Escribe y presiona enter

On
Instalan el último espejo de la planta solar Cerro Dominador: son 10.600
¿Qué pueden tener en común la planta de Concentración Solar de Potencia Cerro Dominador, ubicada 100 kilómetros al suroeste de Calama, cuya energía podría iluminar una ciudad como Iquique, con un pequeño girasol? La relación existe y está en que tanto la mega construcción del Norte Grande como la planta de maravilla operan de la misma forma para captar la energía solar: lo siguen en la medida que se va moviendo.

El viernes 15 y tras cuatro años de trabajo, se instaló el último espejo de los 10.600 que componen el sistema.

Su rol es seguir el movimiento del Sol para captar los rayos solares y reflectarlos hacia la punta de una gran torre de hormigón que está en el centro del sistema. Para e lo tienen dos movimientos: uno lateral sobre su eje y otro pendular, adelante y atrás. Cada uno tiene 140 m2 de superficie, con 32 celdas cada uno y un peso de 1,8 toneladas.

Una vez que los espejos reflejan el Sol, lo envían a la punta de una torre de hormigón de 243 metros de altura, la segunda más alta de Chile luego de la torre Costanera Center.

Concentrados todos los rayos solares en la punta de la torre, son captados por un panel que, mediante intercambio calórico, calienta sales líquidas de nitrato de sodio y de potas.o. Estas conservan una alta temperatura cuyo calor se traspasa al agua de una caldera, que a su vez genera vapor que pasará por una turbina. Esta produce la energía eléctrica (ver infografía ).

"Este hito es muy importante, ya que fue el trabajo de muchos años. La instalación del último espejo es un logro y muestra del compromiso con esta planta, que se ha transformado en ícono de la transición energética", indica Fernando González, CEO de Cerro Dominador.

A diferencia de una planta fotovoltaica, la conservación del calor mediante las sales permite al sistema generar energía incluso en la noche, con una autonomía de 17 horas y una potencia de 110 megavatios.

El proyecto, que debiera estar operando en el primer semestre del próximo año, es propiedad de El Global Energy Partners y está siendo construido por Acciona y Abengoa.

Además del sistema termosolar, el complejo, ubicado en la comuna de Sierra Gorda, cuenta con una planta fotovoltaica que genera 210 megavatios y que ya está en operaciones. Todo por una inversión de US$I .300.000.000. La planta tiene una superficie de 700 hectáreas y el círculo de espejos, un diámetro de tres kilómetros.

En junio pasado, el gobierno anunció un plan de descarbonización, según el cual para 2040 Chile habrá eliminado las generadoras en base a combustibles fósiles. En ese proceso, las Energías Renovables No Convencionales son cruciales. A la fecha, en el país existen 144 plantas solares, las que se hacen cargo del 7% de la generación del sistema. Un puesto más arriba, con el 8%, está la energía eólica y en el tercer lugar la biomasa, con 2%. "Las energías renovables, convencionales y no convencionales, generaron el 45% la electricidad que consumimos en el 2018. Eso va a ir en aumento porque tenemos mucho potencial, tanto que incluso podríamos transformarnos en exportadores de energía limpia para toda la región. Hoy, sólo en energía solar tenemos en construcción proyectos por casi US$I .800.000.000", señala el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.

Click para comentar