-->

Escribe y presiona enter

On
Habla el hermano doctor de Titi García-Huidobro

De entrada, Gabriel García-Huidobro (43) se alegra de que esta entrevista no sea televisada. "No me gusta mucho el tema mediático. Me da como vergüenza. Ella tiene el don de la palabra, a mí no me sale tan fluido", admite el hermano menor de Titi García-Huidobro (48), traumatólogo de la Fundación Arturo López Pérez (FALP) y de la Clínica Indisa (estudió medicina y veterinaria en la Universidad de Chile, aunque nunca ejerció la segunda carrera).

El doctor -dedicado a la oncología ortopédica, es decir, a los tumores óseos- debutó en lo que por estos días sería lo más cercano a un estelar, hablamos obviamente de un Live de Instagram. "Me costó que me dijera que sí. No le gusta la tele, le da vergüenza. Los nervios lo tenían espantado, pero al final salió súper bien, se relajó y resultó entretenido", explica la locutora de radio Pudahuel, quien entrevistó a su hermano en el programa "Consultorio de la Pudahuel", espacio donde todos los miércoles, a las 19 horas, un invitado responde las dudas del público, es decir, las preguntas de los seguidores de la radio.

-¿Le gustó la experiencia, Gabriel?
-Sí, y parece que a la gente le gustó. Antes tenía 200 seguidores y ahora más de mil (al cierre de esta nota tenía 1.446 en su cuenta @dr.gabrielgarciahuidobro). Lo único extraño fue que entre nosotros (con Titi) nos tratamos de usted , siempre ha sido así y no tengo claro por qué ni cómo surgió. Sabemos que para el resto eso puede ser raro, así que en el programa nos tratamos de tú y eso para mí fue peculiar, jajajá.

-Parecen una familia muy formal, Titi.
-Mi papá nos acostumbró así. El nos trataba de usted a nosotros, sus hijos. Cuando los hermanos nos peleábamos, que pasaba muy poco, era como iusted es un desgraciado! Peleábamos con respeto, bien raro, jajajá.

-Pregunta para ambos: ¿Tienen algo en común?
-G.G-H.: Ella arriba del escenario cambia completamente porque en la vida real no es florerito de mesa. Es muy introvertida y cuesta sacarle las cosas. En ese sentido somos muy parecidos. A mí siempre me ha gustado la música, toco guitarra y canto. Cuando me subo arriba de un escenario, como ella, me pongo rockstar, pero soy introvertido.

-T.G-H.: Es verdad...Y canta súper bien. Algo que él no te ha dicho es que cuando chico me negaba, decía que yo no era su hermana.

-¿Es verdad eso, Gabriel?
-Sí, lo hice hasta el primer año de la universidad. Decía que la Titi no era mi hermana porque me daba plancha. No por ella, sino porque tú sabes cómo son los amigos poh, empiezan a echarle el ojo, así que la negaba para evitarme el problema. Después se enteraron y más de uno le echó el ojo, pero que yo sepa no pasó nada.

El traumatólogo, quien además es vicepresidente de la Sociedad Latinoamericana de Tumores Musculoesqueléticos (SLATME), asegura sacarse el sombrero por su hermana por "asumir responsabilidades que no le correspondían para su edad".

-¿A qué se refiere, Gabriel?
-La Titi comenzó a trabajar y a ganar plata desde chica, desde la época del Miss 17. Cuando la familia estuvo mal económicamente después de la muerte de mi papá (murió en 1997, cuando él tenía casi 20 años y Titi, 25) ella se hizo cargo de la familia y eso es notable. Otra persona de su edad se hubiese gastado su plata en viajes o en ropa, pero ella fue súper aperrada. Incluso me pagó la carrera los primeros años.

-Qué gran gesto, Titi.
-Tal como él no se ha olvidado que cuando pude yo lo ayudé, él ahora me ayuda a mí cuando necesito cualquier cosa, ya sea algo económico o apoyo. Es un gran amigo y un gran hermano.

Click para comentar