-->

Escribe y presiona enter

▷ VER Cristián Arriagada: Del Dolor al Poder Interior

On
Cristián Arriagada
Más de 30.000 personas ya han visto en Instagram la charla "Del Dolor al Poder Interior", publicada hace un tiempo por Cristián Arriagada. El auditorio virtual del cirujano plástico, viudo de Javiera Suárez, había estado en Los Ángeles, la capital de la provincia del Bío Bío, como parte de las actividades por su aniversario 281.

Arriagada cuenta en esa charla, desde una perspectiva científica adobada con historias de su vida personal, los beneficios del optimismo y cómo encontrarle un sentido y propósito a la vida. El médico ya lleva unos seis meses haciendo estas exposiciones, pero la de Los Ángeles resultó ser la más masiva.

Aunque él es miembro del directorio de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica, esa labor y su consulta profesional ahora se encuentran paralizadas. Así que por ahora está en cuarentena junto a su hijo Pedro Milagros, de 3 años, y a su perro Bartolo, de raza Whippet.

"Lo que propongo en la charla es una mirada más real o cercana de lo que es el optimismo o pensamiento positivo y de sus beneficios demostrados. Pero además se plantea como una opción, como una manera voluntaria o consciente de experimentar la vida. Todos entendemos que esto es difícil, y que en situaciones de estrés como la actual, más complejo aún. Lo interesante es que nuestra experiencia con Javiera fue en el contexto del cáncer. Para mí, formado en la escuela más tradicional de medicina, todo esto era súper desconocido", admite Arriagada (@drcristianarriagada en Instagram).

-¿Qué aprendió?
-Lo que aprendimos es que en los momentos más límites de la enfermedad es cuando más hacía sentido buscarle un lado positivo, una enseñanza, un valor al sufrimiento, al dolor y a la incertidumbre: eso nos ayudó mucho a vivir con el cáncer. Lo que busca la charla es invitar a darle una oportunidad y mirar lo que nos pasa en la vida de una manera más positiva, no ingenua ni desinformada, pero sí más optimista y más responsable. Personalmente, lo vivo como pequeñas metas día a día, tratando de proponerme propósitos a corto plazo y manteniendo una cierta rutina diaria; igual que todos, tengo días mejores y otros más difíciles.

-¿Cómo ha sido esta cuarentena para usted?
-Al igual que para todos han sido meses complicados, de mucha incertidumbre y que nos han obligado a cambiar toda nuestra estructura diaria. Tenemos la suerte de que no nos falta comida ni techo y eso sin duda que da mucha paz; no me puedo imaginar lo difícil que debe ser vivir esto en condiciones más al límite.

-¿Tiene alguna rutina?
-Desde el comienzo de la cuarentena decidimos armar una rutina diaria, con horarios para actividades y comidas. Esto es esencial, sobre todo para Pedro; la rutina le ha ayudado mucho a estar contenido y mantener una estructura que le entregue seguridad. Para mantenernos activos hacemos algunos ejercicios entretenidos, para que gaste energía. El baile es otra cosa que le encanta hacer, ponemos música fuerte y cada uno hace lo mejor que puede saltando y bailando.

-Usted dice en su charla que al ser padre se encuentra un propósito más claro en la vida.
-Creo que una de las cosas más difíciles para todos hoy es encontrarle un sentido a la vida, un propósito. Mientras más difícil se pone el camino, más compleja es la pregunta, pero más sentido adquiere. Los hijos te entregan una misión y una responsabilidad inmediata que te permite avanzar y dirigir tu energía por el bien de alguien que depende absolutamente de ti. En mi caso, Pedro es la razón más inmediata para levantarme y sonreír todos los días, pero me pasó que me cuestioné mucho el porqué la vida se llevó a Javiera y me dejó a mí acá. Si bien aún no lo tengo resuelto, ni creo que sea una pregunta con una sola respuesta, hoy por hoy me doy cuenta de que lo que me moviliza es ayudar a resolver problemas de las personas, ya sea desde la medicina y cirugía plástica, o desde un lugar distinto compartiendo un mensaje y lo aprendido con los años.

-En su Instagram contó que algo positivo de esta cuarentena ha sido ver de cerca cómo crece Pedro. Y ahora se les viene el Día del Padre juntos.
-Personalmente ha sido un regalo poder pasar tanto tiempo con Pedro. Entiendo que para muchos padres se hace difícil la vida con niños en la casa y lo demandante de mantenerlos al día con las clases online. Yo tengo la suerte de que Pedro es chico y se adapta fácilmente a casi todo. Ha sido increíble vivir estos meses tan juntos todo el tiempo, te permite ser más cómplices y participar de todo su día.

-¿Cómo se las ingenia para entretener y educar a Pedro ahora que los jardines están cerrados?
-Me parece que la clave está en tener horarios y generar rutinas, eso te permite funcionar a ti y le entrega seguridad a los niños. Mi foco no ha sido una educación tan rigurosa ni siguiendo programas online, sino que más bien generando espacios de juego y creatividad. Hemos pintado, dibujado, visto películas, bailado, jugado con legos e imanes... Yo creo que mientras te vean bien a ti, los niños van a estar bien. También hay que entender que se pueden estresar en el proceso, y es normal. Hay que estar pendiente, acercarse a ellos y darles contención.

Desde el minuto 15:30

Click para comentar