-->

Escribe y presiona enter

Cómo neutralizar malos olores de la casa

On
La ecóloga y académica de la U. Central, Jadi le Mussa, dice que ciertos olores en la casa merecen tratamiento particular, más allá del acto de ventilar. Se pueden combatir con elementos que están en la mayoría de los hogares y que tienen la capacidad de descomponer las moléculas del mal olor, como el café, el bicarbonato o el vinagre. Las mascotas, por ejemplo, generan hedores a los cuales sus dueños se acostumbran, pero que las visitas sí perciben. 

Para mitigarlos, Mussa recomienda mezclar agua y vinagre blanco (en partes iguales) con una cucharada de bicarbonato y aplicarlas con un atomizador. "Aplique en alfombras, sofá y mantas. En camas de sus mas- cotas, puede poner bicarbonato, dejar reposar por varios minutos y luego pasar la aspiradora. El bicarbonato y el vinagre ayudan a neutralizar cua quier tipo de mal olor", asegura. De los muebles antiguos (clóset, escritorios, veladores, buffet) suelen desprender un olor a humedad bastante desagradable. 

Cómo neutralizar malos olores de la casa

La putrefacción de la madera se debe a procesos de oxidación promovidos por hongos que perforan la madera, según explica Waldo Díaz, doctor en Microbiología y director del Molecular Microbiology and Food Research Laboratory de la U. San Sebastián. "Se trata de basidiomycetos y ascomicetos, que son considerados xilófagos (comedores de madera) que dejan residuos de color pardo o blanco en la superficie de los muebles", describe. Para evitar la colonización de hongos, Díaz sugiere cubrir con barniz o laca, pero principalmente evitar la humedad de ambiente, que es gatillante de los malos olores.

Mussa aconseja limpiarlos con una mezcla de agua fría y bicarbonato. "Procure no humedecer el paño en exceso para que la madera no se estropee. Después, ponga en su interior café molido. Cierre el mueble y deje que el café actúe toda una noche. Luego retírelo con a aspiradora", indica.

Otro olor complejo es el del tabaco. Díaz precisa que existen miles de sustancias químicas presentes en este olor. 'Son compuestos muy penetrantes que contienen resinas, como el alquitrán, que impiden su fácil remoción de las telas. También están el vinilo ye benzopireno. Entre los gases más peligrosos están el monóxido de carbono y otros que tiene olores ácidos picantes, como el amoniaco, ácido sulfhídrico y el formaldehído", comenta el microbiólogo. 

Mussa asegura que el vinagre puede ser el mejor aliado a la hora de quitar el olor a tabaco. "Puede poner tres cucharas soperas de vinagre de manzana y agua en un pulverizador, y luego esparcir esa mezcla en aquellas zonas donde el olor se haya concentrado. También las velas encendidas consiguen eliminarlo", describe. 

Cuando se cuecen algunos alimentos como los pescados, se desprende aromas desagradables. Para eso, Mussa recomienda cerrar las puertas de los dormitorios y de los clóset cuando cocines, ya que bs textiles absorben rápidamente los olores. "Para aromatizar la cocina puede hervir agua con cáscaras de limón y un par de palitos de canela", sugiere. Jadil le recomienda lavar a menudo el tacho de la basura, que es otra fuente de hedores desagradables. "Se puede ser añadir un puñado de arena para gatos en el interior, que tiene la capacidad de absorber los malos olores", recomienda. 

Cuatro aromatizantes para hacer en la casa

Mussa dice que es súper fácil preparar su propio ambientador casero, ya que todos ingredientes se encuentran en el hogar. "Necesita una botella spray, jugo de limón, agua (200 ml de cada uno) y bicarbonato (80 gr). Debe ingresar todos los elementos a la botella, agitar bien y rociar en los ambientes", dice. También se puede hacer otro con canela y clavo de olor. "En una olla chica mezcle una taza de agua, otra de vinagre, una cucharada de extracto de vainilla, otra clavo de olor y dos ramitas de canela. Se hierven todos los ingredientes durante dos minutos, se cuela, y luego se enfría. Luego debe meter todo en la botella y agitarlo antes de usar", detalla Mussa. 

Otra idea es hacer pequeñas bolsas (pueden ser porosas) y rellenarlas con clavos de olor, canela, vainilla, pétalos de rosa, lavanda, romero, eucalipto, entre otras. "Se ponen en el auto, en el clóset, en cajones o en cualquier otro rincón de la casa", dice. Carola Berríos, terapeuta floral y maestra en herbolaria antigua, tiene una receta con propiedades relajantes: "Se necesita un palo de canela, una cáscara de mandarina, un clavo de olor, alcohol de 950 y un frasco de 250 cc. Los ingredientes se ponen en el frasco y se dejan macerar durante 15 días. La mezcla se pasa por un colador a otro envase y mezcla se puede usar en forma de difusor con varillas o como spray".

Click para comentar