-->

Escribe y presiona enter

El fashion emergency de Fernando Solabarrieta después del machetazo

On
Fernando Solabarrieta después del machetazo
Fernando Solabarrieta no estaba muy conforme con su imagen frente al espejo últimamente. Este domingo, el periodista deportivo decidió hacer un cambio, motivado también por el encierro producto de la pandemia. "A mí me crece el pelo como a la Pantera Rosa saliendo de la lavadora. Quise emparejar un poquito, bajar el volumen porque hace rato no me lo cortaba", cuenta. El resultado fue catastrófico.

En realidad, era primera vez que agarraba la máquina cortadora para intervenirse el cabello, por lo que desconocía un gran detalle: el aparato funciona con distintos peines de acuerdo a la medida de corte, en milímetros, que se quiera aplicar en la cabeza. "Era primera vez. Agarré la máquina, tontamente, sin saber que había que ponerle unos peines. No sabía eso. Dije: voy a rebajar un poquito los costados. Me parecía a Princesa Leia (de Star Wars) con tanto volumen. Naaada, no cachaba. Me quedó la media embarrada", reconoce el periodista de 49 años.

Primero le dio ataque de risa, trató de emparejarse y "quedé peor". La burla duró horas porque justo en ese momento iba a realizar una videollamada familiar por Zoom. "Yo tengo familia en distintas partes del mundo, pero somos todos natalinos. Mi hermano en Dubai, mi hermana en Roma, mi prima en Ecuador, mi sobrino en Barcelona, más los que están repartidos entre Puerto Natales, Viña, Santiago. Nada más me vieron en la pantalla, empezaron a matarse de la risa. Fue risa a nivel mundial", agrega.

Ivette Vergara, su esposa y animadora de televisión, lo retó. "Ivette me dijo que estaba demente. "¿Por qué no le preguntaste a Nico que cacha más?" ", me dijo. Me retó un poco, otra vez, para variar", recuerda Fernando, entre risas.

Su peluquero prefirió mantener su opinión en reserva. "Yo me corto siempre con Samuel Rubio. El Sami todavía no me ha escrito, debe estar en shock. El me hace un corte que es moderno para mis 49 años, un poco paradito arriba y que llevo hace varios años", cuenta.

Nicolás, su hijo mayor y delantero de Palestino, fue el encargado de corregir el desastre. Como buen futbolista, sabe más de barbería que su padre. "¿Qué te hiciste en la cabeza? Estái loco", me dijo. Pero no fue a propósito. Hoy (lunes) me lo arregló, o sea, bueno, dentro de lo que se podía arreglar. Él tomó cartas en el asunto. Me dijo: "No, papá, no podí quedarte así, déjame ver qué puedo hacer con tu cabeza".

-¿Y en qué consistió el arreglo, Fernando?
-Me emparejó un poquito, el pelón quedó, obvio, porque tendría que haberme injertado pelo. Trató de que los dos lados quedaran parecidos, un poco más decentes. Igual quedé mal.

-¿Se asustó? A estas alturas que el pelo le salga de nuevo...
-Jajajá, ¿qué estás insinuando? Ese temor siempre está, la vejez se me ha evidenciado claramente en algunas cosas, pero en el pelo no. Parece que pelado no voy a ser.

Solabarrieta compartió su nuevo look ante sus 393 mil seguidores de Instagram (@fersolabarrietac). Le llovieron las tallas de todos lados. "Está mejor el corte que los bigotes. Besitos", le puso el Chino Ríos. "Tengo buena onda con el Chino", dice.

-¿Y el bigote?

-El bigote es un homenaje. Mi tío Roque, con el que viví en la adolescencia usa bigote y siempre me dice que lo deje, aunque sé que me queda horrible. En el fashion emergency de hoy el Nico aplicó corte de bigote también.

-Ahora tiene un look de futbolista.

-No, no. Esto fue una equivocación. Yo no me corto el pelo así, nunca pelado a los costados. Bueno, hace unos años me dejé el look que se usaba en esa época. Me peinaba para atrás, bien cortito a los costados y eso estuvo bien de moda. Lo peinaba con cremas. Lo usamos hartos cuarentones, a lo mejor un poco desubicados.

Solabarrieta sigue sus labores en ESPN Radio, por ESPN 2, ahora trabajando desde la casa. "Estamos contentos porque se ha convertido en la señal deportiva más vista de Chile", dice. Dejó su trabajo en T VN y radio Bío Bío. "En T VN no llegué a acuerdo, pero quedaron las puertas abiertas para más adelante si es que se dan las condiciones. Es un momento difícil de los medios de comunicación. En Bío Bío tuve la oportunidad de continuar, pero había una reducción de toda la parte deportiva. Afecta, pero estamos todos los colegas en la misma situación, esperando que se reactive el fútbol y el medio deportivo en general", asegura el periodista.

Click para comentar