-->

Escribe y presiona enter

Rogelio Rojas ganó juicio a mujer que lo acusó por Facebook de abusos

On
A 41 días de prisión y a una multa de 2 UTM ($98.066 a julio) fue condenada una mujer que en Facebook dijo que el comediante Rogelio Rojas, Cuyo nombre verdadero es Hugo Urzúa Ajraz (43), había abusado de ella el 6 de febrero del 2016. La mujer -comerciante talquina de 44 años- no tiene antecedentes, de modo que el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago le cambió la pena de reclusión por la de firma mensual ante Gendarmería durante un año. Según el fallo del tribunal, Urzúa y la mujer se conocieron en un bar del Barrio Brasil y concordaron una segunda cita, que se concretó en el departamento de él, en Santiago centro. Allí, según el relato de Hugo en el tribunal, "estuvimos en la cama haciéndonos cariño y besándonos". pero luego se percató de que ella era casada. "Entonces le dije que mejor se vistiera y que yo la iba a dejar en un taxi" Hugo Urzúa no tuvo noticias de la mujer hasta el viernes 6 de julio del 2018. Ese día varios conocidos suyos, del ambiente artístico, le avisaron de una publicación en Facebook en que ella contaba cosas de esa noche del 2016. En lo medular decía lo siguiente: "Desperté de madrugada tirada en la alfombra con mis pantalones y ropa interior hasta los tobillos. Te pregunté qué había pasado y me dijiste nada". El posteo agregaba: "Aunque pasó ya más de un año, no temo en decir nada. Soy yo, Natalia, yo. Trata de bajar mi publicación (o denunciarlo) como spam. Te espero en Cavas (Centro de Atención a Víctimas de Violencia Sexual) de la PDI".
Rogelio Rojas ganó juicio a mujer que lo acusó por Facebook de abusos
Hugo Urzúa decidió demandarla por injurias graves y calumnias con publicidad. Según el artículo 412 del Código Penal, la calumnia es "la imputación de un delito determinado pero falso", mientras que la injuria, según el artículo 416, es "toda expresión proferida 0 acción ejecutada en deshonra, descrédito o menosprecio de Otra persona". Durante el juicio, la defensa de Hugo Urzúa expuso que él fue víctima de "imputaciones constitutivas de esos dos delitos, lo que se acredita con los vínculos en la internet ya citados". Además, que "se han irrogado daños y perjuicios cuya reparación ha de exigirse en la etapa procesal que corresponda". Por supuesto, el tribunal citó a declarar a la mujer. En el estrado, la acusadora dijo que hizo público el caso el 2018 porque "nunca supo si existió o no abuso o si le sacó fotografías, por lo cual se sintió vulnerable". 

Agrego que otro motivo fue que "en esa época habían aparecido denuncias contra otros sujetos conocidos y decidió no quedarse callada". Según se lee en el fallo, durante el juicio ella "hizo presente que no realizó denuncia alguna a los organismos correspondientes por vergüenza, falta de apoyo e información, pero el apoyo llegó dos años y medio después". Durante el alegato, Hugo Urzúa dijo que no sólo perdió trabajo y amigos y que su imagen se deterioró porque labora en medios de comunicación, sino que recibió amenazas. El tribunal, luego de escuchar a los testigos y evaluar las pruebas presentadas, consideró a la mujer como "autora del delito de injurias graves por escrito y con publicidad cometido en grado de consumado" en perjuicio de Urzúa, pero desechó los cargos presentados de calumnias graves y con publicidad. 

Durante el proceso no se analizó el posible abuso. El juicio fue solo para analizar legalmente la denuncia a través de Facebook. El abogado Víctor Mallea, representante de Urzúa e integrante del estudio jurídico Mallea & Asociados, destaca que la mujer nunca denunció el hecho ante la policía o el ministerio público entre el 2016 y el 2018. "Lo relevante, más allá de la pena, es que esto sienta un precedente, porque toda la gente se siente ahora con el derecho de publicar (en redes sociales) cualquier cosa de otra persona, sin medir consecuencias", agregó. No fue posible contactarse con la denunciante para esta nota.

Click para comentar