-->

Escribe y presiona enter

Mariana Marino cumplió 40 años y abrió restaurante de sushi

On
Mariana Marino cumplió 40 años y abrió restaurante de sushi

Mariana Marino no sabe con certeza la fecha, pero cree que han pasado alrededor de cinco años desde la última vez que participó de manera estable en un programa de televisión. La modelo argentina recuerda que fue parte de "No eres tú, soy yo" (Zona Latina) y tras esa salida, se dedicó a otras actividades. Primero se transformó en instructora de pilates y ahora, con 40 años recién cumplidos, debutó con un negocio.

La ex participante del reality "Mundos opuestos" (Canal 13, 2012) inauguró este martes su restaurante Saki Sushi, franquicia que compró junto a su mejor amiga en Chile. El local de ellas —que por unos días funciona sólo con delivery- está ubicado en Providencia (@sakitobalaba en Instagram) y la conexión con esta empresa vino de cerca: el novio de su socia es el dueño de la marca. "Desde la próxima semana tendremos terraza habilitada", cuenta Mariana mientras hace compras y realiza trámites para el local que ofrece sushi estilo nikkei y también platos típicos peruanos.

Esta no es la primera pyme de la trasandina. En 2016 abrió en Mendoza un negocio familiar bautizado como La Dominga, donde arriendan cabañas a las afueras de la ciudad. La idea de involucrarse en lo gastronómico surgió hace cuatro meses. "Me motivé a emprender como parte de un proceso que venía viviendo antes y durante la pandemia. Fue pararme en la vida y preguntarme qué es lo que ha resultado hasta acá. Dentro de todo lo que ha resultado, pensébuenísimo, he conseguido muchos sueños sola . Sentí que venía caminando en la vida teniendo resultados, pero jugando un juego bien individual. Y el siguiente nivel era aprender a jugar en equipo. Para mí este proceso significa aprender a jugar en equipo y por eso lo elegí", asegura.

Para el ex rostro de TV también es un propósito "aprender a tener un negocio, una socia, una empresa. Son cosas que no he experimentado y que por ahí requieren experimentarlas porque también tengo un negocio en Argentina, pero no estoy presente, entonces no te podría decir que me desenvuelvo maravillosamente en ese sentido y creo que acá voy a aprender un montón. Voy a aprender a crear equipo porque tengo personas a cargo, una partner".

-Usted primero decidió armar una empresa con su familia
-Los italianos (ascendencia por su madre y padre) traemos en la sangre esa cosa del clan. Dicen que no hay que mezclar familia y negocios, pero siento que a nosotros nos tira la sangre. Los argentinos también tenemos eso de elegir hacer equipo en familia. Mis amigos de Argentina tienen una historia parecida, agarramos al papá o a la mamá y buscamos algo en que se incluya a la familia.

-¿Y con su amiga/socia tienen algún acuerdo para mantener una buena relación?
-Creo que la especie de acuerdo que tenemos es la comunicación. Eso es fundamental. Tenemos muy claro que una cosa es la amistad, otra son los negocios y que posiblemente tampoco sea tan fácil conocernos en ese ámbito. Si bien hemos trabajado juntas, nunca ha sido por un bien común, como es por el local de sushi. Sabemos que la comunicación y la honestidad son fundamentales y que van a surgir diferencias.

Sus años como actriz
De su pasado televisivo, Mariana Marino menciona con especial cariño las dos temporadas que participó como actriz en "Teatro en Chilevisión" y señala que tiene todos los capítulos grabados. "Si me invitas mañana a bailar o a actuar, soy la primera en aceptar. Eso me apasiona mucho y siempre tengo las puertas abiertas para esas posibilidades", dice.

Por otro lado establece que "nunca fui de sentarme a ver televisión. Entré a un reality y el único reality que yo había visto fue el primer Gran hermano en Argentina (en 2001)". Luego reflexiona que "en algún momento, cuando estábamos involucrados en el tema de la farándula, era medio inevitable no sentarse a ver (televisión) porque a mí por lo menos me afectaba un poco y quería saber y escuchar (qué decían). Hay que tener una cuota de frialdad para manejar esa situación y no me sentía bien preparada. Ya después me di cuenta que no quería ser parte de eso y me fui retirando lentamente".

El jueves, para celebrar la llegada de sus 40 años, invitó a un grupo reducido de amigas y luego sumó a otras el viernes, siempre respetando el aforo permitido. "Me gusta cómo me relaciono con mi familia y mis amigas. Me siento madura desde saber dónde estoy parada emocionalmente", destaca a propósito del cambio de década.

-¿A qué se refiere?
-Siento que con mi familia hemos transformado nuestra relación con los años, lo de poder manifestar el amor de distintas maneras. No sé si siempre fuimos muy cariñosos, pero ahora hay una expresión de cariño que es muy potente a diferencia de como era hace unos 5 0 6 años. Y para mí eso tiene un valor grande. Soy una afortunada.

Click para comentar