Escribe y presiona enter

Dueños de barbería cuentan cómo partieron: invirtieron desde $1.500.000

On
Dueños de barbería cuentan cómo partieron
El viñamarino Edison Astudillo (33) es un apasionado por los negocios. De hecho, siempre se las ingenia para emprender en algo. Con su pareja tienen un centro de manicure y hace cinco años abrió una tienda de zapatos. Cada vez que viajaba a Santiago para proveerse de productos, solía ir a las barberías de la zona, dado que en Viña del Mar no había lugares especializados en entregar ese servicio.

Viendo el potencial que tendría el primer local exclusivo para hombres en Viña, decidió incursionar hace tres años en el rubro. Para ello, se informó harto con varios barberos sobre cómo funcionaba el negocio y juntó cerca de $1.500.000 para abrir su primer local. $700.000 los utilizó para el pago del arriendo, garantía y la comisión del corredor. El resto se fue en infraestructura y decoración.

"Como no sabía cómo me iba ir, decidí hacer una inversión muy básica. Compré cuatro sillas estilo taburete, que me costaron $20.000 cada una. También compré cuatro espejos, cuatro repisas, un futón y un escritorio. Empecé con algo súper sencillo", comenta.

Partió con tres barberos, a quienes les paga una comisión del 50% por cada trabajo realizado. Todo lo que iba ganando lo fue invertía en la misma empresa. Tan buenos fueron sus resultados que a los seis meses compró nuevo mobiliario, como sillones —que le salieron $250.000 cada uno- y un lavapelo. También adquirió un televisor, un PlayStation y pintó todo el local.

"Mi consejo es partir con algo bien básico y acogedor. A veces el corte queda en segundo plano, lo que importa es que uno trate bien a los clientes. Por eso les ofrecemos té o café en invierno y bebidas frías en verano. También pueden jugar PlayStation mientras esperan su turno", cuenta.

En su local también ofrece artículos de vestir, accesorios y calzado. Sus ganancias son variables pero se mueven entre $800.000 y $1.500.000 al mes.

"El negocio es rentable. Hoy existen un montón de barberías en Viña del Mar, por eso la clave es destacarse frente al resto", asegura.

Ofrece distintos tipos de servicios, como diseño de cejas ($1.000), corte normal ( $5.000), corte degradado ($6.000) y barba ($5.000).

Tips para triunfar

El venezolano Manuel Arrieta (31) vive hace tres años en Chile. En su momento se percató que existían pocos centros especializados en estética capilar masculina en el país. Durante un año trabajó en una universidad como ingeniero informático, así que ahorró cerca de $2.000.000 para iniciar su negocio en este rubro: XY Barbería.

"La inversión inicial dependerá de los tipos de muebles que vayas a comprar, hay algunos que son mucho más costosos. En mi caso inicié con sillas y repisas más sencillas pero en el camino fui mejorando. Todo lo que invertí lo recuperé en seis meses, después seguí invirtiendo y compré sillones nuevos y repisas más modernas. Gasto harto también en publicidad en redes", menciona.

A los barberos les paga una comisión del 45% por cada trabajo. "Pese a que hay más locales, sigue siendo un negocio rentable porque hay mucha rotación de personas, siempre llegan nuevos clientes", asegura.

Hace poco inauguró un nuevo local cerca del Metro Bellas Artes, con una inversión mucho más elevada: $4.000.000.

"Quisimos apostar por un local a full"

El administrador de empresas Lucas Parolin (30) junto a otros tres socios -su pareja, que es cosmetóloga; su mejor amigo, ingeniero en metalurgia y la hermana de éste, que es trabajadora social-, decidieron lanzarse hace tres años en el rubro de las barberías, dado que observaron que faltaba una propuesta moderna en este ámbito.

"Vimos que habían pocos competidores en el mercado, por lo que era un buen momento para entran Quisimos apostar por un local a full, dentro de lo que podíamos gastar en ese momento", relata.

Invirtieron cerca de $25.000.000, que se gastaron en arriendo, infraestructura, decoración y muebles.

A los dos años inauguraron otro centro en Providencia y hace poco abrieron uno en Viña del Mar. Ahora se alistan para el debut de un tercero en Ñuñoa.

"La clave del éxito es ser ordenados, nosotros somos súper estructurados a nivel general. De hecho, cada uno tiene su área establecida. Tenemos una estructura empresarial que les falta a algunas barberías. Ninguno de nosotros es barbero, entonces vemos las cosas desde otro lado", declara.

Click para comentar