-->

Escribe y presiona enter

José Miguel Insulza: "Hay un cierto desdén por la tercera edad en general"

On
José Miguel Insulza

Cuenta el senador José Miguel Insulza que, a pesar de que hay solo un pasillo de por medio entre la Cámara de Diputados y el Senado, el clima entre ambos lugares no es el mismo. "En el Senado el ambiente es tenso, pero aún prima el respeto, con pocos conflictos personales", dice el integrante de la Comisión de Ética y político socialista de 77 años, a quien el miércoles pasado la diputada humanista Pamela Jiles mandó a "cambiarse los pañales", luego de que el senador deslizara la señalara como ejemplo de una ola de populismo que recorre el mundo.

Hace un tiempo el alcalde de Recoleta, el comunista Daniel Jadue, tuvo que disculparse tras afirmar que Insulza padecía de "demencia senil".

Dice el senador que no está para calificar dichos epítetos, porque el problema va más allá de una ofensa personal.

"Yo tengo la suerte de no tener problemas físicos. De repente se me olvida alguna reunión", bromea. "En la política no hay nadie más responsable que los adultos mayores. Nos informamos, votamos, entonces claro que molestan esas ofensas. Que se diga que una persona adulto mayor no está calificada es doloroso. Pero eso hace el populismo. Es inescrupuloso. Hasta hace algunos años atrás se hablaba de lo políticamente correcto y ahora eso está negado. Hoy se critica lo políticamente correcto", acusa el hombre que comenzó su carrera política antes de los 18 años y fue secretario general de la OEA entre mayo de 2005 y mayo de 2015 (fue el segundo chileno en ocupar dicho cargo; Carlos Dávila ha sido el primero en 1954).

-Senador Insulza, ¿qué reflexión hace usted del trato despectivo a un senador adulto mayor?
-Creo que esto sucede porque hay una cierta apelación a los cambios generacionales y un gran menosprecio por el aporte que la gente de tercera edad puede hacer a la sociedad. Hay un cierto desdén por la tercera edad en general y eso me parece trágico. Hay muchas familias en Chile que tienen a familiares con problemas de demencia senil y físicos, por ejemplo, y resulta impropio descalificar con eso. Pero a lo mejor eso da popularidad.

- ¿Cuál es el límite entre legislar a favor de la gente y el populismo?
-La línea no se traza en las ideas. Yo estoy a favor del retiro del 10 por ciento, pero también estoy a favor de informar que esto es pan para hoy y hambre para mañana, y que le causa daño a las pensiones de la gente. Pero claro, las personas necesitan su plata. Es aceptable que si las soluciones no las trae el gobierno, las personas tengan que meterse la mano al bolsillo, pero es doloroso. No se debe festejar como una súper solución.

-¿Por qué cree que el populismo se ha tomado las discusiones del Congreso?
-El populismo tiene aspectos atractivos para gente que precisamente no se preocupa de la política. Tiene tres características bien claras: que las soluciones están en 1 5 minutos, que la culpa siempre es de otros y que se debe descalificar al adversario. Es cosa de mirar a Donald Trump, que le tiene apodo a cada uno de sus rivales políticos. "El Dormilón Biden", "La Pocahontas" a la senadora (Elizabeth) Warren. Menospreciar e insultar atrae a un sector de la población que esta molesta.

-¿Usted ve eventualmente alineado a su sector detrás de Pamela Jiles como una candidata presidencial?
-No creo mucho en las encuestas presidenciales el año antes de la elección. Yo tengo la esperanza de que la coalición de la cual formo parte (Unidad Constituyente) abra una candidatura de centroizquierda. No excluyo a nadie, pero Chile necesita a alguien que concite una salida hacia adelante.

-¿Y por qué aún su sector no ha logrado levantar un liderazgo popular -no populista- que concite un camino menos confrontacional?
-Yo creo que, por ejemplo, el liderazgo de Bachelet pasa una vez por siglo y quizás no vuelva a ocurrir. Creo que lo que necesita Chile es un liderazgo racional, no enfocado en una persona sino en un proyecto. La política tiene que volver a ser un proyecto colectivo.

-Senador, ¿qué cree que hubiese pasado si un hombre le hubiese dicho a una mujer en el Congreso lo que Pamela Jiles le dijo a usted?
-Creo que algo así tiene que ser igual de indignante para ambos lados.

Click para comentar