-->

Escribe y presiona enter

Claudio Palma se acostumbró a los asados en familia

On
Claudio Palma se acostumbró a los asados en familia
Claudio Palma reconoce que a estas alturas está como mucha otra gente en el país. "Durmiendo mal, viendo pocas noticias". Sin fútbol desde el lunes 16 de marzo, el relator lleva su propia cuarentena en su casa en Las Vizcachas, compartiendo con su esposa Claudia Stuardo y sus hijos Felipe (22) y Javiera (14). El aislamiento les ha servido para el reencuentro familiar, pero también tomaron especiales cuidados en el último mes: su esposa fue diagnosticada con un cáncer de mama en 2018 y estuvo resfriada en marzo. "Pero hay gente más golpeada que uno", dice en todo momento.

Palma recalca que su esposa, con quien lleva casado 22 años, actualmente está bien, sigue con controles periódicos y debe toma una pastilla de por vida. Sin embargo, sus defensas han estado bajas en el último año, por lo que adoptaron medidas de aislamiento. "Mi señora tuvo un cáncer de mama, tuvo mucha radioterapia y después de eso ha pasado muy resfriada, con las defensas bajas. En las primeras semanas de cuarentena estuvimos con mucho miedo porque le agarró un resfrío fuerte, era sinusitis y de ahí en adelante los cuidados han sido extremos. El doctor prohibió que saliera y entrara cualquier tipo a la casa. Mi hija me preguntaba si podían ir a verla y le decía que no", cuenta el célebre relator del CDF.

Recuerda que a su esposa la operaron en 2018, el tumor estaba encapsulado, y coincidió con un viaje a Japón, en su debut en las transmisiones de la Roja en CHV. Un seguro oncológico le permitió atenderse en el sistema privado. Muchos años antes vivió la otra cara de la moneda. "Con mi viejo llegué al Hospital Sótero del Río y estuvo dos horas en una silla de rueda y no lo atendía nadie. Fue un accidente cerebrovascular ", relata.

-¿Se asustó considerando que su señora está en el grupo de riesgo?
-Asusta, sí, pero bueno, han pasado los días y ha habido harto cuidado. Estos últimos días he salido un poquito más. Antes salí para hacer partidos de Francia 98 en el canal. Entré, relaté y volví a la casa. Salgo yo a comprar y vuelvo. Mi señora está bien, aunque evidentemente todo este tipo de enfermedades se tienen que controlar cada cuatro o cinco meses.

Jeannette Dabanch, infectóloga del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, explica los cuidados como paciente de riesgo del Covid-19. "Es importante que las personas con enfermedades crónicas se mantengan en control con su médico. Al igual que en otros virus respiratorios, es muy probable que se afecten personas con defensas alteradas, con tratamiento de quimioterapia o personas con enfermedades autoinmune. Un cáncer altera las defensas de las personas para responder ante cualquier enfermedad infecciosa. Hay que extremar las medidas y de todo su entorno, todos se cuidan para cuidar al que está con más riesgo y evitar el contacto", asegura.

Palma hace ejercicio por las tardes con su señora: se compró una trotadora y acomodó un espacio de gimnasio en la casa. Está en modo teletrabajo para el CDF, ahora relata partidos de fútbol en PlayStation y aprenden nuevas tecnologías: conoció la potencialidad de Instagram (el suyo es @claudiopalmaoficial). "Los domingos el canal me da la opción de hacer un en vivo a las 21 horas, he entrevistado a jugadores de Colo Colo, la U y Católica y me sorprendo cuando cierro cada sesión y pasaron 14 mil tipos por ahí. Es como ufff, entender que la cosa viene por acá. Estoy armando en la pieza un pequeño estudio".

Palma dice que hay días y días en su casa. "Me pongo mal genio a veces como todos los papás de cincuenta años", reconoce. Aprovechó de pintar la casa, jardinea y pasó rabias con su hijo. "En mi época había un grado de responsabilidad mayor, los viejos eran más estrictos y de pronto uno le da a los hijos una tarea, no la hacen y ahí aparece el viejo gruñón. La única orden que le di a mi hijo Felipe era regar seis plantas y se secaron", cuenta, entre risas.

Los domingos son de asado en familia. "Es increíble porque para mí el asado era para los amigos. Ahora compartimos y hago apagar media hora los celulares para conversar. Hay mayor comunicación y he tenido un bonito reencuentro en particular con mi hija. Con mi hijo también, que está en tercer año de periodismo y lo veía poco", agrega Palma.

-¿Qué tal el reencuentro con su hija?
-Ella está en segundo medio y es muy distinta a mi hijo. Es muy extravertida, más rebelde, pensé que iba a sufrir con lo de la cuarentena porque tiene panoramas todos los días. Nuestra relación no era mala, pero no es la que he logrado ahora. Yo no me di cuenta de que no vibraba con sus cosas. Uno como papá critica a los hijos, pero no entra en el mundo de ellos. Descubrí Netflix y la Javita me hace invitaciones a ver películas. Vimos Harry Pottec Pese a que no me gusta la ficción, me hice el tiempo.

Click para comentar