-->

Escribe y presiona enter

Estas listas de compras delataron a Natalia Guerra

On
A principios de junio, la Brigada de Investigaciones Especiales de la PDI (BIPE) ya había identificado la casa donde con toda probabilidad se escondía Natalia Guerra Jequier, quien llevaba dos años escapando de la justicia tras ser condenada por parricidio en el caso de la Secta de Colliguay. La policía descubrió que su actual pareja era quien hacia todo lo necesario para mantenerla oculta: arrendaba las distintas casas donde vivieron, pagaba las cuentas y hacía las compras.

Natalia no necesitaba siquiera asomar las narices y es lo que hizo con disciplina espartana. El comisario Juan Pardo reconoce que hicieron todo lo posible para verificar que Natalia Guerra se encontraba en aquel lugar, una parcela de media hectárea ubicada en un condominio de Isla de Maipo, pero no tuvieron éxito. "Lo ideal hubiese sido que saliese de condominio y una vez en la vía pública, la podríamos haber detenido porque nos bastaba con la orden de captura vigente", dice. "Pero nunca salió y nunca la vimos tampoco asomarse por alguna ventana. Y siendo una propiedad priva- da, no podíamos llegar y entrar sin una orden, y la orden no la tendríamos sin indicios claros de su presencia en el lugar". Entonces, a mediados de junio, probaron otro método. Decidieron buscar en la basura alguna señal que verificara la identidad de la mujer. 

Pero aquí tampoco era llegar y abrir una bolsa de basura. "La basura en este condominio suele ser depositada por los residentes fuera de cada vivienda, la que luego es recogida por un servicio que es distinto al común", explica Pardo. "No la recogen esos camiones que tragan a basura, sino un simple camión tres cuartos con pick up. Cierto día, cuando este camion recogió la basura de la casa, nuestros funcionarios identficaron el lugar donde fueron depositadas esas bolsas en el pick up. Luego, cuando el camión salió del condominio, las bolsas fueron incautadas, no antes. No podían ser incautadas antes porque seguían estando en una propiedad privada". Una de estas tres bolsas incautadas contenía cuatro papeles donde aparecían escritas a mano sendas listas de compras. 

En un papel se leía: "Meiggs. Arena gatos, pesa más grande, pilas 2025 AAA, cepillo de dientes, cepillo de pelo, frazadas". En un segundo papelito, muy ajado, se distinguía: "Cerveza, leche, azúcar rubia, guantes de cocina, hamburguesas". En otro: "Bidones de agua, tomate, manzana, plátano, lechuga, zapallo". Y en un cuarto papel, aparecía la frase "Durban cookies, 30 corte", que se refiere a una cepa de marihuana que se utiliza terapéuticamente. Según la página leafly.es, sirve para calmar el dolor y el estrés. Estas listas de compras fueron remitidas a peritos caligráficos de la PDI para que verificaran si habían sido escritas por Natalia Guerra. Para ello las compararían con un texto del existía la certeza que había sido escrito por Natalia. Paulina Müller, perito documentalista, caligráfico y miembro del Colegio de Peritos de Chile, dice que este trabajo consiste básicamente en identificar los llamados "gestos tipo", una forma única e inconsciente para escribir ciertos caracteres. "Cada persona tiene un gesto propio que no es igual a ningún otro.
Se analizan distintos factores: forma, inclinación, calibre de los trazos, la energía al trazar, la tensión que imprime a las líneas, la trayectoria de inicio al final... Habitualismos que en la literatura se les conoce como idiotismos, porque son elementos que incorporas a tu trazado estés consciente o no. Y es imposible no incorporarlos. Incluso puede que intentes disimularlos, pero a partir del segundo o tercer trazado van a aparecer", explica. En la imagen que aparece abajo en esta página, aparecen identificados por e perito de la PDI algunos de estos gestos tipo: el número 3, la i y la r. "Esos son ejemplos de gestos tipos o idiotismos", explica Müller. "El cerebro los repite inconscientemente". La pericia de la PDI arrojó un 100% de concordancia entre la lista de compras y el manuscrito con el que se comparó. Al día siguiente, la mañana del martes, la PDI ingresó a la parce a de Isla de Maipo y detuvo a Natalia Guerra. En estos momentos ya se encuentra en el Centro Penitenciario Femenino de Santiago.

Click para comentar