Escribe y presiona enter

▷ Grupo ayuda a encontrar autos robados: en seis años suman 800 voluntarios

On
Grupo ayuda a encontrar autos robados
Empezaron con ocho integrantes y ahora son 800. El Grupo Búsqueda de Vehículos (GBV) se forjó en 2013, cuando a Hugo Bustos (31) le robaron su Nissan V 16 en Valparaíso. Hizo la denuncia y recorrió toda la ciudad buscándolo. En eso conoció a otras dos personas que habían sufrido lo mismo e intentaban encontrar sus vehículos. En ese proceso se les unieron cinco afectados más y allí tomó forma la entidad, creada oficialmente en 2014.

"Nos contactamos con la Municipalidad de Viña del Mar para poder convertirnos en una Organización No Gubernamental (ONG)", cuenta Bustos, técnico en hardware y software para empresas y representante legal del GBV. El trabajo del grupo consiste en compartir información sobre vehículos robados y, por medio de voluntarios, realizar patrullajes para ubicarlos y entregar la información a Carabineros.

Como resultado de ello, entre 2013 y 2019 han logrado ubicar 1.328 vehículos robados, los cuales fueron entregados a sus dueños después de que se alertara a la policía. Solo en 2019 encontraron 271 autos.

Bustos explica que operan en diferentes regiones del país, entre las que destacan ciudades como Iquique, Concepción, Santiago y Valparaíso.

¿Cómo lograron tener 800 voluntarios en seis años? "Nuestro fuerte es atraer a quienes han sido víctimas de un robo, porque por lo general vienen con un proceso sicológico de querer recuperar el vehículo. Están con la mente posicionada en eso y, por lo tanto, dispuestos a salir a patrullar las calles", explica.

Tanto a través de la cuenta de Twitter del grupo (@GBV_Chile) como por medio de su página web es posible acceder al whatsapp de la ONG, donde los afectados pueden publicar los datos de sus vehículos robados. Con esa información, los voluntarios salen a patrullar por las ciudades. Quienes buscan sus propios vehículos por lo general salen todos los días, después del trabajo, pero el resto de los voluntarios generalmente lo hace dos veces al mes.

Bustos explica que cada integrante paga una cuota mensual de $700 para invertir en los costos derivados de su trabajo. Las rondas generalmente se hacen entre las 21 PM y las 3:00 AM, por los lugares donde han detectado que son los de mayor frecuencia de encuentro de autos robados. De hecho, la ONG dispone de un mapa digital con la información de sus hallazgos.

"Si llegamos a ver una patente que haya sido denunciada a través de nuestro grupo de whatsapp le avisamos de inmediato al 1 33 de Carabineros y tratamos de seguir al vehículo en cuestión mientras la policía llega al lugar", detalla Bustos.

Germán Aravena, conductor de Uber, es voluntario de GBV desde que en diciembre de 2016 le robaron su Renault Samsung SM3, año 2010, en Américo Vespucio, en la comuna de San Ramón. "Iba tranquilo manejando cuando de pronto me hicieron una encerrona. Cuatro personas se bajaron de dos autos y me acorralaron para robarme el mío", recuerda.

A partir de ese momento empezó a publicar por todos lados imágenes de su vehículo, hasta que por medio de Facebook llegó a GBV. Algunos voluntarios justo se encontraban patrullando en ese momento. "Les mandé la patente y lo encontraron en apenas dos horas, en un sector de La Pintana. Estaba tan contento que desde ese mismo momento me hice voluntario", cuenta.

Denuncia en Carabineros

A pesar de que admite conocer la labor de esta ONG, el coronel Francisco Villarroel, jefe del Departamento de Encargo y Búsqueda de Personas y Vehículos de Carabineros, aconseja que las personas "no se expongan a intentar reducir" a los autores de este tipo de delitos, ya que "son grupos delictivos que generalmente utilizan la intimidación para robar los vehículos. Por eso, lo ideal es hacer la denuncia para que Carabineros proceda a actuar con equipos especializados".

En sus patrullajes, los voluntarios no están facultados para retener a nadie, aunque vaya en un vehículo que tenga encargo por robo. El abogado Luis Gálvez, director jurídico GGV Abogados y Consultores, quien es magíster en derecho penal de la Universidad de Chile, explica que "la detención hecha por un particular no puede entenderse como una facultad análoga o similar a la que tiene un policía". No obstante, precisa que el artículo 129 del Código Procesal Penal "permite a los particular retener (a alguien), pero solo en caso de flagrancia y con la obligación de disponer de forma inmediata al implicado a la policía".

1 comentarios:

avatar

Hola, como me puedo unir a la organización. fui victima de robo con violencia 8 tior armados para robarme,

Click para comentar