-->

Escribe y presiona enter

Tres médicos analizan el momento clínico de Hernán Calderón

On
Tres médicos analizan el momento clínico de Hernán Calderón

Durante este fin de semana, Raquel "Kel" Calderón (30) usó su perfil de Instagram para informar sobre la situación médica que enfrenta su padre, el abogado Hernán Calderón Salinas (68), quien se encuentra hospitalizado por un cuadro de coronavirus en la Clínica Alemana de Santiago. "Él está en coma inducido hace una semana, intubado por complicaciones (insuficiencia respiratoria) de una neumonía", inició la abogada e influencer, develando que la infección había ocurrido a pesar de que Hernán tenía tres dosis de la "vacuna". "Si no, quizás qué hubiese pasado", seguía ella.

Asimismo, la primogénita de Raquel Argandoña, consignó que esa jornada sería "importante" para su progenitor. "Hoy intentarán darlo vuelta boca arriba por segunda vez... lo han tenido boca abajo todos estos días para que sus pulmones descansen y el primer intento de girarlo hace unos días falló... Esperamos que el intento de hoy sea exitoso y sus pulmones resistan", escribió, para posteriormente pedirles a los cibernautas que mandaran "los mejores deseos y pensamientos".

A propósito del caso, Jorge Dreyse, médico broncopulmonar y jefe del Centro de Pacientes Críticos de Clínica Las Condes, establece que en contextos de hospitalización por Covid-19 que requieren ventilación mecánica se utilizan "dos posiciones". "Estar de espalda, que se denomina en lenguaje técnico-médico estar en supino, y de guata, que se conoce como estar en prono. El estar en prono favorece en mucho la ventilación y la oxigenación de los pacientes porque es una posición mucho más fisiológica para los pulmones, sobre todo para la parte de abajo y atrás de los pulmones, puesto que logran abrirse mejor a una menor cantidad de presión", ilustra.

-¿Por qué cambian de posición al paciente en estos casos?
-Nosotros ponemos en prono a los pacientes cuando están más mal y cuando hay criterios técnicos de oxigenación que permiten reposicionar al paciente en supino, lo hacemos. La posición decúbito supino es la normal, por eso, cuando el paciente está oxigenando mejor y se nota una mejoría, se intenta cambiarlo. "Cuando el paciente va mejorando uno trata de ponerlo en supino para luego tratar de extubarlo", agrega Sebastián Bravo, médico internista del Hospital Clínico de la Red Salud UC Christus, donde es jefe de la Unidad de Pacientes Críticos. "Muchas veces cuando se cambia de posición a los pacientes, Io ganado en términos de mayor ventilación, se pierde y se vuelve a la posición prono. Eso quiere decir que aún los pulmones no han mejorado del todo", prosigue.

-¿Es normal que un paciente vuelva a estar en prono tras intentar cambiarlo de posición?
-Que un paciente vuelva al prono tras dos intentos no es una situación anormal o que llame la atención para un equipo médico. Al contrario, yo creo que es bien frecuente en ciertos pacientes con neumonías graves por Covid-19. Nosotros, por ejemplo, hemos llegado a tener pacientes con ocho ciclos de prono y después del octavo ciclo pueden salir.

Sebastián Ugarte, médico internista y jefe médico de la Unidad de Paciente Crítico de la Clínica Indisa, interviene diciendo que "extender mucho el tiempo en prono, puede favorecer que el paciente genere edemas en la cara, hinchazón facial, zonas de roce en los sitios de apoyo y también se puede obstruir el tubo orotraqueal". "Todo este tipo de problemas debe ser contrapesado con el beneficio que significa la prolongación de la posición de decúbito prono".

-Puede referirse más sobre esta posición.
-La utilización del decúbito prono alcanza el 80% de los pacientes que llegan a ventilación mecánica. Hay estudios que han demostrado que la ventilación mecánica en decúbito prono, en sesiones de 16 horas, disminuyen la mortalidad de los pacientes con fallas respiratorias. Es posible también pensar que esta posición contribuya además a mitigar las lesiones pulmonares de estos pacientes.

Click para comentar