-->

Escribe y presiona enter

Diego Ruiz Restrepo: vecinos describen los bruscos cambios de ánimo

On
Diego Ruiz Restrepo

Hace poco más de un año, los vecinos del block 5 de la Villa Portales, en Estación Central, organizaron una reunión para tratar el caso de un joven que vivía en el cuarto piso del edificio, porque había protagonizado un episodio que asustó a todo el mundo.

Ocurrió a las 22:50 horas del sábado 3 de agosto, según quedó registrado en un parte policial. La delegada del block, que prefiere mantener en reserva su identidad, así como todos los que cuentan esta historia, dice que "el joven tuvo una pelea en la casa, al parecer con la pareja de su hermana, con mucho grito y mucho escándalo, y que trató de terminar la discusión sacando un cuchillo".

Los vecinos "estábamos viendo alguna estrategia para que no se repitiera una situación como esta", explica la delegada, hasta que, súbitamente, en medio de la reunión, apareció la madre del joven.

"No recuerdo exactamente sus palabras", advierte la delegada, "pero cuando llegó se hizo un silencio. Mi hijo es buena persona , dijo. No es como lo están describiendo. Por favor, no lo discriminen. Les vengo a decir que él ya no es ningún peligro porque yo personalmente lo fui a dejar a Carabineros. Ya no va a aparecerse más por aquí. Nosotros somos gente de trabajo, gente sencilla y no queremos meternos en problemas. Y ahí como que se terminó el asunto", agrega la delegada.

El joven del que habla se llama Diego Alexander Ruiz Restrepo. Tiene 30 años, es colombiano, llegó a Chile en 2012 con su familia, y en estos momentos se encuentra en una celda de máxima seguridad porque el Ministerio Público lo acusa de ser el autor de, al menos, siete homicidios ocurridos en Estación Central, y cuyas víctimas eran, en su mayoría, personas en situación de calle.

Ruiz fue detenido la tarde del lunes con un gran aparataje policial. Cuando supo el motivo de su detención, una vecina que vive en uno de los departamentos colindantes a Ruiz, dice que "no le extrañó".

"Era una persona que tenía dos caras", dice. "En el día era extremadamente extrovertido y amable. Te saludaba muy expresivamente y te decía hola mamita , qué sé yo. Como son los colombianos. Pero otras veces estaba muy callado y tenía una mirada que asustaba un poco".

En la noche las cosas cambiaban radicalmente, agrega esta vecina. "Los fines de semana le gustaba poner la música a todo volumen. No sé si hacía fiestas o estaba solo, pero se escuchaba en todo el block. El asunto es que cuando iba gente a reclamarle por la bulla, se ponía violento y empezaba a gritar y a amenazar".

A la delegada del block también le cuesta clasificar a Ruiz, porque "tenía episodios sumamente considerados conmigo, preguntándome si necesitaba algo, siempre con la sonrisa", pero que cada cierto tiempo le llegaban reclamos de vecinos. Siempre por lo mismo: "La gente se quejaba de su violencia en la noche".

"La mamá de él algunas veces conversaba con mi abuela y le decía que su única gran pena era su hijo, que se ponía malo cuando tomaba trago, y que no sabía qué hacer con él. El alcohol lo trastornaba", agrega la vecina del departamento colindante. "Una cosa bien rara que pasó, es que con la pandemia como que se calmó. Nunca más puso la música a todo vuelo y no se escucharon más peleas en esa casa, que eran hartas".

"No entiendo la violencia que le venía porque su familia es gente de esfuerzo", agrega la delegada. "La señora tiene un par de puestos en el Persa Estación donde vende carcasas de celulares, y el papá trabaja repartiendo comida por delivery. Hace como seis años que viven en el block y tengo entendido que estaban juntando la plata para comprarse el departamento".

La pelea del 3 de agosto del año pasado se zanjó con una condena de procedimiento abreviado por amenaza con arma cortante. Ruiz estuvo muy poco tiempo en prisión preventiva y a los vecinos se les dijo que tenía prohibición de acercarse al block. Pero un vecino del mismo piso lo vio al poco tiempo volviendo al edificio. "Apareció como si nada y saludando a todo el mundo, siempre muy amable", dice. "Quizás qué cosas pasaban dentro de su cabeza".

Click para comentar