-->

Escribe y presiona enter

El caso de la detective atropellada tras saqueo

On
El caso de la detective atropellada tras saqueo

Aquella jornada del 21 de octubre de 2019 comenzó para la detective recién egresada Danitza Araya González, de entonces 23 años, con el saqueo al supermercado Alvi en la comuna de Pudahuel.

Desde que se desatara el estallido social la joven no había hecho otra cosa que cubrir episodios infernales, como el saqueo e incendio de la fábrica Kayser, donde cinco personas perdieron la vida, y el saqueo e incendio del supermercado Lider, que quedaba al lado.

La situación en el supermercado Alvi quedó medianamente controlada al cabo de unas horas, pero enseguida le ordenaron reforzar a unos compañeros en Renca que estaban sobrepasados: las turbas no solo vaciaban los almacenes del barrio; también asaltaban casas. Eran cerca de las 19 horas cuando le ordenaron regresar a Pudahuel porque estaban saqueando otro supermercado, el Mayorista 10 ubicado en avenida Teniente Cruz.

El relato de aquel episodio, su última diligencia policial en terreno, fue publicado en julio del año pasado en "Detective", la revista institucional de la PDI:

"Me bajé del vehículo y era impresionante ver el humo, la gente, los gritos, las personas que salían del supermercado, algunas a pie con mercadería y otros en vehículos con especies. También había más policías que acababan de llegar. Recuerdo que detuve un auto rojo y mis compañeros revisaban su interior. Y recuerdo que miré hacia atrás y vi que se acercaba un auto gris. Avanza y frena, porque con un compañero le pedimos que se detuviera, pero de un momento a otro acelera hacia nosotros. Había más espacio para que pasara, pero se dirigió directamente hacia nosotros. A mi compañero lo alcanzó a topar, pero yo estaba de frente y en un segundo lo único que pude hacer fue tratar de saltar para no recibir el impacto directamente en las piernas. Caí e intenté volver a pararme y ahí me di cuenta de que mis piernas no me funcionaban, no me respondían".

'"Se acercó una compañera y le pedí que me sacara el chaleco antibalas, porque me costaba mucho respirar, y nos dimos cuenta de que tenía un impacto de bala. Me asusté y le dije que no me quería morir, sentía que me faltaba el aire y los detectives que estaban en el lugar me asistieron con primeros auxilios, mientras me subían al vehículo y me trasladaban al Hospital de la Mutual de Seguridad".

Mientras, otros compañeros de Danitza intentaron detener el auto gris descargando sus armas de servicio. El vehículo logró huir del lugar; sin embargo, horas más tarde la policía dio con una persona que estaba siendo atendida en un hospital por una herida a bala en el tórax. Ese hombre sería identificado como Cristián Cayupán.

Testigos habrían declarado que Cayupán participó del saqueo al supermercado Mayorista 10 y se habría confirmado también que el vehículo gris figuraba a su nombre.

El acusado quedó en prisión preventiva a la espera del juicio oral, que terminó este martes; a él le siguió el veredicto: culpable por homicidio frustrado.

"El acusado atropelló con su vehículo a esta funcionaria de la Policía de Investigaciones, ocasionándole lesiones gravísimas que hasta el día de hoy la mantienen postrada en silla de ruedas y que hubiesen ocasionado la muerte de no mediar socorros oportunos y eficaces", dice el fiscal de Pudahuel, Rodrigo Garrido.

Inmediatamente después del atropello, la detective Araya fue sometida a una operación quirúrgica. Diez días después le practicaron un examen para verificar el estado de sus piernas. "Las sentía y esa fue la esperanza de que volvería a caminar", dice, siempre en la revista "Detective". "Voy a volver al trabajo, no sé cómo ni cuándo, pero voy a volver".

La lectura de la sentencia, donde seguramente se dictarán los años de condena para Cayupán, quedó fijada para el 30 de marzo. La fiscalía Pidió 15 años de cárcel.

Click para comentar