Escribe y presiona enter

On
Sánguche hizo rabiar a Rocío Marengo
El debut de "MasterChef Celebrity" de Canal 13, que anoche promedió 15,2 puntos de rating contra 14,8 de Chilevisón; 8,5 de Mega y 5,7 de TVN, partió con llanto.

Las figuras públicas que conforman esta temporada debieron no sólo despojarse de sus joyas y accesorios apenas entraron a la cocina, sino que además fueron informados de una novedad: debían competir en duplas para las primeras pruebas.

Los equipos quedaron así: Adriano Castillo y Grimanesa Jiménez, Betsy Camino junto a Natalia Ducó, Steffi Méndez y el influencer Ranty, Botota Fox y la actriz Daniela Palavecino, Nacho Pop con Patricio Torres, Carlos Zárate junto a Ignacia Allamand, César Campos y Pablo Ruiz, Rocío Marengo con Marcelo Marocchino y Leo Caprile junto a la ex concursante de "Pasapalabra", Ledy Ossandón.

Sin embargo, estas dos últimas duplas fueron obligadas a desintegrarse, quedando finalmente Marocchino con Ossandón y Caprile con Marengo. El primer desafío fue preparar un plato con diferentes tipos de interiores. El segundo consistió en sánguches: desde lomito hasta el clásico de potito, receta que le tocó a la argentina y al animador local.

El resultado no fue bueno. Marengo y Caprile no lograron dar con el punto de la carne y se convirtieron en los primeros en lucir el delantal negro con riesgo de eliminación. Quedaron sentenciados entre las inmediatas lágrimas de la modelo.

-¿Qué pasó con el sánguche, Rocío?
-Mira, yo nunca lo había probado y es re difícil. Cuando Leo me explicó de dónde se sacaba la carne que teníamos que utilizar me quería morir. Más encima después había que probarlo.

-Los jueces los evaluaron mal.
-Nos dijeron que nos quedó duro. Y ahí me di cuenta que era como tragicómica la situación, no sabía si llorar o reír porque me decían que a mis 39 años mi potito estaba duro, jajajá.

-¿Lo probó?
- Sí, pero no sé cómo es el sabor, así es que tampoco pude opinar mucho al respecto. Me quedé con la intriga y apenas vuelva a Chile me iré a dar vuelta a alguna cancha para probarlo.

La receta

Álvaro Barrientos, chef de "La Fuente Chilena", explica que "este sánguche se hace con la tripa gorda del animal. Es un corte sano y muy sabroso. Puede ser encontrado en las carnicerías antiguas, en La Vega y con toda seguridad en el Matadero Franklin. En casa debe ser lavado muy bien y luego, para suavizar su sabor, cocinado con verduras, tallos de apio, perejil y laurel. Una vez cocido se pica y se dora". Y agrega que "para comerlo el mejor pan es la marraqueta. En ella se debe poner el corte sobre una longaniza. En el estadio o fuera del hipódromo lleva salsa verde, una mezcla de cebolla con perejil bien picado. Hay que comerlo caliente porque si se enfría, la grasa se vuelve menos sabrosa. Hoy es difícil encontrar el corte porque se exporta mucho a Asia".

Sabor nacional

E I documentado cronista gastronómico Roberto Marín Vivado, médico y autor de "Chilenos cocinado a la chilena" y "El manual del asador", celebró en sus libros las virtudes del popular "sánguche de potito" nacional. Él mismo me explicó que está hecho realmente con el recto animal, que por cierto se somete a sucesivos lavados y cocciones. Afirmó que aunque desagrade a quien conozca por primera vez su origen, constituye un bocado realmente sabroso. Cocinado con una materia prima poco costosa, se ha empleado tradicionalmente para ofrecer contundente comida por pocos pesos a los hinchas del fútbol en los diversos estadios y a los hípicos, asiduos del Club Hípico y el Hipódromo Chile. Habitualmente después de largo lavado se mezcla con guatitas de vaca o cerdo, cebolla, condimentos populares y longaniza.

Aunque no es oferta habitual de restaurantes, este sánguche pertenece a esa lista de sabores nacionales que se miran con desdén, pero que hacen escuela. Como ocurre con los deliciosos anticuchos de corazón peruanos y con nuestros caldos de patas, pantrucas, prietas, chunchules y otros interiores y casquerías que se encuentran sólo en cocinerías y picadas. Recetas nacidas hace mucho en la época de matanza del chancho, auténtica fiesta de la sencilla y contundente cocina campesina nacional.

Click para comentar