Escribe y presiona enter

Corredor de buses de Independencia lleva 18 meses de atraso

On
Corredor de buses de Independencia lleva 18 meses de atraso
En enero de 2017 comenzaron a ejecutarse las obras del corredor de buses del transporte público en Independencia, que en el caso de esa comuna mide 4 kilómetros entre Avenida Santa María y Dorsal. "El plazo original era de un año y medio. Por lo tanto, por contrato la obra debió haber terminado en julio de 2018. El corredor de buses lleva 18 meses de atrasos", cuenta Gonzalo Durán, alcalde de Independencia.

¿A qué se debe el retraso? "A varias cosas. Hubo una demora importante en la entrega de los terrenos como efecto de la expropiación, en la entrega material del terreno del Serviu Metropolitano a la empresa. Una segunda razón son los problemas de coordinación por parte del Serviu, que es el órgano responsable del contrato. Una tercera razón es la indolencia de algunas empresas privadas en la eliminación y desconexión de sus redes subterráneas, lo que fue generando retrasos en las obras en superficie. Una cuarta razón es que es un proyecto tiene muchas complejidades", afirma el jefe comunal.

Y explica que, durante estos tres años, en un tramo del corredor aparecieron cañerías muy antiguas y fue complicado tomar decisiones para trabajar porque no aparecían en los planos y no se sabía si tenían o no agua. Otra complejidad inesperada fueron los canales subterráneos, "que no estaban previstos y que obligaron a hacer gestiones con la Dirección de Aguas Públicas, la Dirección de Obras Hidráulicas y con los canalistas del Maipo. Es decir, a nivel subterráneo, que es lo que la gente no ve, es donde está ocurriendo la mayor cantidad de retrasos".

¿Y cómo lo viven los habitantes? Durán destaca que "tenemos calles cerradas, lo que ha provocado problemas de acumulación de basura, de microtráfico, de tránsito y de seguridad ciudadana. Además, los vecinos han tenido que caminar por veredas en mal estado, con altos niveles de deterioro, con tierra, polvo en suspensión y basura. Esto ha significado también la proliferación de estacionamientos irregulares sobre la Avenida Independencia. O sea, todo esto ha generado un nivel de dificultad importante".

Lo que dice el Serviu

Desde el Serviu Metropolitano reconocen, vía correo electrónico, que las obras que se ejecutan entre Avda Santa María y Dorsal actualmente "tienen un avance del 83% de ejecución" y que el 17% restante "responde a la gestión y avance que las compañías de servicios deben realizar para llevar a cabo la totalidad del proyecto. Estas modificaciones involucran un tiempo no menor, debido a la envergadura y complejidad de los trabajos que se deben realizar", por lo cual la entidad "debe necesariamente esperar que esas modificaciones concluyan".

Según afirman, "a través de una instrucción formal de su directora, Juana Nazal Bustos", el Serviu "está enfocado en lograr subsanar estas dificultades a la mayor brevedad", por lo que participa en reuniones "de control mensual con empresas de electricidad y telecomunicaciones".

Juan Pedro Sepúlveda, doctor en ingeniería industrial y académico de la U. de Santiago, destaca que la situación "genera muchos problemas no sólo para los habitantes de Independencia, también para muchos otros que deben transitar por ahí, lo que se explica por la incompetencia para una adecuada gestión. Pareciera que para las autoridades esto no tiene un sentido de urgencia o que tiene que pasar algo grave para que den soluciones".

Y destaca que el diseño, construcción e implementación de los corredores ha sido uno de los grandes problemas de Transantiago (actual Red).

En tanto, Jorge Inzulza, doctor en Urbanismo de la Manchester University (Reino Unido) y profesor de la Universidad de Chile, considera que este proyecto tiene un "alcance crucial" por la localización del corredor.

"Si cualquier persona, sobre un mapa de Santiago, pone un compás en el punto donde está la Plaza Armas se dará cuenta de que Independencia es una comuna pericentral, es decir, que bordea la comuna céntrica. Por lo tanto, tiene todas las posibilidades para ser un gran lugar; pero se tiene que mejorar la calidad urbana con iniciativas como este corredor, que genera externalidades positivas", afirma.

A su juicio, si se compara Independencia "con otras comunas pericentrales (como Providencia), no ha avanzado como ellas porque su Plan Regulador Comunal ha demorado mucho en actualizarse. El Estado debiera impulsar una planificación estratégica y hay además una falta de visión de los municipios para impulsar proyectos privados, pero equilibrados en relación con el territorio donde se emplazan".

Según Isabel Matas, máster en diseño urbano de la Universitat Politécnica de Catalunya (España) y coordinadora del área urbana de la Escuela de Arquitectura de la U. Mayor, "lo peor que puede pasar es justamente lo que pasa ahora: que el corredor esté parado. Porque eso es malo para todo el mundo, sobre todo para los que pasan, viven o tienen comercio ahí".

Agrega que "es súper claro que, cuando salió esta noticia, hace tres años, el Metro no sabía que se estaba planeando un corredor de transporte exclusivo ahí y Transantiago no sabía que se estaba planeando una línea de tren subterráneo ahí. Todo lo demás han sido parches".

Click para comentar