Escribe y presiona enter

Evite multas: cuando saque a pasear a su perro, lleve una bolsa

On
Evite multas

Marcando terreno

Es común que las personas recorran con ojo clínico un cuadrante de pasto antes de tomar asiento en plazas y parques. Eso, porque no es nada agradable aterrizar sobre el residuo de una mascota que poco antes estuvo marcando terreno en la zona.

Lo bueno es que poco a poco el chileno ha tomado la costumbre de llevar una bolsita cada vez que saca a pasear al perro, para así evitar que las deposiciones queden al aire libre. Aparte de ser derechamente feo y poco seguro para vecinos y peatones, es un potencial foco de contaminación.

En cuanto a la bolsa, lo mínimo es que sea biodegradable. Y lo bueno es que el mercado ofrece un montón de alternativas diseñadas especialmente para este propósito. Tiendapet, por ejemplo, está importando desde Estados Unidos las conocidas Poop Bags, saquitos fabricadas a partir de una mezcla de fibras vegetales, aceite vegetal y almidón; poseen un sistema que neutraliza los malos olores, por lo que se pueden llenar hasta el tope. Además, cuentan con la certificación del Biodegradable Products Institute. "Este producto tiene una especificación ASTM D6400, que en conjunto aseguran la efectividad de su biodegradación y compostaje comercial exitoso", afirma Francesca Tortello, médico veterinaria de Tiendapet.

Multas en UTM

Sacar a pasear a su perro portando una bolsa no solo le hará un favor a su comunidad. A partir de la promulgación de la llamada Ley de Tenencia Responsable de Mascotas -la llamada Ley Cholito-, también es un deber. Según el artículo 10, el responsable de una mascota o animal de compañía estará obligado a la alimentación y manejo sanitario, "especialmente a la recolección y eliminación" de los residuos. O sea, si un inspector municipal o carabinero lo pilla en un descuido, puede cursarle una infracción que va entre 1 y 30 Unidades Tributarias Mensuales (o sea, entre $49.723 y $1.491.690).

Y aunque algunas comunas cuentan con dispensadores de bolsas en plazas y parques, lo mejor es no confiarse y llevar las suyas. En el comercio se pueden encontrar rollos de bolsas a partir de $1.000, dependiendo de las unidades que necesite.

Compost industrial

Por si no se ha enterado, el compostaje es un proceso biológico mediante el cual microorganismos descomponen materia orgánica (restos de verduras, como cáscaras de papas y tomates; y residuos de animales como vacas, conejos o caballos) que se combinan con hojas secas o viruta de madera: su resultante es un óptimo abono para huertos.

Pese a que las Poop Bags son compatibles para su descomposición en el compost, los residuos de perros y gatos, no. "La diferencia está en la alimentación. Los conejos, vacas y caballos son herbívoros, comen más sano. Los perros y gatos necesitan de mucha proteína", explica Álvaro Pineda, fundador de Sr. Compost, quien explica que en las deposiciones de las mascotas pueden estar presentes microorganismos que podrían contaminar una plantación.

Sobre las bolsas biodegradables, cuenta Pineda, la mayoría sí sirven para compostaje comercial o industrial. "Eso quiere decir que tienen que pasar por un proceso de temperatura sobre los 800 para transformarlas en tierra de hoja. Eso solo se puede hacer en una central de compostaje industrial, pero no en casas", advierte.

Click para comentar