-->

Escribe y presiona enter

On
Gonzalo De la Carrera

Cuando tenía 15 años Gonzalo De la Carrera, actual candidato a alcalde de Republicanos por Las Condes, llegó a la casa donde vivía con sus padres y hermanos en Vitacura y se percató de que solo estaban las camas, el refrigerador y una que otra silla. Horas antes les habían embargado todo. Su papá, ingeniero civil era un importador de televisores. Se los pagaban a crédito, pero varios clientes no cumplieron con las letras de cambio y su negocio se arruinó. Comenzaron a vivir en casas arrendadas hasta que les subían el arriendo y todo comenzaba de nuevo.

Hoy a sus 59 años, el ingeniero comercial, único profesional de su familia de origen, dice que en los momentos más duros de su vida ha hecho una elección entre dos opciones "o crear un infierno en mi cabeza o crear un paraíso". Así lo hizo también luego de tres años de encierro en su casa por la pérdida de su hija Trinidad de 16 años, una de las 9 alumnas del colegio Cumbres fallecidas en el conocido accidente del bus en el que viajaban en la carretera de Putre en medio de la gira de estudios en 2008. De La Carrera se enteró de la tragedia mientras iba camino a un restaurante en Nueva York.

"Llega un minuto después de mucho llorar donde te das cuenta de que todo depende de ti. Uno tiene la fuerza suficiente para manejar su cabeza, sus pensamientos, tomar control sobre tu vida y decidir hacer de ella un lugar grato. Creo que entender que uno es una persona vulnerable con cicatrices ayuda a otros también a ser más fuertes. Ese equilibrio te vuelve más empático para conectar mejor con otras personas. Nadie mejor que alguien que ha estado en el pozo profundo puede ayudar a otros", dice el candidato de Republicanos y comenta que a lo largo de su historia logró romper el círculo de la pobreza y del dolor, "relativamente".

"Se sigue sufriendo, pero uno aprende a cargar con la mochila. Creo muy importante decirles a las personas que uno sí puede cargar con la mochila. Todos somos víctimas de un dolor en distintas formas", reflexiona De la Carrera, hombre católico, aunque asume que la religión no fue un alivio cuando perdió físicamente a su hija. "Cuando alguien dice dios se llevó a un angelito , no lo creo así. Si él los crea".

-¿De qué manera la pérdida de su hija lo sostiene hoy para enfrentar los desafíos?
-La muerte de mi hija fue el momento más doloroso de de mi vida. Desde niño supe que no iba a ser fácil en varios aspectos. Estudié con crédito, con préstamo, conocí la educación pública y la privada (Liceo 11 y Redland School) y entendí que mi vida sería un infierno o un paraíso. Decidí lo segundo. Por eso entré a la universidad a estudiar con crédito fiscal. Quizá por eso en esta etapa como candidato es tan importante para mí la idea de poder concretar un preuniversitario municipal de alta calidad para disminuir la brecha entre quienes pueden pagar y quienes no.

-En cuanto a su candidatura, ¿qué aspectos se deben mejorar en Las Condes?
- La seguridad es un gran tema para la comuna. El 84 % de los vecinos sienten que están menos seguros de lo que estaban antes. Y es que aún hay una muy mala gestión de inteligencia en persecución penal. No se logra llegar con las pruebas suficientes para acreditar los delitos. Si hubiese una alta tasa de condena los delincuentes sabrían que no les conviene delinquir en la comuna. Por lo tanto, hay un problema de gestión enorme en cuanto a comunicación disuasiva hacia los delincuentes, para que se den cuenta de que el precio por delinquir es alto.

-¿Cree que es una desventaja no ser el candidato de Lavín?
-Yo siempre quise ser candidato de los vecinos y no de padrinos políticos. Nosotros venimos cargados de ideas y no de personas. Esa es la gran diferencia de una persona que viene de la sociedad civil con otro que viene de la política.

-¿Qué piensa usted de las iniciativas de integración social que impulsa el actual alcalde?
-Estoy súper a favor de una integración social real, no de maqueta. Hablemos de un universo de vecinos que superan los 10 mil y no de 40 0 60 personas que llegaron a vivir a la torre social de Rotonda Atenas. ¿Qué integración social hay para los vecinos del Parque Intercomunal que viven en la zona más precaria de Las Condes y que tienen que pagar para entrar a ese lugar?

-Usted dijo que era uno de los más liberales de su partido Republicano. ¿A qué se refiere?
Creo en la libertad de credo y no me acomoda que la declaración de principios diga que es un partido cristiano. Creo que respetar el derecho de otros a creer en sus propios dioses, en lo que quieran, nos da más libertad.

-¿Se siente más valiente hoy que hace 13 años?
-Me encuentro más resiliente que hace 13 años. Siempre me he considerado valiente. Soy una persona que hace y dice lo que piensa y eso hoy requiere coraje, coraje para pararse sobre las convicciones y no las conveniencias.

Click para comentar