-->

Escribe y presiona enter

Eric Javits, pareja de Di Mondo: "Él motivó a otros a hacer el trabajo"

On
Eric Javits, pareja de Di Mondo

Eric Javits (64) es directo desde el comienzo: "Sin la fuerza de la naturaleza de Di Mondo, su creatividad y estilo de marketing, habilidades organizativas y espíritu positivo, la supervivencia de la empresa no habría sido posible".

El diseñador -que estudió escultura y pintura en Rhode Island School of Design- vive uno de los momentos más complejos de su compañía desde que comenzó hace 35 años (ver página 35). La pandemia afectó, sí, pero el sombrerero admite otro problema: "Soy una persona y propietario de un negocio que se aferró por error a sus empleados durante demasiados años, gente que ya no servía al bien del negocio o que se aprovechaba".

-¿Podría ahondar en esa declaración, Eric?
-Todo quedó bajo escrutinio debido a la pandemia y a la disminución de los negocios. Debido a estas circunstancias extremas, todo se vio obligado a cambiar. Fuerzas más allá del control de cualquiera desencadenaron ese cambio y se revelaron muchas cosas previamente ocultas. Fue como la limpieza más profunda de toda mi vida. El mundo entero aún no ha salido de esta crisis. Todos somos un microcosmos del panorama general. Nadie está exento de los efectos de esta pandemia de una forma u otra.

-¿Qué opina de la intervención de Di Mondo?
-Diría que detrás de esa extraordinaria y mágica creatividad hay un pensador estratégico con la capacidad de implementar un plan de acción organizado. Di Mondo motivó a otros a hacer el trabajo e intervino para salvar mi negocio. Es como si la pandemia hubiera paralizado la mente de todos y, como resultado, quedaron literalmente inmovilizados. Di Mondo hizo que todos (el resto de la gente que trabaja en la compañía) se despertaran y se comportaran de manera más responsable ante la crisis. Aquellos que se negaron, no fueron efectivos, no respondieron o no pudieron producir, tuvieron que ser despedidos.

-¿Cómo le afectó a usted en lo personal?
-No soy una persona que abrace el cambio radical. Como muchas otras personas, al principio me siento incómodo, incluso cuando sé que el cambio puede generar algo mejor a largo plazo. En nuestra relación de 15 años, Di Mondo me ha influido y me ha ayudado a ver un enfoque diferente, uno que quizás no haya considerado o que sentí que no podía hacer. Esto es muy saludable, especialmente durante estos tiempos difíciles. En retrospectiva, hemos sido a la inversa el catalizador del otro para un crecimiento personal positivo.

El fashionista asegura que "a lo largo de mi vida he aprendido muchas cosas que me han ayudado a enfrentar este desafío. Uno no puede congelarse ante un problema, por el contrario lo tienes que absorber, analizar y reaccionar. Readaptarse es clave en un mundo normal, pero en pandemia ha sido crucial; te adaptas o te mueres". Regresemos a Eric Javits.

-¿Cuál es su reflexión de estos tiempos tan inciertos?
-Siempre me consideré el hombre más afortunado del mundo por despertar cada mañana y poder hacer lo que amo. La verdad es que cada día es realmente una batalla. Nada se vuelve más fácil, pero así es la vida. Esa es mi verdad. Cuanto más uno evoluciona, más difíciles son las lecciones. Pero me siento muy bendecido por tener esta segunda oportunidad y un nuevo comienzo. Aunque quedan muchos riesgos, es un momento muy emocionante para navegar y enfrentar todos los desafíos.

Click para comentar