Escribe y presiona enter

On
Rusa de Manos al fuego
Su pelo rubio y lleno de rulos, y sus destellantes ojos azules hacen que Anastasia Zimnikova no pase inadvertida para nadie. La rusa, que se hizo conocida en el extinto programa de Chilevisión "Manos al fuego", sigue gozando del reconocimiento de sus fans, los mismos que la siguen en su cuenta de Instagram (@anastasiazimnikova, 53.9K) y no le pierden pisada.

Sobre todo desde que empezó a trabajar como promotora en diversas ferias cerveceras junto a la marca Kunstmann, con la que lleva cinco años de relación laboral y que representó este sábado en el festival Bierfest en La Reina. "Me encanta la dinámica de este evento, trabajar once o doce horas si es necesario, pero donde comparto con la gente, que es amable y viene a pasarlo bien", comentó de entrada.

-¿Muy cansada?
-No, porque me gusta mucho. El público es pura alegría.

-¿Cuál es su función?
-Sirvo las cervezas y además aprovecho de explicarles (a los clientes) bien las variedades que tenemos. Acá trajimos cinco para el stand donde estoy yo, pero además hay otros tres carritos con más variedades.

-¿Ha aprendido del mundo cervecero?
-Sí. Estoy bien capacitada, así que también pueden preguntarme lo que sea y les doy una cátedra bien completa.

De hecho, Anastasia mostró su expertis sirviendo más de cien schops con espuma perfecta. "El schop siempre se sirve con dos dedos de espuma. Pero acá la gente igual siempre me dice su preferencia, o mucha espuma o poca, para que quepa más cerveza, jajajá"

-¿Y cuál es su cerveza favorita?
-Bueno, me gustan dulces. Lejos mi preferida es una que tenemos con miel.

En medio de tanta euforia cervecera y los 33 grados de calor, la también estudiante de ingeniería comercial y marketing, además se dio el tiempo de sacarse fotos con aquellos que la reconocieron por su efímera fama televisiva o que sólo llegaron al stand atraídos por su pinta.

"Me vienen a pedir fotos, pero también me traen regalos. En otras ferias cerveceras me han llevado libros de sudoku, porque en mis redes siempre he contado que me gusta. También me regalan flores, hasta uñetas me han dejado. No toco guitarra, pero igual lo agradezco", indicó.

-¿Le agrada que la gente aún la reconozca?
-Es sorprendente. Han pasado más de cinco años, pero en este tipo de eventos siempre se me acerca gente. Me miran y me dicen "yo te conozco. ¿De dónde te conozco?", para que más encima yo misma les cuente. No es algo de lo que me agrade hablar, la gente piensa que aún estoy llorando (en el episodio donde participó su marido la engañaba con una modelo), pero ya no tiene sentido.

Regadera sirvió para capear el calor

Apenas entraban al Parque Alberto Hurtado de La Reina, los asistentes a la Bierfest se topaban con un particular recibimiento: un altísimo arco con seis regaderas que lanzaban una lluvia de agua fría fundamental para capear el sol. "Es una idea maravillosa, hace demasiado calor. Por eso creo que deberían implementarla en todos los eventos, conciertos, etc.", indicó Marcela, una contadora de 25 años que estuvo mojándose bajo ellas por al menos diez minutos.

Cerveza de mango, la más requerida

30 expositores cerveceros y 150 variedades de cerveza fueron parte de los números con los que el Bierfest conquistó a su fanaticada. Eso sí, en medio de eso una cerveza destacó más que otras: la versión mango de la marca Mystic Beer, oriunda de El Manzano en el Cajón del Maipo. "Nuestra cerveza está hecha con agua de vertiente y con frutos naturales. Eso hace que nuestra variedad de mango, que es una red pale ale, sea súper requerida", indicó su dueño, Iván Toro.

Click para comentar