Escribe y presiona enter

On
Campaña con Eduardo Cruz Johnson en zunga ganó premio internacional
Las imágenes liberadas en octubre del año pasado mostraban a un caballero en zunga por las calles de Santiago. Era identificado como Eduardo Cruz Johnson (62), "ex conductor de TV" y "experto en bronceado", individuo que además de saludar abuelitas, bailar de forma coqueta y mostrar un perturbador parecido a Julio Iglesias, aparecía tomando sol.

"En mi vida siempre me he caracterizado por tener un bronceado perfecto... mi secreto es usar un buen aceite bronceador... créanme, los he usado todos", locuteaba el mismo tipo para continuar con una loca idea fuerza. "Lubrax es el peor aceite bronceador, pero el mejor aceite para tu motor", finalizaba desde adentro de un solarium, sosteniendo un recipiente de plástico.

Tal spot, a cargo de la agencia MRM/ /McCANN Santiago, provocó en su tiempo caritas sonrientes, comentarios lúdicos y muchos artículos en medios de comunicación, que celebraron el énfasis juguetón e irónico del registro, el mismo que a poco más de un año volvió a figurar, esta vez para toda Latinoamérica.

La noche del jueves, en Cartagena de Indias (Colombia), la campaña en cuestión, que también exhibió la participación de Botota Fox y Vane Borgli, fue coronada en los premios Effie, galardones que celebran lo más granado de la publicidad del subcontinente.

"Ganamos el Effie de Oro a Mejor Campaña de Influenciadores. No lo podíamos creer, porque es un premio súper completo que mide los tres aspectos de una campaña: la efectividad, la estrategia y la creatividad", sostiene disfónico desde Colombia Cristián León, director creativo de la agencia. "Perdona la voz, es que celebramos hasta muy tarde", sigue él, orgulloso.

¿Qué tan importante fue Cruz Johnson con zunga en esto?
Fue clave. Cuando presentamos la campaña, el primer guión que ofrecimos fue el suyo y obviamente nadie se esperaba verlo en zunga caminando en la calle... a la gente le gustó y eso se notó.

Alfredo Alonso, publicista y ex rostro de espacios televisivos afines como "Dr. Spot" y "El señor de los avisos", reconoce la importancia del galardón. "Es un premio muy difícil de ganar, es bien trascendente porque mide la eficiencia publicitaria, saber si funcionó o no funcionó la campaña", analiza, para luego detenerse en la figura de Cruz Johnson. "Todos los chilenos teníamos a Cruz Johnson en nuestras mentes ultra bronceado, entonces agarrar ese detalle y ponerlo al servicio de la campaña es valorable" comenta él ganador dos veces de la versión loca de los Effie.

¿Qué te parece el spot?
Me recordó al comercial de Carlos Caszely, protagonizado por él mismo donde llegaba triste con la mamá por perderse el penal de 1982. "En dos semanas más nadie se va a acordar", le decía ella. Reírse de uno mismo es clave siempre. Llama la atención. También el hecho de que Cruz Johnson sea conocido abrió puertas y causó mucho interés.

"Cuando me avisaron del premio sentí orgullo de haber participado en este comercial", asume el gran protagonista de todo este artículo, el mismísimo Eduardo Cruz Johnson. Con voz radiofónica continúa: "Me gustó bastante trabajar en él, me río de mí mismo y de esta manía que tenía para verme bronceado. Para mí es como un anticomercial. De cualquier forma es una gran satistacción, me alegró el día, yo creo que todo el fin de semana. Quedo con la autoestima muy alta".

Dos fuentes de más arriba creen que usted fue clave en el premio.
Nunca pensé la gran repercusión que iba a tener el comercial. Te repito que estoy muy contento. Mis hijos me felicitaron, se mataban de la risa. Todos concordaron que era un buen comercial, pero igual estoy impresionado de los comentarios positivos.

Aparecía con zunga multicolor en el spot, señor Cruz Johnson.
Jajajá, así es. Yo soy de zunga, incluso más atrevidas que las que salen en ese comercial. Más cortas y chicas.

¿Posible rostro de zungas?
Estoy siempre disponible para participar en publicidad...

Click para comentar