Escribe y presiona enter

On
Los datos imprescindibles para los jóvenes afectados por la suspensión de la PSU
¿Qué pasa si la prueba se interrumpió en medio de la rendición?
La respuesta queda en manos de los jóvenes. “Si consideran que contestaron suficientes preguntas y no quieren dar otra prueba, les calculamos con eso”, aclara Leonor Varas, directora técnica de la PSU. La opción de darla otra vez también está disponible. “En todos los casos donde hubo dificultades se ofrece poder dar la nueva prueba y ellos deciden”, añade.

Si el local se suspendió, ¿qué hacer?
Se comunicará a cada estudiante su nuevo local de rendición, por correo electrónico o por teléfono. El Demre también tiene un número telefónico de orientación (2 2978 3806).

Ir a las oficinas en Ñuñoa, según Varas, no es recomendable ya que cada persona será contactada.

¿Cuándo sabrán qué pasará con sus pruebas?
Este jueves el Consejo de Rectores se reunirá en Santiago. Ese día se comunicaría públicamente el plan para aquellos alumnos que estaban asignados a locales donde el examen no se pudo dar y se anunciaría cuándo se concretará, para ellos, la aplicación.

¿Y si pudieron dar una prueba, pero no el resto?
Varas señala que en este tipo de casos, las pruebas que se pudieron rendir sin problemas se consideran válidas. Por ejemplo, si alguien dio la prueba de Lenguaje y en la tarde, no pudo dar la de Ciencias, no es necesario que repita todo el proceso y dé el primer test.

¿Qué pasa si no hay más recintos en la comuna?
Esto ocurrió en lugares como Quellón, en Chiloé, donde la única sede habilitada para que los jóvenes rindieran la PSU sufrió una toma durante la noche del domingo.

En un escenario así, se buscan agotar opciones de otros lugares en la comuna y si esto no es posible, la siguiente alternativa es encontrar un lugar en otra localidad aledaña.

En caso de que se deba recurrir a esto, los encargados del proceso gestionarán el traslado de los postulantes a esa ciudad.

Click para comentar