Escribe y presiona enter

Catalina Olcay y sus 21 años junto a Álvaro Espinoza

On
Catalina Olcay y sus 21 años junto a Álvaro Espinoza
"Nos conocimos haciendo esta teleserie, A todo dar. Me costó conquistarlo... Cuando nos conocimos yo estaba soltera y él pololeando. Yo lo vi en un video y me flechó, después lo vi en persona y no me flechó nada", partió diciendo ahí la también locutora de "Catarzis", de RadioZ.cl (lunes y miércoles, 11 horas). "Después empezamos a ser muy amigos, me caía increíble. Álvaro es muy generoso, es muy buen partner, también es guapo, es muy simpático, tiene un sentido del humor increíble... En un minuto lo vi bailando, no sé por qué, y de repente lo miré y dije ay, lo amo ", terminó ella, omitiendo detalles en el programa sobre su dinámica relacional, aspectos que evoca a continuación.

"No existe una receta para durar tanto con alguien, imagínate, sería la papa saberlo", aborda de entrada Olcay. "Siempre he pensado que tiene que ver mucho con la confianza. Ponte tú, ninguno de los dos somos celosos. Para nosotros es importante tener libertad para ser como es uno".

-Usted habla de los celos, ¿cómo los viven?
-Hay ciertas cosas que a mí me parecen importantes: no me gustaría estar con una persona celosa porque siento que eso denota inseguridad. A Álvaro creo que (le pasa) lo mismo. Si no uno tendría que estar restringiéndose todo el rato, y yo no podría. Siento que las personas celosas no lo pasan bien porque están todo el rato dudando, cuestionándose por cosas como que lo miraron o cuestiones así.

-¿Pero nunca le dan celos? Él es súper atractivo también.
-Si a mí me gusta supongo que a otras personas también les gusta. Cómo podría ser que sólo me gustara a mí, o al revés. Al final lo importante es lo que pasa dentro de la relación y no lo que le pasa al resto.

-¿Qué otra cosa considera importante?
-En relación a la pareja pienso que es trascendente ser relajado en el sentido de entender que cada uno tiene su mundo. Lo clave ahí es aceptar. Tolerar. Uno debe aceptar al otro tal como es y que el otro haga lo mismo, y poder hacer que esas diferencias sean ricas más que lateras. Si son personas que se quieren, por algo se eligieron.

-¿Cómo describe su relación?
-Siento que somos un complemento, estar con alguien que es igual a ti yo lo encuentro fome, ¿o no? La cuestión es que uno se pueda complementar bien. Creo que nadie tiene una receta para tener éxito en esto. En el día a día van pasando cosas y uno las va surfeando.

-¿Cómo enfrentan las diferencias?
-No tenemos discusiones encarnizadas, para nada. No, funcionamos desde el respeto, el cariño. Uno puede tener ciertas diferencias, pero uno las conversa tranquilamente nomás. No me manejo en dinámicas fuertes, mala onda. No me pasa eso.

-Algunas personas dicen que con más edad, hay menos tolerancia.
-Con la vejez o los años uno empieza a entender qué quiere y qué no. Y hay cosas en que probablemente uno más joven aceptaba a contrapelo. Uno podría pensar por eso que uno se pone más cascarrabias o intransigente. Pienso que cuando uno es mayor se empieza a conocer mejor. Y hay que entender también que hay cosas que a uno le gustan y otras que no. Es importante establecer los límites.

Ante el caso de la actriz Catalina Olcay, Ricardo Cariaga, escritor de "¿Por qué nuestra relación no funciona si nos queremos tanto?" (Planeta), les otorga cierta connotación neutral a los celos. "Los celos no son ni buenos ni malos, son más bien como una emoción, como la pena o alegría. Que uno tenga celos no significa que te importe más la pareja, así como la carencia de ellos no significa que te importa menos la otra persona", propone el también creador de Vivir en Pareja, centro de investigación y terapia enfocado a parejas.

Click para comentar