-->

Escribe y presiona enter

El kit para reparar las grietas de la casa sin llamar al maestro chasquilla

On
El kit para reparar las grietas de la casa sin llamar al maestro chasquilla

Considerando que vivimos en un país sísmico, la existencia de grietas de diverso tamaño en las estructuras construidas a lo largo de Chile es pan de cada día.

Sin embargo, las fisuras o grietas que aparecen en los muros se deben en la gran mayoría de los casos a la naturaleza del hormigón que se usa en la construcción.

"Hay que entender que el hormigón armado funciona agrietado. Siempre tiene fisuras", aclara Cristián Delporte, past president de la Asociación de Ingenieros Civiles Estructurales y gerente general de Delporte Ingenieros.

"Muchas veces vemos fisuras que son producto de la retracción que tiene el hormigón. Lo que uno trata de hacer es que las fisuras se distribuyan a lo largo del elemento para que sean pequeñas, pero a veces se concentran en un lugar, lo que no significa que esté fallando ni que haya un problema estructural", agrega Delporte.

Problemas

Distinto es el caso de las grietas que reflejan problemas estructurales en la edificación, como explica Jorge Bravo, académico del departamento de ingeniería en gestión de la construcción de la Escuela de Ingeniería Civil en Obras Civiles de la Universidad de Talca.

"Esas ocurren porque la estructura está sufriendo cargas que podrían superar lo considerado, cediendo", agrega.

¿Cómo saberlo? Un truco práctico lo entrega el profesor: el puente de yeso.


"Se pone un poco de yeso con una espátula sobre la grieta para que se seque y se endurezca. Como la grieta estructural se genera porque hay un movimiento imperceptible. Si ese puente de yeso se rompe al paso de unos días, significa que es una grieta estructural, pues va creciendo", describe Bravo.

Lo otro es fijarse en el lugar de dónde viene la grieta y si en ese lugar hay deformaciones en la estructura. "Si a una loza le pongo mucha carga encima, ya sea con un mueble enorme o muchas cosas adentro, y el piso no está pensado en eso, ahí puede generar un problema mayor", agrega Delporte.

A eso se suma la pérdida de material a partir de la grieta y el que el grosor sea mayor a 0,5 milímetros. En estos casos, es importante consultar a un especialista, aunque todos concuerdan que, sea cual sea la grieta, todas se puede arreglar. Las estructurales por los especialistas, y las estéticas por los dueños de casa.

¿Cómo arreglar la grieta?

En la foto está todo lo necesario para arreglar una grieta en casa, según Andrés Germal, jefe de Línea Construcción de Sodimac.

"Primero se debe limpiar la superficie con una brocha sacando polvo, mugre o sedimentos de papel, incluso sedimentos que queden en el interior", advierte Germal.

Si la grieta es profunda, se debe rellenar el interior con el sellador el que debe ser aplicado con pistola calafatera.

Acá es cuando se separan los niños de los adultos: si se fija en la foto, hay dos tipos de materiales que se pueden usar en esta reparación: pasta y cinta Junta Plac o mortero de reparación. La diferencia la explica Germal, de Sodimac.

"Junta Plac es un material elástico. Cuando la grieta ocurre por sismos va a moverse en el futuro. La idea es que la reparación permita el movimiento sin romper el parche", dice.

Este material se recomienda para tabiques, construcciones livianas y grietas menores. Se aplica primero la masa y después la cinta arriba de la masa con la espátula, preocupándose de que quede parejo.

¿Y el mortero? Este se ocupa en grandes grietas en hormigón. Es necesario mezclarlo en el balde concretero y luego se aplica con la espátula mediante el platacho.

En ambos casos, Germal recomienda humedecer la superficie antes con un atomizador.

"Al estar seca no genera adherencia. La idea es humedecer la superficie para que se adhiera mejor el material", explica.

Lista la reparación y seca la masa, se aplica lija para emparejar, se pinta y listo. Al menos hasta el otro sismo.

Click para comentar