Escribe y presiona enter

On
Tres mil personas llegaron a convocatoria que busca gemelo genético para  niña de 8 años
Con solo ocho años, Catalina Sanhueza enfrenta por segunda vez un diagnóstico de leucemia linfoblástica aguda, un tipo de cáncer a la médula ósea que afecta los glóbulos blancos.

La primera vez fue el 2017. Los médicos le dijeron que debía iniciar un tratamiento de quimioterapia para erradicarla, el cual terminó en octubre del año pasado. Sin embargo, en un control posterior se detectó una alteración en su hemograma, el examen que permite hacer un conteo de glóbulos blancos, rojos y plaquetas. Les dijeron que se trataba de una recaída precoz.

Frente a este panorama, un trasplante de células madre sanguíneas es su única posibilidad de cura, por lo que, en conjunto con la Fundación DKMS, la familia inició una búsqueda para encontrar al gemelo genético de Catalina, alguien que sea compatible, pues sus hermanos no cumplen con los requisitos para ser donantes.

"Buscamos a una persona que por azar genético, comparta las características de compatibilidad de Catalina. Puede estar aquí o en cualquier parte del mundo", explica su médico tratante, el Dr. Francisco Barriga, Director de Hematología y Oncología Pediátrica de la Red UC Christus. Pero, como explica el médico, esta compatibilidad está ligada al origen étnico de las personas, por lo que es más probable encontrar un donante apto acá que en otro país.

Convocatorias

Ayer, en el British Royal School, colegio de La Reina en donde estudia Catalina, se tomaron muestras salivales a voluntarios durante todo el día. "Cerca de tres mil personas se registraron. Es la convocatoria más exitosa que hemos tenido y un hito a nivel mundial", asegura Ignacia Pattillo, directora ejecutiva de la Fundación DKMS, quien agrega que, además, desde que comenzó la campaña para buscar un donante para la muchacha 15 mil posibles donantes se han registrado en el sitio web de la fudación.

Cristian Sanhueza, el padre de Catalina, quien se encuentra hospitalizada, Cristian Sanhueza, cuenta que la menor está feliz por el éxito de la campaña. "Me decía que quería ir para poder estar agradeciendo, pero le tuve que explicar que no podía. Ahora está internada porque le están inyectando un medicamento intravenoso", indica. "En la familia estamos muy esperanzados. Hemos recibido tanta ayuda que creemos que esto tiene que tener un final feliz", agrega el padre.

Este domingo 8 de marzo se llevará a cabo la segunda campaña en Santiago, en el Club Palestino, ubicado en Las Condes. Y, como explican en la Fundación DKMS, la toma de muestras salivales no tarda más de 10 minutos y no tiene ningún costo para los donantes, ya que la fundación corre con todos los gastos.

"Si la persona sale compatible y por alguna razón tienen que faltar al trabajo para realizar los trámites, nosotros incluso le pagamos los días ausentes a su empleador", afirma Pattillo.

Click para comentar