Escribe y presiona enter

Hockista perdió diente en partido y amiga se lo reimplantó en el camarín

On
Hockista perdió diente en partido y amiga se lo reimplantó en el camarín
"Uff... Ya fui". Eso fue lo que pensó Macarena Ramos, jugadora chilena de 23 años de Benfica en hockey patín, cuando notó que tenía un diente menos, otro corrido y mucha sangre en su boca, luego de un pelotazo recibido el sábado en el partido contra Voltrega por la fase de grupos de la Copa Europea, que es el símil de la Champions League en el hockey.

Para su fortuna tenía una heroína en su equipo. "Cuando me senté afuera comenzó a salirme mucha mucha sangre y tomé un ibuprofeno porque no aguantaba el dolor. Nuestra segunda arquera, Margarida Brandao, es dentista así que se puso guantes para atenderme. Le dije que no podía cerrar la mandíbula porque la paleta derecha se me fue para atrás y ella la empujó hacia adelante sin ningún tipo de anestesia. Me dolía mucho, gritaba del dolor cada vez que me lo movía, también me dolía la cabeza, la boca, todo. Recién una vez que terminó me di cuenta de que me faltaba un diente. No sabía si reír o llorar", recuerda Ramos.

En el entre tiempo del duelo se limpió varias veces la boca para volver al juego lo mejor posible y el milagro se completó al final del partido.

"Mi compañera Marlene Sousa se tropezó tres veces con algo, hasta que vio que podía ser mi diente y lo recogió. Yo le decía que botara eso, pero se lo pasó a Margarida y ella me dijo que fuera con ella al camarín. Yo le respondí que no y después me retó", dice Ramos. "¿Quieres tener diente o no? Ven conmigo", le dijo Brandao.

Ya en los vestidores, la arquera de 28 años sacó sus años de experiencia como dentista, titulada de la Universidad de Oporto, y le repuso la pieza a Maca. Nada mejor para ella, ya que su sonrisa volvió y lo celebró junto a la clasificación a las finales de la máxima competencia europea de hockey patín.

Las piezas afectadas fueron la 7 (1.2 en clasificación internacional), que se cayó, y la 8 (1 .1), que se salió de su alvéolo y se corrió. En términos odontológicos, fue una avulsión dental y una luxación lateral.

"El diente se pega al hueso gracias al ligamento periodontal. Cada diente tiene un paquete vasculonervioso, conocido como nervio o pulpa comúnmente, que entra por el ápice del diente (punta de abajo de la raíz) y le da vida a este", explica Diana Quiceno, odontóloga del Centro Médico del Trabajador ACHS.

Quiceno explica también por qué se cayó una pieza y no la otra con el golpe: "Cada pieza tiene una configuración radicular diferente. La raíz de la 7 es más delgada, pero en el caso de las avulsiones no tiene mucho que ver esto. Lo más importante es la dirección del golpe, que quizás le dio directo en esta pieza y en la otra solo rebotó".

-¿Estuvo correcto el proceso que hizo Margarida, Diana?
-Ese procedimiento estuvo muy bien realizado. Ella hizo una reinserción dental, que tiene muy buen pronóstico cuando la pieza se pierde por trauma y se repone antes de que transcurran 30 minutos. Se puede hacer en cualquier minuto, pero si lo haces dentro de ese plazo tiene mejor pronóstico, porque si hubieras visto el diente de Macarena cuando lo recogió debió tener pelitos, a lo cual la gente normalmente piensa que está sucio y lo limpia, pero esos son parte del ligamento periodontal que ayuda a que se fije el diente. Si uno lo reinserta y vuelve a su lugar, una persona ya madura como ella debe hacerse ahora un tratamiento conducto, porque definitivamente el paquete vasculonervioso se cortó, pero el ligamento vuelve a reponerse.

La odontóloga agrega que "para que no haya ningún proceso infeccioso por el corte del nervio se realiza el tratamiento conducto. Este tratamiento elimina el nervio del diente, que ya es una pieza muerta, pero sigue siendo el de ella e igual de funcional que los otros".

-¿Siempre se puede reinsertar un diente?
-Si es un diente sano y si la causa de la avulsión fue traumática, se puede reponer. Si fue por trauma pero se salió solo una parte, tiene buen pronóstico, a no ser que haya quedado solo la punta de la raíz.

-¿La edad influye?
-A los niños hasta unos 12 años la raíz no se les ha cerrado del todo, por lo que si les reinsertas un diente tienes más probabilidades de tener recuperación nerviosa exitosa, lo que evita un tratamiento conducto. En el caso de Macarena ya no, porque el diente ya está maduro.

Click para comentar