-->

Escribe y presiona enter

Esta es la historia de cinco hermanas que fundaron juntas una viña

On
Esta es la historia de cinco hermanas  que fundaron juntas una viña

La Viña Las Cinco Hermanas tiene un nombre, digamos, literal: está dirigida por las cinco hermanas Marchant Ruiz-Tagle, todas aficionadas al mundo del vino. "Este nombre representa nuestro sello diferenciador y es lo que más llama la atención; pensamos en otras opciones, pero lo que nos distinguía era ser familia y hasta el momento ha funcionado súper bien", cuenta Valentina, cientista familiar.

Además de Valentina están María José, abogada; María Ignacia, ingeniera comercial y maquilladora; Patricia, diseñadora; y Teresita, quien está próxima a estudiar ingeniería civil.

¿Pero cómo terminaron trabajando las cinco juntas? Resulta que la viña, ubicada en Cabildo, Región de Valparaíso, era antes un campo de paltos propiedad de su papá. Dada la crisis del agua, él le entregó el terreno a sus hijas, quienes la convirtieron en una viña. "Nos dijo no quiero hacer nada acá, háganse cargo ustedes ", recuerda Valentina.

Las hermanas Marchant ya llevan cerca de tres años en esto y han lanzado dos vinos: Río Lua 2018, que es un ensamblaje, y un rosé (acá, su catálogo: hÜps://bit.lyL3gEmVhr). Se dividen las tareas de acuerdo a sus fortalezas. "Nos ha unido harto trabajar juntas, pero es difícil porque cada decisión pasa por todas. Si hay que aprobar un flyer para un concurso, cada una tiene que decidir qué le gusta, entonces todas las decisiones son más lentas", admite Patricia.

-Patricia, ¿cómo diferencian entre el tiempo de hermanas y el tiempo de ejecutivas?
-Nos ha costado mucho organizarnos. Tratamos de hacer reuniones y nos ponemos a conversar otras cosas. Pero cada una tiene sus tareas; nos vemos mucho, almorzamos, y siempre está el tema del vino.

-Valentina, ¿se ve a futuro trabajando en esto full time?
-Tengo mi propia empresa, pero esto es algo a lo que le veo mucho futuro. Me gustaría seguir, no sólo porque me gusta mucho el vino, sino porque nos une como familia y nos deja un legado único.

-¿Las ha unido como hermanas?
-Sí, hablamos mucho, estamos todo el rato conectadas. Incluso nos vamos a tatuar el sello del vino, que es una flor. Hemos llegado a un punto de confianza y de hermandad en el que nos encanta estar juntas.

-María Ignacia, ¿cómo evalúas la experiencia?
-No es fácil, somos todas súper distintas. Pero es un desafío súper entretenido, especialmente porque ahora que estamos todas más grandes nos ayuda a unirnos y tener siempre una relación cercana.

Hermanos & Jeans

Nader, Cristián y Nelly Abuyeres son los gerentes de Amalia Jeans & Concepto y Paradise Jeans, empresas de larga data en Patronato y con más de 20 años en negocio textil. Son hermanos y trabajan juntos desde jóvenes: su padre murió cuando ellos eran pequeños; junto a su madre, se han hecho cargo de los negocios.

"Al trabajar entre hermanos la exigencia es mayor. Se trabaja mucho más de lo normal, pero la administración es mucho más fácil. En familia se dicen las cosas como son y todo debe funcionar sí o sí, ya que todos entendemos nuestro objetivo en común: ser los mejores en el rubro. Además, es mucho más fácil localizar falencias en áreas específicas y desarrollarlas. Para trabajar en familia cada uno debe tener una labor distinta y así todo anda bien", resume Nader.

¿Es buena idea trabajar en familia?
De acuerdo con Benjamín Toselli, presidente ejecutivo de IT Hunter, empresa de servicios de recursos humanos, la cercanía que hay entre hermanos es la principal ventaja de trabajar juntos. "Es otro el nivel de confianza en términos personales y profesionales. Lo mismo el nivel de sinceridad: en este tipo de relaciones se pueden abordar diferentes temas, unos más sensibles que otros, y obtener siempre respuestas, opiniones y recomendaciones honestas y directas", asegura.

En su opinión, es importante rayar la cancha desde el principio. "Se debe dejar claro que todos son parte de una organización y que, por ende, cada uno será evaluado en términos profesionales más allá del lazo sanguíneo. Debe primar lo laboral", subraya. Con eso claro, sugiere que las opiniones sean vistas con alturas de miras. "No se deben llevar los problemas del trabajo a la casa o a las reuniones familiares", enfatiza.

-Hay varias dinastías en el mundo: las Kardashian o los Trump, por ejemplo. ¿Es más fácil armar algo potente en familia?
-En general, las familias que trabajan unidas tienen la fuerte convicción de que aliándose en lo laboral permanecerán juntas en el tiempo y podrán lograr más cosas en beneficio del grupo, generando una suerte de sinergia que de otra manera no se podría conseguic Dado lo importante que es prolongar la empresa en el tiempo, es fundamental que los hijos se preparen y asuman su rol dentro de ella como un profesional más, pero con la pasión de extender y modernizar la empresa que sus padres formaron.

Click para comentar