Escribe y presiona enter

On
Municipio porteño confirma que hará la celebración de Año Nuevo en el Mar
Cada 31 de diciembre la costa del litoral sur de la Región de Valparaíso se llena de colores y de visitantes que con alegría esperan un espectáculo de fuegos artificiales para recibir el nuevo año. Valparaíso, Viña del Mar y Concón dejan sus diferencias políticas de lado y se unen en un show pirotécnico que siempre apuesta a sorprender.

Sin embargo, y por la incertidumbre de qué podría ocurrir en las ciudades durante esas fechas debido al descontento social que se ha evidenciado en mayor dimensión durante las últimas tres semanas y la falta de soluciones concretas que permitan destrabar el conflicto social, hay varios eventos que se han debido suspender, siendo el último de ellos la Teletón, que se realizaría a fines de noviembre. En el caso de la región, hay quienes llaman a analizar las medidas de seguridad del evento de Año Nuevo en el Mar (que suma a las comunas de Valparaíso, Viña del Mar y Concón hace años), que los tres alcaldes se reúnan a evaluar la situación o, derechamente, a que se suspenda.

En tanto, desde el comercio esperan que para esas fechas haya un ambiente que permita hacer la festividad para recuperar lo perdido y mejorar sus economías de cara a 2020.

Desde la Municipalidad de Valparaíso, el administrador municipal, Claudio Opazo, confirmó que "en cuanto a realización del tradicional evento Año Nuevo en el Mar, donde las tres comunas (Concón, Viña del Mar y Valparaíso) se unen para realizar un espectáculo inigualable, no se ha analizado su suspensión, puesto que es la oportunidad de revitalizar el comercio y turismo porteño. Se calcula que en cada versión de esta fiesta ciudadana llega cerca de un millón de personas a disfrutar de las bondades de estas tres ciudades, por lo que será una buena oportunidad en el plan de reconstrucción y recuperación de Valparaíso".

Reunión con municipios

Además, explicó que "existen contratos que no permiten suspender o no realizar el evento, dado que está licitado por cuatro años, lo que sería un daño al patrimonio municipal, pues habría que pagarlo de igual forma", pero de todos modos señaló que "en los próximos días sostendremos una reunión con las otras municipalidades para analizar las medidas que se adoptarán para velar por la seguridad de todas las personas que presencien este espectacular show pirotécnico".

En tanto, desde la Municipalidad de Viña del Mar informaron que se sigue trabajando para hacer el Año Nuevo en el Mar, mientras que desde el municipio conconino no entregaron respuesta a las consultas.

Aun así, hay quienes ven necesario que los jefes comunales de las tres ciudades se reúnan para analizar la situación. "Sería bueno que se coordinaran los alcaldes, porque lo peor que podría pasar es que una comuna haga el evento y la otra no, mejor mantener la normalidad en cuanto al Año Nuevo, pero sí en todo el borde costero creo que habría que asegurar más policías para que no haya campamentos en las playas, que en la Plaza Sotomayor no haya desmadres, por ejemplo", planteó el concejal PC de Valparaíso, Iván Vuskovic.

"Nosotros tenemos un convenio hasta el próximo año y nos complica no hacer el evento porque nos lo van a cobrar igual. Por otro lado, está el tema que a la región llega más de un millón de personas y, desde el punto de vista de la recuperación de la economía para los locales chicos, no se debería cancelar nada, sino que habría que tomar medidas adicionales para la seguridad y suspender esas fiestas grandes que hemos hecho como municipio, y que cada uno venga a ver los fuegos y nada más. Eso permite que venga la gente y quienes arriendan el balcón de su casa y los hoteles que hacen cenas y ofertas se vean beneficiados. Dado lo mal que está nuestro comercio local, las manifestaciones y todo el salvajismo que ha habido, sería a muy útil que se hiciera", añadió.

Considerar a pymes

El concejal UDI Carlos Bannen, en tanto, aseguró que este "es un análisis que se debe realizar en su momento, pero no soy partidario de tomar la determinación ahora de suspender o no el Año Nuevo en el Mar por dos razones: una, porque aún no sabemos por cuánto tiempo se va a extender el estallido social. Nosotros esperamos que la violencia vaya terminando rápidamente y sólo queden las legítimas demandas de la ciudadanía. Y segundo, porque hay que considerar que los más afectados por el vandalismo y los hechos de violencia de las últimas semanas han sido las pymes, el pequeño comercio y el turismo. Con pérdidas millonarias, con imposibilidad de trabajar y con un horizonte bastante oscuro sobre cómo cubrir sus gastos y el pago de sus trabajadores. Entonces si de antemano coartamos la única posibilidad de al menos volver a levantar el turismo y el comercio en la ciudad, terminaremos por hundir definitivamente al sector".

Añade, por otra parte, que "es evidente que si pasado el mes de diciembre persisten los hechos de violencia y el estallido social, habrá que tomar decisiones complejas, pero que serían bajo la premisa de no generar un conflicto de inseguridad mayor y también como una señal de empatía por lo que está sufriendo Valparaíso, la región y el país. No obstante, si de aquí a una o dos semanas más esto se logra ir normalizando, creo que el Año Nuevo en el mar, con todas las atenuantes y medidas para para evitar hechos que lamentar, puede ser tal vez la única esperanza para que podamos ir recuperando un sector como el turismo y el comercio, que son claves para la actividad de la ciudad y con miles de personas que viven de los trabajos relacionados".

En tal sentido, planteó que "si se logra realizar el Año Nuevo en el Mar, hay que tomar medidas de seguridad, tal vez incluso pensar en más zonas de actividades a lo largo de la ciudad, pero con menos cantidad de personas, con la colaboración del mundo civil y organizaciones sociales y con el debido resguardo de las policías. Tampoco se deben descartar actividades también durante el día, para que el pequeño comercio, locales y la gastronomía local puedan tener opción de vender sus productos".

Incertidumbre

Para el presidente de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos de Valparaíso, Guillermo Risco, "el Año Nuevo en la bahía es una tradición porteña, pero de acuerdo a lo que estamos viviendo, en una total incertidumbre, donde el Presidente de la República no es claro y preciso con un mensaje claro a la población con respecto a lo que queremos, seguiremos viviendo al filo de la ley y a veces pasando por encima de la ley. No me atrevo a opinar al respecto, pero sería lamentable que el Presidente siga pensando como gerente y no como Presidente. A lo mejor los fuegos artificiales podrían ser un encuentro y un abrazo fraterno de los chilenos por la patria que todos queremos diseñar".

Además, dijo que "sería bueno" que los alcaldes se reunieran para discutir esto, "y aprovechar esa reunión para que en conjunto envíen un mensaje al Presidente a que sea capaz de darle una salida clara a su país".

En viña

"Creo que sí se debería realizar este evento, que también forma parte de la tradición de los que vivimos aquí, en el borde costero. Es uno de los pocos eventos que son realmente transversales, masivos y gratuitos. Ese evento se debería mantener y tengo la firme esperanza de que vayamos avanzando hacia una normalidad cada vez mayor y que vayamos reemplazando las marchas por los cabildos, las conversaciones, los acuerdos, las reformas, el análisis de cuáles son las demandas de todos los chilenos y cómo colaborar para que esas demandas se hagan realidad pronto", comentó Macarena Urenda, concejala UDI de Viña del Mar.

Eso sí, agregó: "Desde luego que tiene que haber medidas especiales de seguridad, como cualquier evento masivo en todo el mundo, y también creo que los alcaldes involucrados tendrían que conversar porque aquí son miles de personas las que se trasladan, hay niños, adultos mayores, gente con problemas de movilidad y hay que pensar siempre en la seguridad de las personas".

"se deben reunir ahora"

La edil DC Laura Giannici aseveró que "los alcaldes se tienen que reunir ahora y ver estrategias y soluciones comunes para evitar que se sigan produciendo hechos lamentables que afectan el diario vivir de vecinos y vecinas, y luego pensar qué hacer ante los requerimientos urgentes de las protestas y si se van a gastar en este momento tantos recursos en fuegos artificiales".

Para el presidente de la Agrupación de Juntas de Vecinos Plan Viña del Mar, Sergio Ostornol, "hoy es anticipado dar una opinión, pero es lícito hacerse la pregunta y analizar para orientar la decisión. La colocación de la orden de compra de los pirotécnicos y su entrega toma varias semanas; por tanto, es recomendable y oportuno revisar. De todas maneras, creo que es una materia que los alcaldes con sus jefes de seguridad, además de las juntas vecinales deberían desde ya reunirse a analizar y decidir. De lo que se decida deberá hacerse un plan de seguridad especial".

"suspender por este año"
En el caso de Concón, el concejal DC Marcial Ortiz sostuvo que "el Año Nuevo en el Mar es un espectáculo familiar y regional. Nosotros, en nuestra comuna, hemos hecho las cosas con mucha anticipación, como corresponde, y hemos firmado contratos por servicios a prestar al municipio, sin saber lo que pasaría hoy. Pero siendo muy responsable con los acontecimientos del país, de la región y también de la comuna, debería el municipio conversar con las empresas involucradas y suspender por este año los fuegos artificiales".

En tal sentido, el edil informó que "el municipio está realizando gestiones, pero creo absolutamente necesario que los alcaldes de las tres comunas se reúnan pronto y ojalá tomen una decisión conjunta".

Por su parte, Adriana Marinetti, concejala UDI de Concón, señaló: "Para mí es un tema muy importante que debemos abordar junto con el alcalde y el Concejo Municipal para ver si se dan las condiciones de hacer el Año Nuevo en el Mar. Creo que son cosas que se deben conversar, ver si logramos que se haga, cuáles van a ser las medidas adicionales de seguridad para las personas y como hay una alianza se tendrán que reunir los alcaldes para saber qué van a hacer. Creo que en este minuto hay que pensarlo".

"Existen contratos que no permiten suspender o no realizar el evento (...) está licitado por cuatro años, lo que sería un daño al patrimonio municipal"

Comercio: "Sería lamentable no hacerlo"

Para la Corporación Regional de Turismo es muy necesario que el evento de Año Nuevo en el mar se realice. Gianni Rivera, vicepresidente de la entidad, espera que "se pueda realizar de manera segura y que sea una celebración como siempre ha ocurrido, no obstante que enfrentamos una situación anormal y excepcional. Por lo mismo espero que en la fecha de Año Nuevo, es decir, en casi dos meses más, podamos tener una situación más normal. En ese sentido, esperaría que los planes de la celebración siguieran como están, pero siempre estando atentos a que las circunstancias puedan cambiar. Soy un optimista y espero que a la fecha la situación esté solucionada". En ese sentido, Rivera dice que lo ideal sería poder tener más certezas "en este mes de noviembre", pues de otra forma "sería muy duro para el comercio en Valparaíso y la región no hacer el evento. El comercio formal e informal se vería muy afectado, ¿cuántas familias trabajan en esto?, todos sabemos que esto es muy importante para ellos y sería muy malo por la cantidad de alojamientos, de consumo, de demanda. Valparaíso, Viña y Concón, y el litoral completo se revoluciona y eso apalanca fuertemente el ingreso económico. Sería muy duro y lamentable no hacerlo".

Click para comentar