-->

Escribe y presiona enter

Espectacular video muestra a águila pescadora capturando un tiburón

On
Espectacular video muestra a águila pescadora capturando un tiburón
El pasado 26 de junio, la ciudadana estadounidense Kelly Burbage compartió en un grupo de Facebook un video que podría dejar asombrado a cualquiera que lo viera. El escenario: el balneario de Myrtle Beach, en Florida, Estados Unidos. Los protagonistas: un majestuoso ejemplar de águila que vuela por los cielos despejados de la costa, y que lleva entre sus garras a un pez: por su aleta se aprecia que es un tiburón.

Los turistas que estaban en el lugar quedaron impresionados con el vuelo del ave, y de la misma forma reaccionaron los cibernautas que vieron la secuencia a medida que el video de Burbage se viralizaba en las redes sociales. La escena también fue replicada por diversos portales noticiosos, que destacaban la majestuosidad visual de la caza. "Espectacular", "desgarrador" e "impactante", fueron los adjetivos que se repitieron.

Es difícil ser testigo directo de este tipo de actividad animal, pero la realidad es que es una práctica habitual para aves de este tipo. Sin ir más lejos, según el sitio oficial de National Geographic, el águila calva, considerada ave símbolo de Estados Unidos y parte de la iconografía de escudo, suele habitar "lugares húmedos y cercanos al agua, especialmente en costas y lagos donde la pesca es abundante". Sin embargo, el ejemplar del video es un tipo de águila bastante particular, y si comparamos la viralizada secuencia con su nombre, queda aún más claro por qué fue bautizada así: el águila pescadora.

Pandion haliaetus

Ese es el nombre científico de la protagonista del video, aunque en Estados Unidos también son conocidas como "Ospreys". Son consideradas aves rápidas y con una musculatura poderosa; sus ejemplares adultos pueden alcanzar una altura de entre 53 y 66 centímetros, y una envergadura (distancia entra las puntas de sus alas) de hasta 174 centímetros, de acuerdo a la Sociedad de Ornitología de España.

Su alimentación es bastante específica, tal como lo dice su nombre: "Se alimenta exclusivamente de peces que están nadando cerca de la superficie. Estas águilas se lanzan en picado y los pescan un poco por debajo del agua, ya sea ésta dulce o salobre", explica Eduardo Pavez, veterinario y ex presidente de la Unión de Ornitólogos de Chile (Unorch).

Debido a las características de sus presas, la anatomía de sus patas es bastante particular para realizar las labores de caza: "Sus patas son especializadas en la captura de peces, porque son resbalosos y difíciles de capturar. Tienen dos dedos hacia delante y dos dirigidos hacia atrás en cada pata, entonces funciona como una pinza. Además, la superficie de la palma de la pata es muy áspera, lo que le da mayor capacidad de sujeción de los peces", agrega Pavez. La gran capacidad del águila para capturar a su presa queda en manifiesto casi al final del video, cuando el pez se mueve violentamente para intentar zafarse, sin éxito, de las garras de su captora.

No se impresione si algún día usted llega a ser testigo de una escena similar a la ocurrida en Florida, pues este tipo de ave también habita en Chile. La médico veterinario de la "Unidad de rehabilitación de fauna silvestre" de la Universidad Andrés Bello y Buinzoo, Carolina Sánchez, ilustra que en ciertas épocas las águilas pescadoras llegan a territorio nacional: "Se puede ver durante los meses de verano, y una vez que empieza a hacer frío vuelve al verano de Norteamérica para poder reproducirse allá. Aquí también se pueden encontrar en la cordillera, pues se pueden ver pescando en tranques y embalses cercanos".

¿Un tiburón, un delfín, un atún?
Muchos cibernautas han debatido sobre un detalle en particular, ¿qué tipo de pez lleva el águila entre sus garras? Algunos afirman que se trata de un tiburón, mientras que otros aseguran que podría tratarse hasta de un delfín, pero lo cierto es que aún no hay certeza y la presa sigue sin ser identificada.

Felipe Toledo, biólogo marino de la Universidad Austral, analiza la anatomía del animal que se convirtió en el alimento del ave: "No puedo asegurar que sea un tiburón. Podría serlo, por la forma del hocico, pero es la aleta caudal la que me deja muchas dudas". La aleta caudal esta ubicada al final del pez y forma parte de su cola. De acuerdo a su forma, puede ser clasificada como heterocerca (el lóbulo superior más largo que el inferior, como el caso de los tiburones), u homocerca (cola con lóbulos simétricos, como es el caso del pez en cuestión). "A mi me parece un tipo de pez óseo, algún tipo de atún tal vez", concluye.


Click para comentar