-->

Escribe y presiona enter

Ministro Delgado relata cómo fueron los días que vivió con Covid-19

On
Ministro Delgado relata cómo fueron los días que vivió con Covid-19

Luego de que el 12 de marzo pasado se diera a conocer que el ministro de Interior, Rodrigo Delgado, había dado positivo de Covid-19, este viernes volvió sano a su trabajo en La Moneda a las 8:40 de la mañana. El jefe del gabinete estuvo tres días internado en el hospital de la Fach para superar el virus. Eso sí, aún está con corticoides dos veces al día.

Entre las diversas reuniones de trabajo que tuvo en su retorno, el ministro hizo un alto y realizó un llamado a los chilenos: "Esto no es un juego. Es muy serio y estamos en un momento complejo. Le pido a la gente que se cuide. Si no se detecta a tiempo uno lo puede pasar muy, muy mal. En mi caso (el Covid-19) fue con neumonía y eso complicó las cosas. La vacunación avanza muy bien, pero igual el virus está. Uno se puede contagiar en cualquier lado, no necesariamente siendo contacto estrecho de alguien. En mi caso esto fue inmanejable desde el punto de vista del contagio. Estamos en presencia de un virus que ataca la parte física, pero también la parte emocional de muchas personas", recalcó Delgado quien al llegar a su oficina se encontró con una bandeja de 30 dulces árabes que fueron enviados de regalo por la directiva de la UDI, partido donde milita. Luego, a las 13:40 horas, se dirigió hasta La Alameda para realizar una fiscalización de cumplimiento de medidas sanitarias junto al ministro Baldo Prokurica.

Fiebre y pesadillas

Sobre sus días con la enfermedad Rodrigo Delgado cuenta que "fueron días intensos" que esta es su primera licencia en sus años de vida laboral y que, por lo mismo, fue todo muy brusco para él y su familia.

"Nunca tuve algo parecido a esto. Esta es la primera licencia médica que tengo en mi vida. Antes de la hospitalización fueron días de mucha fiebre continua. En el peak llegué a tener 39 y medio. La fiebre no me bajaba, estaba presente durante todo el día. Me dolía la garganta al tragar. Recuerdo las noches muy incómodas, porque sabía que iba a tener muchas pesadillas por la fiebre. Tenía que levantarme para cambiarme de ropa", comenta el titular de Interior sobre los días en que soportó la enfermedad aislado en una de las habitaciones de su casa.

El ministro quedó hospitalizado el día 17 de marzo, luego de que le realizaran un escáner que arrojó que el 30% de sus pulmones estaban comprometidos con neumonía.

"Eso cambió el escenario del tratamiento. Si lo hubiese dejado pasar unos días más podría haber sobrepasado el 50% (de compromiso) y eso hubiese sido más crítico", dice el ministro a quien se le suministró oxigeno a través de una cánula nasal durante los tres días de hospitalización. "Al último día los doctores comenzaron a revisar cómo estaba oxigenando sin el apoyo extra y logré estabilizarme. Después estuve con medicamentos para controlar la tos y ahora solo estoy con corticoides", precisa el secretario de Estado.

En esos días hospitalizado, recuerda el ministro, estuvo en contacto telefónico con su esposa que también cursó la enfermedad, pero con otros síntomas.

"El problema que le ocurrió a ella es que le dio un falso negativo y dos días después apareció positivo. Cuando yo me interné ella no quería preocuparme. No tenía síntomas tan graves, pero el gran problema que tuvo es que le daba mucho asco comer. Entonces cuando volví a mi casa me di cuenta de que ella llevaba prácticamente tres días sin comer y estaba muy débil", recuerda el ex alcalde de Estación Central. Añade que su señora ya está dada de alta luego de unos días de hospitalizada.

-¿Ministro, qué va a pasar finalmente con las elecciones del 10 y 11 de abril?
-Lo que tiene que hacer el gobierno es asegurar que de realizarlas en la fecha (10 y 11 de abril) estén las condiciones sanitarias y de infraestructura necesarias para poder proteger a las personas que van a votar. Tomar otra determinación requiere una decisión más amplia (con los partidos) ya que eso requiere una modificación en la Constitución.

-¿Y esas conversaciones se están llevando a cabo?
-Se están dando hace varios días. Lo que pasa es que hay que tomar definiciones, pero insisto: el gobierno tiene que velar por lo que dice la ley hasta ahora. Si hay cambios se evaluarán con transparencia y datos sobre la mesa.

Click para comentar