-->

Escribe y presiona enter

Escáner muestra pulmones afectados por coronavirus antes que el test

On
Escáner muestra pulmones afectados por coronavirus antes que el test
Las imágenes que acompañan esta nota corresponden a pulmones observados a través de un escáner.

En la imagen de la izquierda se ve un pulmón sano. Los puntos o pequeñas rayas blancas corresponden a vasos sanguíneos. Todo en orden. La imagen de la derecha, en cambio, es de un paciente con Covid-19. La diferencia fundamental son unas manchas medianamente circulares. Se ven cinco: tres en un pulmón y dos en el otro. Esas son áreas donde el órgano está inflamado.

El doctor Juan Pedro Rojas es el jefe técnico de la Urgencia de la Clínica Alemana, donde se tomaron ambas imágenes. Explica que esta técnica los ha ayudado a confirmar de manera más rápida que pacientes que manifiestan dificultad respiratoria tienen efectivamente la enfermedad. Así, no deben esperar tantas horas por el resultado del examen tradicional.

"Si tienen una frecuencia respiratoria mayor a un número específico, si la oxigenación es bajo 94% o la frecuencia cardiaca sobre 110 0 si se le escuchan ruidos en el pecho, además de hacer el test del coronavirus, se le hace un escáner", describe.

"Lo que muestra el escáner es un patrón que se llama en vidrio esmerilado de neumonia multifocal. Ese patrón es bien característico del coronavirus. Cuando hay neumonia multifocal, el pulmón deja de verse gris oscuro y empieza a verse blanco, como moteado. Eso se ve en varias partes del pulmón. Se dice de vidrio esmerilado, como los vidrios de los baños que se usaban antes", cuenta el urgenciólogo.

El médico explica que hay personas que sólo tienen dolor de garganta y fiebre; otras tienen tos, y otras, dificultad respiratoria.

"Cuando el pulmón se ve con este patrón que describí, significa que el desarrollo de la enfermedad ya está en el pulmón. Ese desarrollo tiene una gama amplia de gravedad. Hay pacientes que pueden tener sólo eso y nunca necesitar oxígeno, pero en otros va progresando y puede hacerlos caer hasta respiración mecánica", asegura.

La radióloga Julia Alegría describe las manchas como "opacidades redondeadas, como de vidrio empañado o deslustrado, de predominio periférico".

"El TAC de tórax no es para diagnosticar a cualquier paciente. No es el objetivo. Este examen tiene una alta sensibilidad para detectar alteraciones, pero para tomarlo va a depender de otros síntomas, como que la persona tenga molestias respiratorias. El escáner también puede ser negativo, que no haya manchas, pero eso no significa que la persona no tiene el coronavirus, porque puede depender de la etapa de la enfermedad en que está y ahí hay que esperar el resultado del test", dice Alegría.

-¿En qué etapa de la enfermedad está la persona a la que corresponde esta imagen?
-Habitualmente la tomografía computada es negativa hasta el quinto día de la enfermedad. Entre el quinto y el duodécimo, y al octavo día en general, es cuando se pueden encontrar estos hallazgos con mayor probabilidad. La paciente de la imagen estaba en el sexto día.

-¿Si la persona empeora van a aparecer más manchas?
-Sí, el pulmón se ve más blanco en más áreas. Es más disperso el blanco.

Una vez que el escáner detecta las manchas, la persona queda hospitalizada. El urgenciólogo lo explica: "El tratamiento es principalmente de soporte, que quiere decir que lo mantienes oxigenando de la mejor manera hasta que finalmente el pulmón se desinflama y la infección ya pasa. A algunos pacientes sólo debes ponerles un poco de oxígeno por naricera. Otros pueden necesitar oxígeno en mayor cantidad, un ventilador mecánico no invasivo o estar conectado con un tubo en la tráquea. Además se trata de controlar la inflamación con antiinflamatorios".

Este lunes, Jaime Mañalich informó que los casos sospechosos de coronavirus (persona con algún síntoma) que cuenten con un escáner de estas características serán considerados casos confirmados.

Es uno de los síntomas del Covid-19
Test detecta problemas de olfato

"Aunque la anosmia, o falta de olfato, y la hiposmia, o incapacidad parcial para percibir olores, no afectan a todos los enfermos que desarrollan el coronavirus, sí sabemos que en el caso de los contagiados asintomáticos se presenta con una prevalencia de entre el 60 y el 90%. Este síntoma permite detectar a gente que no sabe que porta el virus, pero lo reparte".

El profesor del departamento de Ingeniería Química y Bioprocesos de la Pontificia Universidad Católica Eduardo Agosín, define de ese modo la importancia práctica del kit que acaba de crear para detectar esos problemas de olfato y que permitirá separar de los grupos de trabajo, estudio o descanso, a sujetos contagiados de coronavirus, que de otra manera no podrían ser detectados.

El procedimiento es simple. Lo primero es oler una banda de papel que tiene cuatro olores bien conocidos. Una vez que el candidato reconoce el aroma, debe identificarlo con alguna de las cuatro opciones que ofrece el testeador. Si acierta a la primera, sigue su camino. Si no apunta, deberá intentarlo dos veces más. Dependiendo del puntaje, el sospechoso de contagio será descartado o se le derivará a un test rápido para un examen más definitivo.

"La valoración del puntaje -dice el académico- cambia cada día, pues depende de la información que todos los usuarios del kit suban a la nube en internet. Eso explica que en diferentes situaciones y fechas, el mismo puntaje sea valorado de maneras distintas". Agosín aclara que se trata de "un detector primario, no de un test definitivo".

Además, dice que ya están listos para comenzar la producción junto a Alfa Chilena, empresa nacional que se sumó a la iniciativa. "Lo bueno de contar con un kit barato y confiable es que se pueden testear miles de personas", afirma Agosin.

Click para comentar