Escribe y presiona enter

Relación de Iván Zamorano y Fabián Estay

On
Relación de Iván Zamorano y Fabián Estay
Durante los días que está en Santiago, Fabián Estay no deja de hacer deporte. Aunque ya no juega tanto tenis como lo hacía, se junta con los amigos en una pichanga -que ahora termina con un asado- y también va sagradamente al gimnasio de la Ciudad Deportiva de Iván Zamorano, hoy administrada por su socio, el kinesiólogo Alejandro Koch.

-¿No estaba peleado con Zamorano?
-Sí, pero hace rato volvimos a hablar. De hecho, cuando él va a México para transmitir los partidos para la televisión de Miami, hablamos o nos juntamos a cenar. Con él y con María, su mujer.

-Aclaremos la pelea con Zamorano. ¿Cuál fue su origen?
-Fue cuando jugábamos en América de México. Tuvimos un período malo y yo era el capitán. Resulta que el entrenador (Manuel Lapuente), por dar un golpe de autoridad, me mandó a mí y a otros dos jugadores a entrenar a San Luis, equipo filial. Era una situación injusta y ahí nadie nos respaldó. Incluido Iván. No dijo nada... y me dolió.

-Ustedes eran amigos y estuvieron harto tiempo distanciados.
-Sí. Iván ni siquiera me invitó a su despedida del fútbol.

-¿Y cómo se abuenaron?
-Un día me llamó Ricardo Abumohor para invitarme a almorzar a La Cocina de Javier. Me dijo que también iría el Guatón Vega, pero cuando llegué estaba también Iván. Ricardo nos hizo hablar, nos dijimos de todo, de frente.

-¿Hubo abrazos? ¿Apretón de manos? ¿Lágrimón?
-Nos abrazamos y nos pusimos a llorar.

-En esta relación de amistad con Zamorano también hay otro tema: el rumor que decía que ustedes eran pareja.
-Eso nació tras el rompimiento de Iván con Kenita (Larraín). En un canal dieron a entender que la causa era que Iván era gay y que había tenido como parejas a Emilio Amavisca (compañero de Bam Bam en el Real Madrid) y a mí. Eso, claro, nunca fue verdad.

-Pero nunca desmintieron el rumor.
-Es algo que siempre le critiqué a Iván. Como él quedó en estado de silencio tras cancelar su matrimonio, no atinó a desmentir. Yo llamé al canal pero, claro, no fue noticia.

-A estas alturas, me da risa. De hecho, le he sacado cierta ventaja económica porque me invitaron a "Vértigo", donde me agarró para el leseo Yerko Puchento, y a "Primer Plano" y cobré harto por hablar del tema. A mí me da lo mismo, no como a Iván...

-¿Él no lo supera aún?
-Es que él es distinto en personalidad. Además, se preocupa de que a sus hijos o a María los molesten. Siempre me dice que no vaya a los programas, pero yo siempre le digo: Compadre, no se preocupe. Diré que si fuera gay me fijaría en alguien más bonito, jajajá.

Click para comentar