-->

Escribe y presiona enter

Tonka y Raquel Argandoña organizaron regado almuerzo

On
Tonka y Raquel Argandoña organizaron regado almuerzo

Los temas que abarcaron el martes en el "Bienvenidos" eran medio densos: debate sobre la aprobación del 10 por ciento de las AFP y una entrevista con Carolina Leiva, más conocida como la Scarlett Johansson chilena. Para sacudir la jornada, todo el equipo del matinal de Canal 13 se juntó por primera vez este año en un almuerzo.

La idea vino justo en un momento en que el rating matinal está beneficiando más a "Contigo en la mañana", de Chilevisión. "Bienvenidos", en lo que va del año, promedia 5,9 puntos, el programa de Julio César Rodríguez y Monserrat Álvarez lidera con 7,7 puntos, "Mucho gusto" (Mega), 6,4 y el "Buenos días a todos", de TVN, va cuarto con 5 unidades.

Las organizadoras oficiales de la reunión fueron Tonka Tomicic y Raquel Argandoña. Esta última comenta que "fue una invitación mía y de la Tonka para el equipo. Elegimos el restaurante El Bohio (del Sheraton) porque siempre nos han atendido muy bien".

El encargado de hacer realidad el encuentro fue William Geisse (@william_geisseoficial), productor de eventos del hotel Sheraton, quien les preparó un lugar especial cerca de la piscina a los rostros matinales como Amaro Gómez-Pablos, Polo Ramírez, el abogado Patricio Mendoza, el periodista Andrés Caniulef y todo el equipo de producción. "Estaban con una súper energía. Más que un almuerzo, parecía un paseo de final de curso, súper desordenados y felices. Contaron chistes cochinos, cantaron canciones francesas con la cantante Silvia Lobo y bailaron con el acordeonista Sergio Polansky", cuenta Geisse.

Cuando recibió la invitación, Polo Ramírez dijo altiro que sí: "Hace mucho tiempo no nos juntábamos. Nos hacía falta estar relajados. Fue un momento muy agradable, con tallas y una conversación de un grupo de amigos".

Llegaron pasadas las 14 horas y, según detalla el productor, "comenzaron con unos ceviches de salmón, de fondo carnes a la parrilla, remataron con un surtido de postres y fruta y mucho, pero mucho espumante".

Amaro reconoce esto último: "Estuvo bien reído y bien regado. Había mucha champagne, vino blanco y tinto. Yo me comí una entraña que estaba muy buena". -¿Es cierto que bailó pasodoble, Amaro?
-Un poquito, no hace mal de repente.

-¿Qué le pareció esta junta de equipo?
-Fue un almuerzo de absoluta camaradería en un ambiente distendido, relajado. Más que hablar de pega, uno habla de anécdotas personales, de temas más cotidianos. También creo que fue una operación de chantaje para que yo me ponga con la sangría y una paella que tengo que hacerles.

-Dicen que es bueno que se junten los compañeros.

-Genera una unión, una sensación de hermandad, de familia laboral. La verdad, también fue un momento muy oportuno para hacerla.

Click para comentar