-->

Escribe y presiona enter

Datos para guardar frutas y verduras sin que se echen a perder tan pronto

On
Datos para guardar frutas y verduras sin que se echen a perder tan pronto
Como los supermercados están funcionando con un horario restringido por las actuales movilizaciones sociales, es fácil caer en la tentación de comprar más de lo que se necesita. Y con los días, frutas y verduras empiezan a cambiar de aspecto.

"Es necesario comprar lo justo y necesario. Lo ideal es realizar una lista específica de lo que no se tiene en la casa y hacerse el hábito de visitar, una vez a la semana, la feria más cercana del barrio", dice Bruna Garretón, ingeniera agrónoma y académica de la cátedra de Sustentabilidad de la U. Católica.

Hay trucos para que los vegetales duren más tiempo. La lechuga, la acelga, la espinaca y la zanahoria deben quedar dentro del refrigerador envueltos en un papel de aluminio o una bolsa plástica como las que antes entregaban los supermercados. "De esta forma se disminuye la cantidad de oxígeno que reciben los vegetales y se evita que cambien de aspecto, conservándolas en mejor estado por un par de días más", cuenta Angélica Reyes, doctora en nutrición y alimentos y profesora del Instituto de Nutrición y Alimentos de la U. de Chile.

"El cilantro y el perejil también pueden tener una segunda vida si se guardan dentro del refrigerador en una bolsa o papel del diario húmedo", aconseja Garretón.

"En el caso de la fruta, también se pueden mantener en trozos dentro de un recipiente plástico en el refrigerador", dice Patricio Carvajal, doctor en bioquímica de los alimentos y profesor de la Escuela de Ingeniería en Alimentos de la U. Católica de Valparaíso.

Además, si se les añade un poco de jugo de limón o de naranja se evita que tome un color oscuro, porque la acidez del zumo retarda la acción de la enzima polifenol oxidasa (PPO), la cual reacciona al contacto con el oxígeno, generando un color oscuro en la fruta, explica Carvajal.

Según el científico, el arroz cocido puede durar cuatro días en el refrigerador y para evitar descartar o de plano, es una muy buena opción hacer una tortilla de arroz.

Creatividad

Según Garretón, es relevante acostumbrarse a aprovechar al máximo las verduras y frutas aprendiendo recetas prácticas.

"Por ejemplo, las hojas del apio perfectamente se pueden deshidratar al sol o a una temperatura menor a 50° en el horno (sin que se quemen), para que sirvan como condimento de caldos, guisos o ensaladas. Y no hay para qué botar las hojas de la betarraga si con ellas se puede hacer otra ensalada acompañada de rúcula o espinaca", añade la ingeniera agrónoma.

El mango, el plátano, la pera, la manzana, la piña y la palta liberan de manera natural etileno, lo que acelera este proceso en otras frutas. Por este motivo, se aconseja no mezclarlas con frutas más frescas, dice Garretón.

Con los tomates muy maduros no sólo se puede realizar salsa para los tallarines, también una sopa fría o gazpacho. Para ello, se debe picar en cuadraditos el tomate y meterlo en la juguera junto con trozos de pepino y aceite de oliva.

"En un recipiente plástico dura hasta cinco días en el refrigerador y, al momento de servir, se le pueden añadir más condimentos. Lo idea es no botar los tomates que descartamos por su aspecto", sostiene Garretón.

De acuerdo con Reyes, al congelar la sopa, lo importante es hacerlo en porciones, en recipientes plásticos pequeños. De esta forma, cuando se quiera consumir se descongela sólo lo que se comerá y se evita volver a meterla al freezer, alterando innecesariamente sus propiedades organolépticas.

Click para comentar