-->

Escribe y presiona enter

▷ Camila Anich cuenta cómo bajó la cintura después del embarazo

On
Camila Anich cuenta cómo bajó la cintura después del embarazo
La ingeniera comercial Camila Anich (29) notó que, desde el verano, comenzó a recibir crecientes consultas en su Instagram sobre cómo recuperó la figura después del embarazo.

La señora del periodista Mario Mauriziano tenía una cintura de 61 centímetros, antes de quedar embarazada, y ahora, cuando su hija Jacinta tiene 9 meses, luce 63 centímetros. Durante el proceso de gestación llegó a pesar 69 kilos -pesaba 56-, y ahora está en 53, para una altura de 1,64 metros.

"Me preguntan mucho mujeres que están embarazadas y las que fueron mamás hace poco sobre cómo reducir la cintura. Las consultas son entre 10 a 15 por los stories que publico en relación con el tema. Son números aproximados, porque no llevo la cuenta", explica.

-¿Y qué les responde?
-Les cuento mi experiencia, las trato de motivar con el deporte y la alimentación sana, aparte de compartirles las sensaciones que viví en el embarazo. Las mujeres se interesan en saber qué como, las cantidades y los horarios. Mi recomendación es lograr una mezcla de 70% de alimentación y 30% de deporte.

-¿Cómo lo hace con la alimentación?
-A lo largo de mi vida he ido a nutricionistas y leo mucho sobre el tema. Con todo eso hago un mix y voy variando. En proteínas mi peso lo multiplico por dos. Ejemplo: 53 kilos = 106 gramos de proteínas diarias. No bebo alcohol, pocos lácteos, mucha jalea light de postre y fruta limitada, solo berries, porque me gustan. Consumo cinco comidas diarias, con pollo, carne, huevos, pescado, ensaladas y carbohidratos limitados. A las ocho tomo desayuno; a las 11, batido de proteínas; a las 14, almuerzo; a las 17, té y a las 20, cena.

-¿Hace algún desarreglo?
-Los fines de semana me salgo de la dieta, pero con responsabilidad. Ahí consumo tortas, chocolates o helados. Suprimí, definitivamente, las bebidas gaseosas. Siempre fueron mi perdición, pero aunque sean Zero, en mi caso, empeoran la celulitis. Dedico mucho tiempo a cocinar cosas ricas, pero con ingredientes sanos. Sin azúcar, con harinas de avena, coco y almendras. Endulzo con alulosa, azúcar de coco, tagatosa o dátiles. El chocolate tiene que ser al 70% de cacao, como mínimo.

Anich siguió su vida normal desde que supo que esperaba un hijo. Todo igual con la alimentación y las horas de descanso, pero en el sexto mes tuvo que cambiarlo todo. "Sufrí una pubalgia tremenda (dolor en la zona del pubis y parte interna de la pierna). No sé si me excedí con los entrenamientos. Ahí cambié totalmente la forma de vivir el embarazo. Me relajé con las comidas y reduje mis ejercicios en 50%. En los tres meses que me faltaban para el parto, dupliqué los kilos que había subido. Pasé de seis a 13 kilos. Ahí nació la Jacinta que es una exquisita. Dice papá, mamá. Ella es mi vida entera", afirma.

-¿De qué manera retomó los entrenamientos?
-Después de su nacimiento, volví de a poco. Al mes hacía algo de cardio y a los 40 días, cuando me dieron de alta, comencé con trabajos de pesas, con mi entrenador, Igor Huanquel, con quien trabajo hace cinco años.

-¿Hace ejercicios todos los días?
-Mi rutina se limita a tres días de pesas y uno de cardio. Hago mucho spinning y natación, algunas veces. Con eso me mantengo. Cuesta en esos días de frío y más porque lo hago en la mañana temprano.

Click para comentar