-->

Escribe y presiona enter

Christianne Balmelli cuenta cómo es volver a ser mamá a los 40

On
Christianne Balmelli cuenta cómo es volver a ser mamá a los 40
Christianne Balmelli (41), la joven rubia y chinita que fue Miss Chile en el 2001 y que muchos recuerdan por su trabajo como modelo en el "Venga conmigo" y chica del tiempo en Chilevisión, ya tenía su vida familiar resuelta. Después de trabajar 1 5 años en televisión y en eventos como modelo, hace cinco que no está en la tele y desde el 2018 es dueña de casa. Casada y con sus hijos, Nicolás (12) e Ignacio (1 0), en la preadolescencia, en su hogar ya todos eran independientes y ella gozaba de cierta libertad, pero llegó Valentina, hoy de un año y un mes, y destrozó el esquema.

No estaba en los planes. Si bien hay familias donde se busca el "conchito" o la niña cuando los hijos son sólo varones, ese no fue el caso de Christianne y su marido, Erico. "Yo no quería más, con estos dos (hijos) estaba lista, ya estaban grandes, me había olvidado de los pañales hace mucho rato y de repente me encontré con esta sorpresa, que no estaba para nada planificada. Esta chiquitita llegó a revolucionar toda la casa", confiesa Balmelli.

El tiempo pasa. Cuando a Christianne se le pregunta si fue complicado volver a los pañales, su respuesta es clara: "Guaaaau. Es fuerte". Luego de eso se explaya: "Uno no tiene la misma paciencia de antes, no me acordaba de las despertadas en la noche, tres, cuatro o cinco veces por la papa, el pañal u otra cosa, y uno queda bastante más cansada. Tener una guagua a los 40 no es lo mismo que a los 28. Es heavy".

Lo más duro. "Las levantadas en la noche es lo más complicado. La Valentina despertaba muchas veces en la noche y en un minuto llegué a tener tanto sueño que llamé a mi mamá y le dije por favor ¿te puedes encargar de ella hoy? Porque necesito dormir , estaba mareada, a ese nivel de sueño, no estaba durmiendo nada. El sueño fue lo más complejo (con la nueva guagua)".

Volver a empezar. Christianne asegura que la sensación de tener que comenzar nuevamente una labor que ya parecía a medio camino también es un tema. "Es un poco fuerte porque la libertad, a la que ya estabas acostumbrada, se termina. Ahora hay una cosa chica que depende de ti y hagas lo que hagas tienes que ir con ella (...) Hay que entender que tienes una guagua de nuevo y que ya no tienes la misma libertad de antes. Eso es complicado".

Avances y pandemia. "La tecnología cambió. Los pañales tienen otro sistema, ahora se suben como calzones. Antes tenías que perseguir al cabro chico para abrochárselo, por lo menos ahora eso es más fácil. Hay chupetes que se iluminan, mamaderas que te dicen cuántos grados tiene la papa, eso facilita la pega. Además, la pandemia me ha ayudado un poco, porque estamos todos encerrados, hay más manos en la casa para que me ayuden".

Chochera en tiempo de Instagram. "Lo rico fue poder chochear todo el embarazo, subí fotos de todas las semanas a Instagram (@cbalmelli), de como crecía la guata, las ecografías, me dediqué a comprar ropa, a arreglarle la pieza, lo que no hice antes. Yo creo que lo disfruté más porque en el primer embarazo están las aprensiones, el miedo, eso ya está superado fue puro disfrute (...) si ella hubiese nacido pegada a los otros quizás hubiese sido un niño más, hoy es la princesa de la casa, todos vivimos por ella y cambió la monotonía de tener niños grandes. Te devuelve la vida y me gustó que rompiera la rutina".
Christianne Balmelli

Click para comentar