-->

Escribe y presiona enter

Waldo Ponce se luce con sus lámparas: "Me gusta el minimalismo"

On
Waldo Ponce se luce con sus lámparas
Waldo Ponce (37) llevaba un par de semanas encerrado en su casa por la cuarentena cuando empezó a experimentar ciertos problemas en los ojos. "Veía todo borroso y me asusté, así que fui al oftalmólogo", admite el ex zaguero de la Roja, la U y Wolfsburgo, entre otros equipos.

-¿Y qué tenía en los ojos finalmente, Waldo?
-Le dicen "el asco" en el mundo de la soldadura. Pasa por estar soldando muchas horas al día, como es un trabajo tan minucioso.

El otrora defensa aprovechó el tiempo en casa para incursionar en algo que siempre quiso, pero nunca pudo: la soldadura. Él ocupa la técnica específicamente para construir lámparas decorativas y muchas de sus obras fueron elogiadas luego de ser publicadas en sus redes sociales.

-¿Cómo nace la idea de hacer lámparas?
-Con todo lo que está pasando tengo mi taller de autos (WM Servicios) cerrado. Me traje la máquina soldadora, agarré unos pedazos de fierro y me lancé. He ido instruyéndome gracias a los consejos de amigos y tutoriales de YouTube. Es entretenido y ayuda a despejar la cabeza. Siempre me gustó lo creativo, la decoración, el diseño. En la tele veo puros programas de remodelación de casas, ni pesco los canales chilenos.

-¿Le iba bien en artes plásticas en el colegio?
-Me subía el promedio, jajajá. En la casa ayudo a mis hijos con las tareas de ese tipo. Y también tengo mi línea de zapatillas (ar3a.cl) donde diseño y hago los modelos yo mismo.

Ponce dice que tarda un día en hacer una de sus obras y describe brevemente el proceso. "Algunos fierros los corto con sierra circular y luego les saco los hilitos que quedan. Tengo una soldadora en arco y con una varita se va fundiendo el metal con el calor. También hago el cableado, compro el enchufe, interruptor, etcétera. Otras lámparas pasan por pintura o antioxidante dependiendo del diseño", explica.

-¿Y cómo le ha ido con las ventas?
-He vendido dos, nomás. En realidad, no lo veo como negocio, las hago porque me entretengo y para regalar a mi familia.

-¿Cómo definiría su estilo artístico?
-Me gusta el minimalismo, no tan recargado. Colores sobrios y cosas que finalmente sean útiles. El valor de estas lámparas finalmente es que es imposible hacer otra igual porque no voy a tener el mismo pedazo de fierro.

Estética industrial bien depurada

Uwe Rohwedder es director de arquitectura de la Universidad Central y quedó sorprendido con las lámparas de Ponce. "Hay algo de minimalismo en el sentido de que es una sola pieza sujeta la ampolleta y también hay un segundo gesto que es la decoración. Con esos dos elementos genera una atmósfera luminosa", dice el académico. César Gabler, artista visual y crítico de arte, también tira flores. "Son interesantes. Más que minimalismo encuentro que tienen algo de constructivismo ruso (movimiento nacido en 1917 y en el que predominan figuras geométricas y lineales). Me recuerda a autores como El Lissitsky o Vladimir Tatlin. También se parece a los experimentos de luz de Laszlo Moholy-Nagy. Sus lámparas tienen una estética industrial bien depurada, están bien resueltas", dice el experto.

Click para comentar