariola como vicepresidenta tampoco generaba consenso en la oposición.

Diego Ibáñez, diputado de Convergencia Social, afirma que "el jefe de bancada del Partido Radical puso a todo el Congreso en conocimiento de graves acusaciones contra el candidato de la DC, por lo que parlamentarios de diversas bancadas solicitaron a la DC cambiar el candidato, cuestión que fue desechada por ellos. Se les notificó la baja transversalidad de Silber, pero la DC no quiso coordinarse y dialogar, lo que arrastró a esto. Además faltaron 28 diputados, por lo que era previsible el resultado. Es una pena que estemos viendo este tema cuando hay miles de urgencias que atender. Nosotros estamos por construir una mayoría real, que empuje derechos, probidad y no tener que tropezar por mezquindades".

En tanto la diputada Andrea Parra agregó: "La DC es la única responsable de su propia derrota. Ellos, desde un principio, se inclinaron por responder los llamados de La Moneda en lugar de articularse con el resto de la oposición. Quienes rompieron el acuerdo no fuimos quienes no votamos por Silber, fueron los propios diputados DC que votaron en favor del proyecto de reforma de pensiones que no altera el modelo o en favor de la reforma tributaria que no tocaba a las grandes fortunas del país. Ellos no cumplieron el acuerdo con la oposición y la derrota de Silber no es otra cosa que la consecuencia de una traición permanente".

La votación

Junto a los diputados Francisco Undurraga (Evópoli) y Jorge Alessandri (UDI), Diego Paulsen integraba la lista de Chile Vamos para competir por presidir la mesa de la Cámara de Diputados, una formalidad ya que dichos cargos son llenados año tras año en base a acuerdos políticos. Y honrando aquello ahora le tocaba ser presidente al DC Gabriel Silber, secundado por Karol Cariola (PC) y Rodrigo González (PPD), nombres resultantes del arreglo entre las bancadas de oposición. Teniendo en cuenta aquello la votación de este martes no debió ser más que la ratificación de la mesa encabezada por Silber. Pero no fue así.

A mediodía se abrió la votación, la que según el reglamento interno de la Cámara debe ser de forma presencial. Así cada diputado se levanta de su puesto y deposita en un copón su voto. En medio del proceso hay aplausos de la galería, fotos, a veces consignas políticas y hasta llamados de atención, como cuando Iván Flores, el presidente saliente, les pidió a un par de diputados ponerse su mascarilla. De los 1 55 diputados votaron 127 (el resto está en cuarentena preventiva) y la cosa quedó así: Silber obtuvo 47 votos versus 55 de Paulsen. Como ninguno obtuvo los 79 que se requerían para ser presidente, el proceso se repitió, está vez por mayoría simple.

En esta segunda votación Paulsen obtuvo 58 votos contra 56 de Silber. La sorpresa también se instaló en la primera vicepresidencia que quedó en manos del diputado Undurraga, quien por 61 votos contra 59 desplazó a la compañera de lista de Silber, Karol Cariola. En la segunda vicepresidencia quedó el diputado PPD Rodrigo González, quien se impuso ante su colega UDI Jorge Alessandri por 69 votos contra 56.

"Farra política"

"Reinó la indisciplina. En la oposición se nos adelantó el invierno, increíble como en medio de una crisis sanitaria que nos demanda unidad nos dimos una farra política que instala a la derecha en la testera de la corporación", fueron los descargos de Silber. La DC ahora podría vetar a la mesa de la Cámara de Diputados, apelando respeto al acuerdo político no cumplido. Lo que vino después fueron densas reuniones entre las bancadas opositoras, ya que se pusieron en riesgo todas las presidencias de comisiones (la DC no apoyará a los candidatos del Frente Amplio). El ambiente interno quedó tan enrarecido que el descalabro político opositor, como diría Carlos Pinto, es de consecuencias insospechadas.

Click para comentar