Escribe y presiona enter

On
Christell explica su llorado paso por Rojo Ando muy sensible
El martes 13, una semana después de debutar como concursante de "Rojo", Christell Rodríguez (21 años) lloró después de que el jurado la dejó en capilla. Cuando Roberto Van Cauwelaert, el encargado de hacer el backstage del programa de TVN, le preguntó la razón de sus lágrimas la cantante respondió que "es (un tema) netamente personal. No voy a dar detalles, porque en realidad es algo que no me debería afectar".

La cantante, que se hizo conocida hace 16 años por imitar a María José Quintanilla en "Rojo" y más tarde por interpretar el tema "Mueve el ombligo", también se mostró afectada en pantalla el miércoles 14 y el jueves15. "Quizás caiga, llore y sufra, pero siempre, siempre me levantaré y lucharé y sobre todo reiré y sonreiré, porque el propósito de Dios en mí es más poderoso que cualquier problema o situación", posteó en su Instagram la noche del jueves, un día antes de ser eliminada del programa, lo que se vio este viernes. Para mí ha sido bacán estar en el programa", dice Christell minutos antes de retomar los ensayos de la presentación que haría este viernes para defender su continuidad en el programa, algo que no logró.

¿Por qué lloró entonces?
Ando muy sensible y ese día en particular (martes 13) andaba más sensible por algo que a estas alturas ya no me debería afectar. Muchas veces me dejan mensajes pesados en Instagram. Bueno, es algo que también le pasa a mis compañeros, pero esta semana me llegaron insultos derechamente y me costó manejarlo. Para mí es un tema sensible y se me juntó con que era la primera vez que estaba en una competencia como cantante. Primera vez que soy evaluada en público. Tengo problemas de seguridad, trabajo diariamente para lograrlo.

¿De qué forma lo trabaja?
Hay distintas formas. Tengo una libretita donde voy escribiendo frases que me gustan y que me levantan el ánimo, así las leo cada cierto tiempo. Todas las mañanas recuerdo mis logros, sacrificios y esfuerzos. Sirve darse el tiempo para uno, para recordar las cosas buenas.

Tal vez ha sido mucho estrés con sus estudios de fonoaudiología y la presión de estar en un programa diario.
Este semestre tengo dos ramos nomás (Christell está en segundo año de fonoaudiología en la Universidad de Las Américas de Viña del Mar), de lo contrario no me habría metido a "Rojo". Lo nuevo es escuchar que me evalúen. Llevo años cantando, pero nunca me habían corregido. Jamás he estudiado canto. Las críticas del jurado las tomo bien. Yo también soy súper autocrítica y me sirve escuchar otras opiniones.

¿Cómo vivió la exposición diaria?
Hay que tomarla con madurez. Claramente es más difícil escuchar críticas en público a que te las dijeran en privado. Pero también me recuerdo que mi desempeño en el programa no va a determinar mi calidad como artista. Tengo un largo camino por recorrer y esta es una experiencia más.

¿De cuál jurado le costó más recibir sus críticas?
Neilas (Katinas) es muy duro para decirlas. Las opiniones que más me interesaban eran las de Maitén (Montenegro) y de (Cristián) Natalino. A Maitén la admiro desde que era chiquitita. Hicimos muchos eventos juntas. Con su academia (de baile) hicimos una gira por Estados Unidos. Natalino es exigente, pero está bien.

¿El programa fue más exigente de lo que se imaginaba?
Yo había visto el programa antes de entrar y sabía a lo que me debería enfrentar. Cuando acepté participar lo hice conscientemente. Puse en una balanza los pros y los contras y decidí entrar porque creí que sería una buena experiencia. No me arrepiento de haber tomado la decisión. Tras ser eliminada, Christell reconoció "me hubiera encantado estar mucho más tiempo mucha gente me echaba de menos así que me pudieron ver un ratito en la tele y esto no para, yo voy a seguir en esto, esto es lo que amo y lo que me lena. No tengo duda del talento que Dios me ha dado y voy a seguir creciendo porque es mi principal objetivo en esta vida, espero volver algún día", afirmó segundos antes de abandonar el escenario del programa de talentos de TVN.

Click para comentar