Escribe y presiona enter

Caniulef detalla sus 10 meses internado en clínica de rehabilitación

On
Caniulef detalla sus  10 meses internado en clínica de rehabilitación
Se ve bastante más saludable, sin barba ni bigote, con varios kilos más y un look convencional. Andrés Caniulef (42) acaba de cumplir 10 meses internado en un centro de rehabilitación, en Chicureo, para combatir su adicción a las drogas, desde donde sólo puede salir un par de días a la semana.

Este lunes, el periodista reapareció en "Contigo en la mañana", de Chilevisión. Allí fue entrevistado por Julio César Rodríguez, quien le hizo una nota grabada, y por Monserrat Álvarez, en el estudio.

Antes de salir al aire, en el camarín, el ex conductor de "S.Q.P.' detalla a este diario en qué consiste su problema y cómo lo está solucionando: "Estuve consumiendo dos años de manera más crónica, hasta marzo del año pasado cuando me vi incapaz de seguir avanzando. Estaba colapsado y necesitaba ayuda".

-¿Qué consumía?
-Yo experimenté varias sustancias. Tras el proceso de depresión que viví, vi a las drogas como un remedio, como una forma de escapar de este dolor que sentía. Pero se transformó en un problema peor. Intenté muchas veces dejarlas, estuve en varios tratamientos ambulatorios y de todo tipo, pero nada me había resultado.

-¿Cuánto tiempo debe estar internado y cómo es el proceso?
-Son 12 meses de internación más cinco años de seguimiento yendo una vez al mes. Lo que se busca es que uno se aleje de todo lo que formaba tu entorno en ese minuto. Uno deja la televisión, las redes sociales e internet. Te levantas a las seis y media y te acuestas a las diez de la noche. Hay terapias todo el día para que uno aprenda a conocerse, entienda cuáles son sus fortalezas y debilidades. Se hacen círculos donde uno cuenta su experiencia y es una experiencia que es compartida por todos. Esta es una enfermedad que la viven distintos personajes pero la historia es básicamente la misma.

-¿Tiene tareas que cumplir?
-Hay brigadas de trabajo para hacer las funciones de la casa que tienen que ver con la cocina, el baño, el jardín, las terrazas. Es un mes por cada área.

-¿Cómo logró salir ahora?
-Es un proceso en el que pasas dos meses 24/7 internado, prácticamente no tienes contacto con el exterion Después empieza un proceso evolutivo en el que vas tomando otras responsabilidades. A medida que pasa el tiempo puedes salir los fines de semana un día o dos, siempre a la casa de tus apoderados, que en mi caso son mis papás. No sales solo, sino que con un chaperón. Por ejemplo, hoy yo puedo ser el chaperón de alguien nuevo. El chaperón lleva el control de lo que haces, a quién ves y con quién hablas. Eso tiene que ver con el cuidado de la persona. Hoy puedo salir solo, pero los fines de semana cuando salgo voy a la casa de mis papás, no voy a fiestas, y me puedo juntar sólo con algunos amigos.

-¿Cuántos amigos?
-Pareciera que todos mis amigos estuvieran condenados a desaparecer, pero tengo buenos amigos. No a todos los puedo ver todavía, he visto este tiempo a siete u ocho porque necesito concentrarme en mí. Estoy iniciando un período de reinserción social y laboral. Voy a estar comentando el Festival de Viña en "The Clinic".

-¿Le ha sido muy difícil?
-Ha sido difícil el dolor y la angustia de estar prisionero, que tu voluntad esté secuestrada, que todas tus decisiones estén contaminadas por la droga. Hoy me doy cuenta que tengo una linda historia de esfuerzo que a lo mejor no valoraba tanto como tampoco a mi familia. Ahora me doy cuenta que estoy aquí por ellos y que son incondicionales.

-También recuperó peso.
-Sí, llegué a subir nueve kilos. Me veo en las fotos antiguas y efectivamente estaba muy delgado. Además, estoy jugando fútbol dentro de la comunidad. Por eso estoy más grande.

-¿Teme a las tentaciones?
-Más que miedo, me hago responsable del proceso que estoy haciendo. Estoy en abstinencia total. De hecho, fumaba y lo dejé. Es parte de lo que uno va despojándose. También estoy desconectado del celular y redes sociales. Al principio fue difícil porque uno no entiende que sea tan restrictivo. Nos permiten ver televisión una hora al día, que es básicamente el noticiero. Me tocó vivir el estallido social dentro y como periodista me provocaba el querer saber qué estaba pasando, quería reportear, estar ahí. Tener que verlo a medias fue raro.

-¿Se siente preparado para el alta?
-Yo me siento bien, me siento seguro, hoy la rehabilitación se hace carne. Pero también uno aprende que la humildad, el entender que hay gente que sabe más que tú es lo más sabio, y por eso hay que vivir el proceso completamente. Después darse el tiempo para hacer tus cosas. La vida es la que voy a llevar fuera del hogar, pero dentro de él he aprendido a afrontar las cosas de mejor forma, lo que durante mucho tiempo no hice. Hoy me siento feliz.

"Te levantas a las seis y media y te acuestas a las diez de la noche. Hay terapias todo el día"

Click para comentar