-->

Escribe y presiona enter

Javiera Acevedo: "Siempre había querido ser mamá"

On
Javiera Acevedo

Javiera Acevedo (35 años) anunció su embarazo tal como lo hizo la actriz Demi Moore en "Vanity Fair" en 1991 y la modelo Emily Ratajkowski en octubre de este año en "Vogue". Es decir, con una portada que lo dice todo.

Este miércoles, revista "Velvet" (@revista_velvet en Instagram) publicó su primera portada digital; un video que comienza con un plano medio corto, es decir, desde la cabeza hasta la mitad del pecho de la actriz, quien luce una blusa celeste. A medida que la cámara se aleja descubrimos que está tocando su abdomen de cinco meses de embarazo. "Es un niñito", dice la influencer al teléfono, que en su cuenta de Instagram (@rubiayguachaca) escribió"demasiado feliz con mi regalo de Navidad".

-La escucho muy feliz, Javiera.
-Siempre había querido ser mamá, era el sueño de mi vida. Todos los que me conocen saben ese dato. Yo a los 17 años ya soñaba con ser mamá y quizás por eso empecé a tener animalitos como gatitos, conejitos, perritos y hasta pollitos. Ninguna noticia me ha hecho tan feliz y, para mí, es como un milagro.

-¿A qué edad comenzaron las ganas serias de ser mamá?
-Esas ganas locas de ser mamá comenzaron a los 32 años. Muchas veces me dije a mí misma que si no llegaba nadie quería ser mamá de todas formas. Yo aún soy joven, pero sí empecé a sentir que estaba un poco contra el tiempo, que los años pasaban volando y que la vida se te viene un poco encima. La pandemia también provocó, al igual que para muchos, que me preguntara de qué manera quería realizarme en la vida. Diciendo eso, hay cosas que no se piensan, ni se planean. Hay personas que pasan una vida entera buscando un hijo y no lo logran, y por lo mismo siento una tremenda fortuna.

-¿Cómo se enteró que estaba embarazada?
-Jamás me sentí mal, pero lo único que me llamó la atención fue que un día me desperté un poco mareada. Estaba en la playa y tenía un asado ese día, pero estaba tan cansada que no me levanté de la cama. Tenía mucho, pero mucho sueño. Mis perros se quedaron conmigo y no querían salir a pasear. Los perros sienten todo. Ya en Santiago, fui al médico. Cuando me enteré que estaba embarazada fue un impacto hermoso.

-¿Ya tiene pensando un nombre?
-Eso me tiene la cabeza media enredada porque siempre pensé en nombres de niñita. Yo creo que seré una de esas mamás que ven a su hijo a los ojos y recién ahí saben el nombre.

Javiera Acevedo prefiere mantener en privado la identidad del padre de su hijo. "Fue un amor que comenzó en pandemia", admite. A revista "Velvet" entregó los siguientes detalles: "Cuando se relajaron las medidas de confinamiento conocí al padre de mi hijo por un amigo en común. Un día llegó a mi casa y la conexión fue inmediata. Jamás imaginé conocer a alguien en estas circunstancias, pero siempre me he dejado sorprender por la vida. Este hijo es fruto del amor en pleno caos". La entrevista completa saldrá en la edición de enero de "Velvet".

-¿Tomaron la decisión en conjunto?
-Él no es de este mundo (no es conocido) y por lo mismo lo quiero respetar a él, a su familia y a mi guagua. Nosotros lo conversamos y él es súper piola. Quiero proteger a mi entorno porque si estamos o no estamos, si somos o no somos, todas esas cosas pueden ir cambiando en el camino. Es todo muy reciente. Lo que sí puedo decir es que tenemos una relación basada en la confianza. Él es un súper buen hombre y será un gran papá. Hablarlo me da pudor porque ahora debo pensar en mi guagua. Si estuviese hablando sólo de él o de mí no importaría, pero en esta pasada me quiero enfocar en mí y en mi guagua que hoy es mi gran amor.

-¿Qué le dijo su familia?
-Imagínate están chochos porque yo soy la guagua de la familia. Lo chistoso es que la cuadra completa está esperando guagua y en algún momento una vecina que estaba embarazada me dijo ten cuidado, porque donde hay dos, hay tres y donde hay tres, hay cuatro, yo no sabía que estaba embarazada así que me reí.

Click para comentar