-->

Escribe y presiona enter

El error que juntó a Roberto Cox con su polola

On
Roberto Cox con su polola

Del frío de Filadelfia al calorcito de Miami. Del reporteo en las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos al ocio. De andar para todos lados con un camarógrafo a estar junto a su polola desde hace un año. Así fueron los cambios que vivió en las últimas semanas Roberto Cox. El periodista de Chilevisión pasó del trabajo al relajo con su pareja, Guinevere Serrot, una modelo argentina y socia de la marca de bikinis Mala (@bikinismala), a quien conoció por un "afortunado error".

En septiembre del año pasado, Roberto recibió en su departamento a Gerardo, un amigo argentino y eso tuvo consecuencias en su vida amorosa. La historia parte así: "Él es representante de una marca de yerba mate y tenia que presentarse en una feria de comida, en Espacio Riesco, así que yo lo alojé y lo acompañé un día. Allá estaba Guini haciendo una promoción para otra yerba mate. Cruzamos miradas, pero no hablamos".

-Yaaaaaa.
-Dos días después con este amigo fuimos a la inauguración de la disco La Rubia, en Vitacura y estaba ella.

-¿Ahí le habló?
-No, nos sacamos una selfie con mi amigo, pero su teléfono tenía chip argentino, así que la única forma de mandármela en ese momento era por Airdrop, el sistema de los iPhone. Me dijo "te la voy a mandar" y cuando se conectó había dos teléfonos que se llamaban "iPhone", el mío se llamaba iPhone, así que se la mandó a uno de esos, pero nunca me llegó.

-Ya ¿pero la chiquilla?
-Al minuto aparece Guini y nos dice: "¿Se puede saber por qué ustedes me mandaron esta foto, de ustedes, a mí?". Yo le dije: "Perdón, mi amigo trató de mandármela a mí, pero te llegó a ti", y ella me preguntó: "¿Tú estabas en la feria de comida?". Yo le respondí"sí, yo te vi". Y ahí empezamos a hablar, así nos conocimos.

-Gran jugada la de Gerardo.
-Hasta hoy ella tiene la duda, dice que fue premeditado, pero te juro que fue una coincidencia gigantesca. Fue sin querer.

-Mmm... ¿y cómo lo pasaron en Miami?
-íbamos a ir a Hawai, porque en las vacaciones intento ir a lugares que no conozco, pero como el trabajo de las elecciones se alargó, al final nos quedamos en Miami. De los siete días nos tocaron cinco nublados y dos de sol.

Click para comentar