-->

Escribe y presiona enter

La historia de la pareja que murió tras ser chocada por un Jeep robado

On
La historia de la pareja  que murió tras ser chocada por un Jeep robado

Pasadas las 10 de la noche de lunes, Shadia Hijasin y Pablo Rojas decidieron regresar a Santiago, luego de haber pasado todo el fin de semana en Algarrobo. Habían viajado al litoral junto a la hermana mayor de Shadia y su pololo, pero en autos diferentes. El motivo principal era celebrar en familia el cumpleaños número 32 de Pablo ese mismo lunes.

Durante la noche, mientras iban en la ruta F-90 que une Algarrobo con Casablanca, el auto de la pareja fue impactado de frente por un Jeep Grand Cherokee que iba en dirección a la costa y que habría adelantado en la pista contraria.

Shadia y Pablo fallecieron en el lugar.

El vehículo que los impactó tenía encargo por robo. Ese mismo día, durante la tarde, había sido sustraído por delincuentes a la esposa del periodista Marcelo Comparini, en el sector de Chicureo, en Colina.

La hermana mayor de Shadia retornó un poco antes, por lo que nunca supo del accidente hasta que Carabineros le informó la tragedia a toda la familia en Santiago.

Tratando de controlar su voz, Jaled Hijazin, tío de la joven, comenta lo injusto que ha sido la vida para su familia.

"Ellos se amaban, eran una pareja espléndida. Dos personas inocentes, jóvenes, profesionales de esfuerzo, buenos hijos, que tienen la mala suerte de toparse con cinco delincuentes que iban de vacaciones a la playa en un auto robado el mismo día. No se entiende", dice.

Jaled cuenta que Shadia debía estar en Santiago el martes, porque tenía que trabajar: "Era enfermera, recién en agosto se había recibido y llevaba dos meses de trabajo contratada en un hogar de ancianos".

Ignacio Valdivia cuenta que cuando su amigo Pablo conoció a Shadia no se separaron más.

"Ellos estuvieron juntos tres años. Siempre fue un amor muy bonito, muy intenso, compartían todo juntos, era raro verlos separados. Me choca todo esto, porque a fin de año, en un mes, se iban a ir a vivir juntos, tenían proyectos, planes juntos. Estaban felices. Pablo era bien reservado, pero me había comentado que él sentía que Shadia era el amor de su vida", relata.

Pablo Rojas era contador auditor y trabajaba desde hacía un par de años como analista en una cadena de retail. Era padre de un niño.

"Fue una persona muy energética y soñadora. Muy responsable con su trabajo y con su hijo", dice Ignacio.

"Estoy devastada. Mi hijo nació y murió un 15 de noviembre", alcanza a pronunciar Sandra Millán, mamá de Pablo.

Otra tragedia

Jaled, tío de la joven, comenta que esta es la segunda tragedia para la familia Hijazin Darwish.

"Hace diez años, el hermano mayor de Shadia falleció en un accidente. Ahora mi hermano ha perdido a dos hijos. De cinco le quedan tres. Pero lo de Shadia no fue un accidente de tránsito, la asesinaron, la chocaron de frente", señala.

"Shadia era una luz, ayudaba a sus padres a llevar el dolor. Ayer me contaba mi hermano que Shadia hace dos semanas le había pedido que le comprara un celular en cuotas y que ella se había comprometido a pagárselo mensualmente de su sueldo. La familia está destruida, sus padres están dopados", relata.

Detenidos

Los cinco ocupantes del auto que chocó a la pareja quedaron detenidos. De ellos, uno permanece en estado grave. El resto fue formalizado por receptación y el conductor, quien habría sido un joven de 15 años, por cuasidelito de homicidios.

"La fiscalía había pedido una ampliación de la detención para establecer su posible participación en el hecho original de esta receptación, que es el robo con intimidación en la comuna de Colina, sector de Chicureo. Sin embargo, el magistrado del Juzgado de Garantía de Casablanca no acogió la petición", informó Samuel Núñez, fiscal de Casablanca.

Los cuatro formalizados quedaron con arresto domiciliario.

"Hay mucha rabia, impotencia, dolor, y más que nada con las leyes. Las leyes están mal hechas, hagan leyes para la gente inocente. El martes los delincuentes que asesinaron a Shadia y a Pablo no alcanzaron a estar dos horas detenidos y a las 11 del día se fueron a sus casas y nosotros, retiramos a nuestros hijos recién a las 17 horas desde el Servicio Médico Legal", dice Jaled Hijazin.

Tanto la familia de Shadia como la de Pablo dudan de que el conductor haya sido el más joven.

"Lo más lógico es que haya estado manejando el mayor. Hay que hacer peritajes al volante. Hay que hacer un trabajo más acucioso, esto se trata de dos vidas, de dos familias", agrega Hijazin.

Los funerales de la pareja se realizaron la tarde de este miércoles en el Parque del Recuerdo y en el Cementerio Sacramental de San Bernardo.

Click para comentar