Escribe y presiona enter

On
Tomas en liceos de Copiapó y ataque a recinto en Yumbel marcan la jornada previa a examen en regiones
La jornada previa a la aplicación de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) en las regiones del país transcurrió en medio del hermetismo de los encargados del examen para informar sobre los recintos en donde este se rendirá a partir de hoy. La medida, explicaron, se tomó para evitar tomas y eventuales incidentes al interior de los colegios.

La primera muestra de los llamados a boicotear el proceso se concretó en Copiapó (Atacama), donde unos 40 jóvenes ocuparon —en la madrugada de ayer— el liceo José Antonio Carvajal y el Liceo de Música. Al llegar los carabineros a ambos recintos, estos ya estaban tomados.

“Como sostenedor, no hemos firmado ni firmaremos ninguna solicitud de desalojo”, se informó desde la Municipalidad de Copiapó, luego que el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (Demre), a cargo del proceso, solicitara desocupar los establecimientos.

Ambos recintos figuraban como dos de los cuatro liceos habilitados en Copiapó para rendir la PSU. Ante esta emergencia, y previamente al reconocimiento de salas realizado la tarde de ayer, se confirmó la habilitación del Liceo Bicentenario Mercedes Fritis y de la escuela Bruno Zavala para los alumnos que debían rendir la PSU en los lugares ocupados. El Demre explicó que informaron del cambio de sede a través de mensaje de texto y a los correos electrónicos que dieron los estudiantes al momento de inscribirse.

Uno de los participantes de la toma, que no quiso identificarse, sostuvo que en este proceso lo importante son las notas y no la PSU. “Estamos aburridos del sistema para entrar a la universidad, que no diferencia las características de cada persona”, afirmó.

En tanto, en Yumbel (Biobío), durante la madrugada, fue atacado el liceo Padre Luis Alberto Saldes, principal local de rendición del examen en la comuna. El recinto quedó con vidrios quebrados, extintores descargados, pancartas y rayados en rechazo a la PSU, además de mobiliario dañado, que fue empleado para bloquear la entrada. “Dispusimos de algunos guardias y funcionarios para que se queden en el establecimiento, como una medida preventiva”, comentó el alcalde Juan Cabezas. Sin embargo, horas más tarde los 650 inscritos para dar el examen realizaron el reconocimiento de salas de manera normal.

El ambiente de incertidumbre sobre lo que pueda ocurrir hoy y mañana mantiene inquietos a alumnos y apoderados en distintas zonas del país. “Estoy bastante intranquilo; se ha dicho mucho por redes sociales que se tomarán colegios, pero ojalá no pase nada en Iquique”, reconoció el estudiante Martín Malagueño. “La incertidumbre de que ocurra algo es lo que más me pone nervioso”, agregó el estudiante Juan Ibáñez, en Punta Arenas.

Click para comentar